jueves, 20 de octubre de 2016

La española y la nigeriana

El otro día, mientras intentaba en vano llamar desde una cabina telefónica, que desde que tiene todo el mundo teléfono móvil son pocas y están rotas, asistí a una escena preciosa. Una nigeriana que vendía pañuelos en un semáforo se puso a hablar con una española, que le fue a comprar un paquete de pañuelos. La española sacó un billete de veinte euros y la nigeriana fue a buscar un bar para que le cambiaran el billete, pero la española cambió de opinión y le dijo:

-Anda, quédatelo.

Y entonces la nigeriana, sin creéerselo, se puso literalmente a dar saltos de alegría y a abrazar a la mujer, llorando a lágrima viva, y a hablar en su español mezclado de inglés en una retahíla que intento aquí poner en pie:

-¡Yo hoy ya puedo ir casa! Yo triste esta mañana because I have to pay my room. ¡Gracias, gracias! Yo cambio semáforo, pero siempre poco dinero en toda la semaforo. Gente no compra, pero yo no quiero prostituta, porque I have a baby. She is con monjas in Morón, because I can´t feed her. Yo tengo Bible, mira –y le mostró una biblia muy pequeña y muy usada, con frases subrayadas. Y leyó con una voz que me emociona solo de recordarla -. The Lord is my shepherd. I shall not want”. Yo sé Dios ayuda y Dios mandó tú.

Y no dejaba de abrazarla y de reír, sin creerse que alguien le hubiera dado unos veinte euros. Y no dejo de pensar en la pobre nigeriana que no quiere prostituirse porque tiene una hija pero tiene tentaciones para poder alimentarla. Pero más pienso en el corazón de oro de la española que le dio veinte euros.

Qué oscura y triste sería la vida para esa nigeriana si no viera la mano de Dios en mujeres como esa española que hacen el mundo tan bonito como ellas dos.

6 comentarios:

Dyhego dijo...

Bonito y engrandecedor gesto la de esa señora.
25 neutonios nigerianos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Lástima que de eso nunca nos acordemos cuando vemos los telediarios. 25 neutonios señoriales

José María JURADO dijo...

Qué limpia es tu mirada, Jesús.

Jesus Cotta Lobato dijo...

José María, gracias. Pero lo limpio no fue mi mirada, sino la escena. ¡Feliz otoño!

Benjamín Gomollón dijo...

Cachis la porra, Jesús. Mira si te gusta esto de facebook sobre Rajoy y el crucifijo. Cachis la porra, que casi me saltas las lágrimas...https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10210319208553065&id=1127225156

Jesus Cotta Lobato dijo...

Benjamín, llego tarde a tu comentario. Me ha encantado lo bien que expresas lo que tanto me cuesta explicar: el sacrificio de un hombre justo que murió por los demás en un acto de amor absoluto. Gracias.