martes, 6 de julio de 2010

Ventajas de estar calvo

Son tantas, que no sé por dónde empezar:
1. El calvo no tiene que teñirse las canas.
2. No tiene por qué domar con fijata, planchas, alisadores o tijeras ese rizo indómito que le estropea el peinado ni tiene que resoplar hacia arriba cuando el flequillo le tapa los ojos.
3. No se despeina cuando se toca con el sombrero, cuando pasa bajo el follaje de un árbol, cuando le tocan la cabeza, cuando le dan un magreo o cuando se quita y se pone el jersey.
4. No gasta en secador ni en champú ni en suavizante ni en peines ni en lociones anticaspa o antipiojos.
5. Deja de angustiarse para siempre de la caída del cabello.
6. Se hace una idea muy aproximada de cómo será su calavera dentro de unos años.
7. Se le ven las cicatrices de las pedradas que recibió de niño. Si dice que son heridas de guerra o de peleas entre caballeros, liga mucho.
8. Su cuerpo no gasta energías inútiles en producir una maraña de pelo que no sirve para nada. Esa energía que el cuerpo deja de consumir la dedica a otras cosas que sólo los calvos, muy cucos, saben.
9. De noche, se reflejan en la calva las estrellas y por ella resbalan hasta caer por los hombros y el cuerpo en forma de gemas iridiscentes que transfiguran al calvo en un gran hombre.
10. Y al disminuir con la caída del cabello el volumen de la cabeza, parece más ancho de hombros y, por tanto, más fuerte.

Por todo ello, si te estás pensando gastarte el dinero en implantarte pelitos en la cocorota, rápate y gástate ese dinero en una buena cama de roble castellano, de esas que no rechinan por más que la sacudas en buena compañía como una mala bestia.

28 comentarios:

Las hojas del roble dijo...

La principal ventaja del calvo es que no tiene un pelo de tonto.
Un abrazo, Cotta

Calleferia dijo...

Estimado amigo.

Yo, que calvo soy, sólo discrepo en el punto octavo. En invierno echo mucho de menos una mata de pelo para no tener que ir siempre con gorra, gorro o sucedáneo.

Un saludo

Espinelete dijo...

Sólidos argumentos todos. Animan mucho a quien se está quedando calvo. Sólo veo el inconveniente de que queda la calva a merced de los pájaros... En cualquier caso el centro capilar anunciado por la señora en la TV local de la que es usted colaborador no va a darle una medalla, precisamente. Muy cordialmente. Me interesa mucho todo lo que escribe.

El alegre "opinador" dijo...

También tiene sus ventajas que no se te caiga ni un solo pelo... Como a mí. Además no me tiño las canas (tengo el pelo completamente blanco) porque, como dicen las féminas, me hacen más interesante. Je, je, je.
Si lo mejor es contentarse con lo que uno tiene (de pelo) y no darle vueltas al tema.
Lo de las estrellas te ha quedado muy impactante, gran hombre...
Un abrazo.

Blimunda dijo...

Jesús(qué bien que vuelvas) me gusta mucho el número 9 pero discrepo con el 8 porque yo tengo en casa una melena larga y salvaje de Adán que...
En fin, pues eso.
A seguir disfrutando del veranito y que escribas mucho, mucho, mucho.
Besos y Mar!!!

Alejandro dijo...

¡Genial, Jesús!
Que te refuercen bien la cama, que cuando lean la nueve, serán muchas las candidatas que deseen estrenerla.

Los calvos, además, no tienen un pelo de tonto.

Blimunda dijo...

Jesús, (que bueno que regreses). Me mola el número 9 pero discrepo con el 8, yo tengo en casa una melena larga y salvaje de Adán que...
Que disfrutes del verano y que escribas mucho, mucho, mucho.
Besos y Mar.

Anónimo dijo...

Jesús, soy Blimunda pero no hay manera de publicar con mi nombre, no sé qué pasa, en mi blog ocurre lo mismo.
Bueno respecto a lo de hoy, que bueno que aparezcas.
Me mola el número 9 pero discrepo con el 8. Yo tengo en mi casa una melena larga y salvaje de Adán que...

Que escribas mucho, mucho, mucho.
besos y Mar!!!!!!

Anita dijo...

Ok entonces consideraré la calvicie jojo uno gasta mucho en productos para el cabello, cortes y accesorios.

El Naranjito dijo...

Maestro Cotta: A mi barbero no le gustan los calvos, el dice que le gustan las morenas. Yo personalmente tengo la cabeza llena de las ninfas de los jazmines y jamas las disfrazaria.

Olga B. dijo...

Veo que no soy la única que está teniendo problemas con los comentarios hoy, blogger debe tener mucho pelo, jeje.
Bueno, a lo importante: existe la leyenda urbana de que son las hormonas decididamente masculinas las que provocan la calvicie. Mi hermano está muy contento y dice que se está quedando calvo de puro macho. Supongo que a ti te pasa igual, pero no he podido evitar acordarme de aquella foto que colgaste una vez, todo lleno de rizos negros... Los rizos negros de la nostalgia versus la hermosa calva que refleja las estrellas. Cada cosa tiene su encanto, don't worry;-)
muaks.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Si eres calvo es también más fácil quedar en una cita a ciegas; dices que eres calvo y ya está.
Bueno, el que no se consuela es porque no quiere. Bald power.
Saludos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Hojas, esa ventaja no se me había pasado por la cabeza, nunca mejor dicho. Será la undécima. Un abrazo, amigo.

Calleferia, yo también uso gorra y sucedáneos, pero seamos optimistas. Son un complemento simpático para la ropa. Un saludo.

Espinelete, lo de estar a la merced de los pájaros es un inconveniente de estar calvo, pero, claro, como es verano y quiero animar a la gente, he citado sólo las ventajas. Y espero que esta señora no se enfade. Es mejor ser un calvo digno que un hombre acomplejado con peluquín. Un abrazo, amigo.

Alegre, lo del pelo blanco en un hombre joven como usted lo corroboro: a las mujeres les gusta. A usted no le hace falta estar calvo para que le resbalen las estrellas. Las tiene ya en su pelo. Un abrazo, amigo.

Blimunda, ¡tu Adán destroza mi teoría! ¡Si es que los melenudos como Sansón siempre han tenido mucha potencia! ¡Ni se te ocurra cortarle el pelo como Dalila! Gracias por los besos y el mar.

Alejandro, veo que sabes bien de lo que hablo. Tú sí que eres un roble. Un abrazo fuerte.

Anita, es mejor invertirlo en la cama y en ponerse fuerte. Un abrazo veraniego.

Naranjito, yo, si fuera tu barbero, opinaría lo mismo. Y qué bonito eso de tener la cabeza llena de las ninfas de los jazmines. Tenga uno pelo o no, eso es lo que hay que hacer. Un abrazo.

Olga, es por consolarme. Cuando me salgan arrugas, hablaré de la ventaja de las arrugas. Pero, en verdad, es mejor tener pelo. Si a uno no le gusta, se lo rapa. Lo malo es no tenerlo, porque no hay otra opción. Un beso fresco de verano.

José Miguel, no te imaginas la cantidad de veces que he dicho que soy calvo para que me reconozcan. Esa sería la ventaja doce. Un abrazo.

Alea dijo...

Genial, Jesús¡Las cosas que se te ocurren!

Mery dijo...

Las díez son ciertas y mas que ciertas. A ver quién le pone un pero a una sóla de ellas.
Olé.
Un beso

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alea, seguiré buscando ventajas a otros defectos, ya que me animas. Feliz verano.

Mery, muchos le han sacado pegas a algunas desventajas, pero si a ti te gustan, es que no tienen pegas. Un beso.

El Africanito dijo...

Cuando se tira a la piscina de cabeza llega más lejos.
No llena de pelos la almohada cuando se rrasca la cabeza.
Si fuese carnicero o pastelero no estaría obligado a llevar gorro.
Tomando el sol se pone el casco moreno.
Y según la ciencia mientras menos pelo se tiene es señal de que se está mas evolucionado.

Por lo tanto estoy de acuerdo en que ser calvo sin duda es un privilegio.


un abrazo mu apretao y feliz verano

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Hoy seré malévolo y le responderé recordándole la fábula de la zorra que daba brincos para alcanzar las uvas...
Hoy ha venido a casa a instalarme la cosa esta del ONO un jovenzuelo con la cabeza rapada como un mondongo. Me he acordado de usted, la verdad.
Yo aún puedo presumir de pelo aunque en la cocorota se nota la mengua y lo tengo clarísimo, el día en que las entradas (las del blog no, hombre)se conviertan en vestíbulos, me afeito como usted. Por cierto, aunque usted se haya hecho calvo, por favor, no haga usted "un calvo"...
Salu2 descapilares.
(Que to esto es broma y ganas de meterme con usted, ya sabe que no hay ni pizca de ofensa en mis palabras).

Dyhego dijo...

Y un gran neutonio veraniego cargado de 2 erotones.

Anónimo dijo...

Leí su "Apuntes y Fuegos".Empecé llorando con Luna roja...y me quedé con ganas de más y de "hacer fantástica la realidad".Qué tarde más entretenida,muchas gracias. Un saludo anónimoe

Jesús Cotta Lobato dijo...

Africanito, las ventajas que aduces son más originales y reales que las mías. Tenemos que juntarlas con las mías para escribir juntos un libro sobre ventajas de cosas. A ver si nos vemos en verano.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, tiene usted toda la razón, pero fíjese que no he caído en la ignominia de atacar a los melenudos. Me he limitado a alabar a los calvos. Y, bueno, yo sólo hago el calvo cuando no hay niños delante. Reciba usted unos buenos erotones, que en verano me sobran.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anónimo, escribí ese libro con el corazón en la mano y en ninguno me he desnudado tanto. No se imagina usted cuánto me reconforta haber llegado a su corazón. Reciba usted mi saludo más sincero.

Anónimo dijo...

si, y siempre te puedes lavar la cara hasta donde quieras. Un beso Lucía (nueva en plantilla)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lucía, esa es la ventaja más ingeniosa que he oído jamás. En efecto, da mucho gusto pasarse la mano fría y mojada por la calva caliente. Bienvenida.

Tania Jose dijo...

Te dejo este escrito de Eduado Galeano:

Yo, mutilado capilar.

Los peluqueros me humillan cobrándome la mitad.
Hace unos veinte años, el espejo delató los primeros claros bajo la melena encubridora.
Hoy me provoca estremecimientos de horror el luminoso reflejo de mi calva en vidrieras y
ventanas y ventanillas.
Cada pelo que pierdo, cada uno de los últimos cabellos, es un compañero que cae, y que
antes de caer ha tenido nombre, o por lo menos número.
Me consuelo recordando la frase de un amigo piadoso:
-Si el pelo fuera importante, estaría dentro de la cabeza, y no afuera.
También me consuelo comprobando que en todos estos años se me ha caído mucho pelo,
pero ninguna idea, lo que es una alegría si se compara con tanto arrepentido que anda por ahí.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tania Jose, es estupendo ese texto. Ese sí que es un consuelo para calvos como yo. Gracias.

Anónimo dijo...

hola!
te dejo mi blog, por si tienes chance de pasarte
www.albinovino.com
saludos!
tania jose