miércoles, 19 de junio de 2013

Por peteneras

1. Atención a la frasecita que le oí decir a un niño de tercero de ESO: “Si me queda solo una, mis padres me compran el Iphone 5; si me queda más de una, el Iphone 4”.

2. Yo no sabía que tenía miedo a tener una nariz en el pie hasta que me inventé la palabra PODORRINOFOBIA. Desde entonces estoy podorrinófobo perdido.

3. Urge inventar para calvos una peluca con ventosa de mucho flequillo de manera que cuando uno coma diga me la voy a quitar, que me molesta mucho el pelo. ¡Que se fastidien los melenudos, que no lo pueden hacer!

4. En el vestuario del gimnasio un hombre apaga el móvil bastante cabreado y nos dice: "Este es un autojerarca venido a menos que se cree que aún puede darnos órdenes. Y yo estoy ya muy mayor para que me las den".

5. Oigo en la radio una canción en cuyo estribillo una mujer repite machaconamente “Quiero hacerlo otra vez”. ¿A qué se refiere? ¿Al Camino de Santiago?

6. Diferencias entre hombres y mujeres: las mujeres se acuerdan de quién regaló qué a quién, cuándo y por qué. Los hombres ninguna de esas seis cosas. En la casa los pies le huelen a él, no a ella. Además, si alguien en el autobús se tira un pedo, casi todos sospechan de los hombres, no de las mujeres.

7. El jefe ha ido a comer a su propio restaurante. Los camareros jóvenes le sacan la mejor vajilla, pero el camarero más viejo la cambia por la descascarillada para que se entere de cómo anda realmente el negocio.

8. El profesor llama canalla a un alumno por haberse vengado cruelmente de otro. El padre del alumno va a quejarse de que el profe ha insultado a su hijo. El profe le responde con un par: “Alguien, ya que usted no lo hace, le tiene que decir la verdad a su hijo”.

9. Por cada diez paraguas del paragüero ocho están desarmados, pero uno nunca los tira. Lo mismo pasa con los bolígrafos.

10. Cierto actor decía: "Yo no quier ir al cielo, sino al al infierno con las putas y los borrachos". Pero ¿quién le ha dicho a usted que las putas y los borrachos van a estar en el infierno?".

4 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:

1.Cada vez es más difícil motivar a los hijos...
2. Mejor una nariz en los pies que no los dedos de los pies en el lugar de la nariz...

3.Cada vez que oigo "peluca" y "comida" inevitablemente me acuerdo de una escena de la película "El guateque", jajajaja.

4. Entre autojerarcas, autodiputados y autocorruptos, como está el vestuario y el patio...

5. Esto me recuerda a una escena de los Simpson en la que Ned Flanders compra una camiseta con el eslogan "que te den..." porque piense que sólo puede ser "que te den la bendición", jajajaja.

6. La diferencia entre hombres y mujeres es que las mujeres suelen ser todas guapas y los hombres solemos ser todos feos.
7. Tuvo suerte de que en la comida no le pusieran veneno al jefe...
8. Si le hubiese llamado "disruptivo" el padre habría pensado incluso que era un piropo...
9. Y, encima, siempre se olvidan cuando se necesitan.
10. El cielo siempre ha tenido fama de aburrido, con todos los santos rezando y hablando de cosas pías todo el día...

25 neutonios decaloga2.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, sus comentarios a mis peteneras me encantan, sobre todo el 2, el 6 y el 8. Reciba usted mis decalógicos neutonios.

lolo dijo...

Ese niño de la 1 es un peligro en potencia. Que alguien lo salve, pobrecito. Peteneras como la 5 se escuchan machaconamente cada día. La música necesita gente que haya vivido. Con la 6 no estoy del todo de acuerdo. La 8 es muy triste, mucho. La diez es una catequesis resumida.

Cotta, gracias un año más por los buenos ratos que me has hecho pasar. Gracias por tu constancia y por tu sentido común y optimismo, por dejarnos opinar y por contarnos lo que pasa por tus ojos y por tu vida. A mí me toca ahora cambiar de paisaje; me daré un baño de mar nocturno para celebrar los días de tus noches. Que pases un buen verano. Disfruta. Te leeré en septiembre, eso espero. Un beso.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Lolo, nos hemos leído el pensamiento. Yo también me iba a despedir hoy. Te deseo un verano lunar y solar, espléndido. Y gracias a ti por la hondura y la frescura de tus comentarios, por esa manera tuya elegante de dar la vuelta a la tortilla y de darme tironcitos de oreja de vez en cuando y del modo más simpático. Gracias.