sábado, 7 de agosto de 2010

Conversaciones playeras

Mi amiga Almu me dice que donde esté el invierno que se quite el verano. Las mangas largas del invierno, los abrigos, los sombreros, las bufandas y los pañuelos al cuello, los guantes y todo eso es muchíiiiiisimo más aristocrático que esas calzonas que enseñan muslámenes y muslos peludos, esas camisetas que enseñan sobacos, ombligos sucios y tatuajes de mal gusto, sudores, pelos mal depilados, arrugas blancas donde el sol no ha penetrado; esas chanclas de plástico que lucen dedos de pies feos y simiescos…
Y estoy por darle la razón, a raíz de estas dos conversaciones playeras:

Primera conversión:
Playa de La Misericordia de Málaga, ese entorno donde no cabe otra toalla. Sobrina mía con tres hijitos y marido y al lado otra familia ejemplar compuesta por un padre que se lía porros y niña que se llama Jésica y madre tumbada al sol con los brazos abiertos para broncearse y con el pantalón corto del padre porque, como toda La Misericordia sabe ya, “estoy mala y no puedo bañarme”. De pronto el padre grita:
-Jésica, ¡sal ya del agua, que te va a comer el chocho un tiburón! ¡Igualita que tu madre, to er día con el chocho metido en el agua!
-¡Deja a la Jesi tranquila ya! –grita la madre.

Segunda conversación:
Playa de Benajarafe, amplia y solitaria. Otra sobrina mía ha ido allí con una amiga. Como si no hubiera quilómetros donde sentarse, dos parejas de cincuentones se les sientan al lado, muy gregarios ellos. Entonces, una de las señoras se levanta para recolocar la toalla y uno de los hombres que tenía a la altura de su nariz la cintura de ella (supongamos que es su marido) grita:
-¡Anda, hija, qué pestazo te echa el coño y luego tengo que poner ahí los morros!

10 comentarios:

AdP dijo...

Yo tambien soy más de invierno: me resulta más sencillo protegerme del frío tenue que del calor pegajoso.

Cierto, la gente se desinhibe de una manera que no es normal cuando se encuentra en parajes naturales, particularmente en una playa. Es lo mejor que tienen las vacaciones, que sale a flote el animalillo que llevamos dentro.

Saludos.

El Naranjito dijo...

Maestro Cotta: me despierto con estas conversaciones playeras y me has dejado pasmado. Vas a unas playas mu raras, iguales que a las que "disfruto" yo. A ver si me espabilo un poco y me pongo a ver Arena Mix en los mares del sur que, espero, las imagenes serán otras.
Saludos.

Juanma dijo...

Qué finos todos, así da gusto. Me tomaré luego una cervecita y estaré atento a las conversaciones. Cervecita con chochitos, por supuesto.

Abrazos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

AdP, yo sin embargo soy más de verano. Y por eso me gustaría que la gente fuese tan digna como las playas, pero, en fin, supongo que tienes razón: en algún lugar hay que ser animalillo. Un saludo.

Naranjito, a esas playas no he ido. Me lo han contado mis sobrinas. Miraré a ver qué es es de Arena Mix. Un abrazo.

Juanma, me sumo a la tertulia y nos reiremos un rato.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Yo soy de interior, por eso para mi el mar, la playa es como un regalo... allí se va con "las mejores galas", vamos que yo soy de esas que ves en el mar bañándose en enero y piensas "pobrecillos no son de aquí... tienen tanta ilusion con el mar.."

Estais matando mi sueño!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mujer prevenida, la verdad es que no es habitual encontrar gente tan vulgar en la playa. Anímate a ir a las playas. Seguro que llevas la elegancia puesta y la playa te recibirá bien. Un saludo.

Blimunda dijo...

Que mal lo pasa Almu con el calor y en la playa cuánto sufre la pobre...
Pero pese a las Maripuris que están malas y a los Josuas también se ve de vez en cuando alguna sirena escultural y unos Hercules que...Sin mencionar la experiencia siempre metafísica de mirar el MAR.

Tenías que haber oido las carcajadas de Siete Soles cuando ha leído esta entrada.

Besos.

El alegre "opinador" dijo...

¡Eso es finura y no las reuniones del Ateneo de Sevilla!
¡Qué barbaridad!
Un abrazo.

tania jose dijo...

me he reido mucho!..yo soy de playa, naci y vivi cerca de la playa toda mi vida, y , a pesar de que me gusta el invierno, tenemos una cultura de trajes de baño de moda y depilacion laser. A pesar de sonar frivolo, es mucho mas estetico que lo que cuentas

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, sí, esas sirenas y esos Hércules compensan. Vale la pena la playa. Un beso para ti y para Siete Soles.

Alegre, tendría que aprender el Ateneo de estas gentes del pueblo tan sabias. Un abrazo.

Tania Jose, aquí también hay cultura de depilación y de esas cosas, pero, claro, la depilación no convierte al vulgar en aristócrata. Un saludo playero.