jueves, 14 de abril de 2011

Feministas endemoniadas e incendiarias

Si esto de que hay que dar palo lo hubiese dicho Gregorio Peces-Barba en El País a propósito de los homosexuales, los musulmanes o los rumanos, habría muerto políticamente. Pero lo ha dicho de los católicos y su coro le aplaude.

Lo mismo ocurrió en nuestra Segunda República: los políticos echan leña al fuego y la gente quema con ella los templos y, luego, los políticos la justifican diciendo cosas como que la gente estaba ya muy harta o que la Iglesia se lo había buscado. En fin, lo mismo que hasta hace poco se decía para justificar por qué un hombre mataba a su mujer. Del mismo modo, Peces-Barba está dando cancha a  estas feministas insufribles, que el otro día quemaron la puerta de una iglesia y hoy entran como endemoniadas en una iglesia a impedir que la gente rece.

Ahora que a la Iglesia sólo la pagan los que voluntariamente quieren; ahora que la Iglesia tiene cada vez menor influencia social; ahora que la Iglesia con sus iniciativas sociales desde cada parroquia está salvando a España de una revuelta callejera debido a la crisis; ahora que viven en España las generaciones que menos contacto han tenido con la religión, en fin, ahora es más inexplicable que nunca este peligroso anticlericalismo que es más bien cristianofobia porque resurge en forma de un odio hacia todo lo religioso.

Hay muchas razones que la explican. Una de ellas es que criticar el cristianismo vende, da votos y viste de progresista a quien hace una política capitalista. En la Segunda República pasaba igual: ¿cuál era el único elemento común entre la amalgama de partidos de izquierdas? El anticlericalismo. Sólo en eso estaban de acuerdo y les permitía ir de revolucionarios sin meter mano al capital y a la banca.

Pero igual que el problema no son los inmigrantes sino la xenofobia, el problema no son los cristianos, sino la cristianofobia. El problema no es el odiado, sino el que odia.

14 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¿No exagerará usted comparando estos casos con la situación previa a la Guerra Civil?
Las masas suelen ser cobardes y los líderes que las dirigen más aún (excepciones etcétera).
¿Quién realiza este tipo de acciones? Cobardes que saben que no les ha de pasar nada.
Y hay varios ejemplo:
1) La final de la copa del Rey del año pasado o el anterior con los silbidos al rey. ¿Lo habrían hecho cuando la Copa se llamaba del Generalísimo?
2) Desnudarse por cualquier causa. (¿Lo habrían hecho en época de Franco?)
3) Aquel pseudoactor que hizo unas declaraciones provocativas sobre España ¿se habría atrevido a hacerlas cambiando España por: Cataluña, País Vasco, la religión islámica, etc?

25 neutonios.

Sara dijo...

Que el anticlericalismo "vendiera", como dices, durante los años previos a la Guerra Civil es totalmente comprensible ¿pero ahora? Me parece que los que se dedican a atacar a la iglesia (en España) andan un poco despistados. Hace tiempo que los llamados poderes fácticos mudaron de lugar ¿o no?

ReyVindiko dijo...

Por supuesto que vende. ¡Que se lo digan al gran Wyoming o al que trinca una subvención representando una obra blasfema!
Lo que me pregunto es a propósito de lo de "poner la otra mejilla" acordándome de la explicación que una vez me dieron: aquí tienes la otra, a ver si tienes ......... de darme otra vez.
Se me ocurre la conspiranoica idea de que la izquierda está provocando porque quiere que la derecha se pronuncie y defienda a la iglesia, consiguiendo así activar el voto de la izquierda que no piensa ir a votar en las próximas elecciones.
¿Para cuando la ira del justo?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, no exagero si comparo estos casos con los ataques a iglesias previos a la Guerra Civil: los políticos los alentaban y una minoría fanática los llevaba a cabo, y luego el gobierno los disculpaba. Eran casos aislados en una ciudad y en otra que luego, al cabo de los años, cuando uno los ve en conjunto, se muestran como un ataque generalizado en toda regla. Eso está empezando a pasar aquí. En lo demás, creo que tiene usted más razón que un santo. Reciba usted mis neutonios sin nicotina.

Sara, los poderes fácticos, desde luego, ya no están en la Iglesia, pero el anticlericalismo sigue vendiendo. No hay más que darse una vuelta por El País, El Mundo y varias cadenas de televisión o sencillamente oír las conversaciones de la gente. Un saludo.

Reyvindiko, están buscando la ira del justo, para llevarse las manos a la cabeza y tacharnos de ultracatólicos fundamentalistas. Creo que el camino correcto es denunciar en todos los medios y en los juzgados.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Yo creo que sí exagera usted. No están quemando iglesias, asesinando curas, violando monjas, rompiendo retablos, etc, etc.
Este tipo de noticia provoca mucha escandalera.
Los tribunales están para algo y sobre todo la denuncia social, intentando captar lo ridículo y patético de determinadas actitudes.

La Iglesia tampoco debe cobijarse en estas acciones para tapar sus propios escándalos. Si ridículos son los tontosdelculo y tantasdelchocho que se preocupan por ir a enseñar las tetas o los cataplines a la puerta de una igleia; criminal es justificar a los curas follaniños o follaniñas.

50 neutonios de ánimo.
(Seguro que cada día estás más orgulloso de no fumar y ves que no es ninguna renuncia. Toda la artillería sobre el placer de fumar es eso, artillería para justificar el enganche -físico- no lo olvidemos. Placer es retozar, tomarse una birra, tomar el sol, beberse una copa de lo que sea...)
Ya me enrollo demasiado. Disculpe usted.
Lo mismo entro dentro de un rato y lo borro todo.
50 neutonios.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, no lo borre usted. Disiento de todo lo que dice respecto a mi exageración, pero hoy estoy contento y no quiero discutir con usted, sino darle un abrazo por lo mucho que me anima a seguir sin fumar. 50 neutonios.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Acepto ese abrazo, pero con poquitos neutonios, que llevo ya mi segunda sesión de fisioterapia y hoy me ha hecho la chica mucho daño. ¡Para que luego digan que las mujeres no tienen fuerza! Si los apretones que me ha dado en el supraespinoso me los aplica en la yugular, me hubiera estragulado cuatro veces.
Se lo he dicho y se ha reído la chica y todo...

Nada, acepto sus abrazos.
1 neutonio (por lo que es)

Sara dijo...

¿Alguien podría explicarme esto de los neutonios? Soy nueva en este blog... Gracias.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, pues eso, un neutonio.

Sara, es que Dyhego buscó hace tiempo una manera de enviarme apretones de manos y saludos y buscó una unidad de fuerza, que por lo visto es el neutonio (el newton) y se informó de que un abrazo es una fuerza equivalente a 50 neutonios. Y así en vez de mandarme abrazos me manda cincuenta neutonios. Eso es todo.

lolo dijo...

Tal vez firmaría aquí abajo si la etiqueta fuera otra que sueles usar. Pero así no puedo, Cotta. Tengo a mi ira entrenándose para ser justa. De momento me pienso lo del conspiracionismo; le encuentro visos de realidad.

Elena Nito dijo...

"El problema no es el odiado, sino el que odia". Me encanta este frase Jesús.

Saludos y buena Semana Santa.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, vaya, pensaba que casi nadie se fijaba en las etiquetas. Hoy, viernes de Dolores, quizá hubiera pegado algo más suave, pero me levanté combativo.

Elena, feliz Semana Santa.

Mery dijo...

Me pregunto si al final acabarán echándose las manos a la cabeza, diciendo, como tantos de la II República: "no era ésto, no era ésto".

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mery, me temo que no.