lunes, 3 de junio de 2013

¿Qué puedo leer este verano?

Amigos, recurro a vosotros porque me encuentro en una situación terrible (al menos para mí). Llevo tanto tiempo embarcado en proyectos académicos y encargos literarios, que ya solo leía lo que para ellos necesitaba leer. Me he hartado de ensayo y, cuando me hartaba de prosa, me escapaba un poco con la poesía. Pero ahora llega el verano y quiero leer novelas, buenas novelas. Me gustan clásicas y de acción, de intriga, de fantasía, de ciencia ficción, de distopía, juveniles, de aventuras. No me gustan romanticonas ni históricas ni bélicas. Pero a una buena novela se lo perdono todo.

Para que os hagáis una idea, el prototipo de novela que no me gusta es el Ulises de Joyce y cualquier novela con pretensiones. Y el prototipo que me gusta es Solaris de Lem y cualquier tipo de novela cuyo protagonista tenga algo peculiar y fascinante.

Os agradecería infinito que, si os pasáis por aquí, dejéis cada cual un consejo o dos. Yo me fío muchísimo de vuestro criterio, que hasta ahora nunca me ha defraudado.

Con vuestra lista me acercaré a mi librería y los encargaré para este verano y, cada vez que acabe uno, lanzaré al cielo un grito que llegará en sueños a quien me lo haya aconsejado.

40 comentarios:

Aurora Pimentel dijo...

"El olvido de si" de Pablo D'Ors, te va a gustar mucho, creo. Es la biografía de Charles de Foucald, un personaje muy cottesco o cottiano ;-), me acordé de vosotros al leerlo.

Supongo que lo leíste, pero es un clásico injustamente olvidado, "Dios ha nacido en el exilio" de Vintila Horia, cuando lo releí este verano también me acordé de ti, sobre Ovidio.

Fernando Aramburu en "La vida de los peces" o "Los años lentos" retrata la vida del País Vasco como nadie. Triste pero recomendable.

Te mando otras recomendaciones en privado más variadas.

Blimunda dijo...

"Opus nigrum" de Marguerite Yoursenar, "Plenilunio" Antonio Muñoz Molina y "El amor en los tiempos del cólera" de García Márquez(este imagino que lo has leído pero si no fuera así tienes que hacerlo sin falta).

Besos y versos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Aurora, me leeré los dos primeros que me recomiendas. Me fío mucho de ti. ¡Gracias!

Blimunda, Pleniluinio y El amor en los tiempos del cólera los he leído y, sobre todo, el segundo me encantó. El primero no lo he leído y lo apunto en la lista. Muchas gracias y muchos besos.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
"Personas como yo" de John Irving me ha gustado mucho.
Murakami, siempre.
Me estoy leyendo "El gatopardo" de Lampedusa y me está gustando mucho.
Me leí hace un mes "Matar a un ruiseñor".
La semana pasada acabé "El diario de Ana Frank".
Espero te sirva alguno.
25 neutonios de papel.

Paco dijo...

Sin noticias de Gurb (Eduardo Mendoza). Sin pretensiones. Para pasar un buen rato mientras esperas. Cortito. Esperarás divertido.

Saludos.

Clochard. dijo...

Lo pone usted muy difícil ya que será raro que no haya leído alguna de las propuestas que le doy a continuación, pero vamos allá.

"El paraiso en la otra esquina" de Vargas Llosa, como acercamiento a la tumultuosa vida de Paul Gauguin.

"El burdel de Lord Byron", de L.A.De Villena, adivina, adivinanza.

"La leyenda de una casa solariega" o cualquier otra de las novelas de Selma Lagerlöff, que suponen el descubrimiento de un tesoro con el aliciente añadido de que es una autora que incomprensiblemente ya no se leé y con cuya lectura nos acercamos a un mundo literario de imaginación y delicadeza creado hace casi un siglo.

Salud, y buena lectura.

Jesús Beades dijo...

"Kim de la India" (o Kim, a secas), de Kipling.

La trilogía completa de Ransom (Lejos del planeta silencioso, Perelandra, Esa horrible fortaleza), de Lewis.

El gran Meaulnes, de Alain Fournier.

Benzelá, de José Julio Cabanillas (es un poema en prosa, en realidad).

El libro de las ilusiones, de Paul Auster.

Expiación, de Ian McEwan.

Rojo y negro, de Stendhal.

El napoleón de Notting Hill, de Chesterton.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, el Gatopardo ya lo tengo en la lista. Me lo ha recomendado otro amigo. ¡Cuando dos coinciden les hago caso! Matar un ruiseñor no sabía que existía en libro y me lo pienso leer. COn Murakami me resistía, pero si usted me lo aconseja, leeré uno, dígame el mejor de todos los suyos. El de Ana Frank está en casa, pero no me acaba de atraer. Y el de John Irving voy a buscar de qué trata. Apunto en la lista tres de los que usted dice.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Paco, gracias. Ese libro lo leí y me lo pasé en grande.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Clochard, lo de Selma Lagerloff me atrae una barbaridad. Lo apunto en la lista. Lo de Vargas Llosa no tanto, pero si usted me lo recomienda, lo apunto también. Gracias.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Tocayo, de Kipling no había leído nada. Lo apunto. La trilogía de Lewis la he leído y me encantó. Lo mismo digo de Benzelá. Rojo y negro lo he leído, aunque no me gustó tanto. Apunto El gran Meaulnes y el de Chesterton. Gracias mil.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Para empezar con Murakami, le recomendaría algo suave: un libro de relatos como "Sauce ciego, mujer dormida". Si le atrae su mundo, quizás pueda entrar a las novelas, que suelen ser largas y "disparatadas".
Ana Frank me ha gustado mucho. Tenía mis prejuicios (ñoñerías y sentimentalismo barato) pero ¡QUÉ VA! Es de una fuerza increíble.
Me gustaría aconsejarle mejor, pero no soy lo suficiente buen lector.
25 neutonios murakamianos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, comenzaré por ese. Y, bueno, mis prejuicios con Ana Frank son los mismos que tenía usted. Si usted me dice que el libro los rompe, me lanzaré a leerlo. Y claro que es usted un buen lector. Por eso sabe aconsejar.

Granito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Granito dijo...

Hola Jesús,

Disculpa el comentario eliminado, había salido de tirón sin los párrafos separados y era muy incomodo de leer.

Me has hecho pensar con tu consulta, te cuento, yo de vez en cuando me dejo arrastrar por la curiosidad y leo alguno de esos libros que en su día fueron muy famosos y que dejé pasar muy a propósito por mi aversión a las modas, hasta que años después esa curiosidad va y me descubre lo que me perdí, con lo que busco otro y otro y veces encadeno unos cuántos y… ¡me lo paso pipa!.

Por lo que dices intuyo que lo te pide el cuerpo es algo en plan ligero y fácil lectura pero que enganchen mucho. Uniendo lo anterior y esto se me ocurren estos dos por si te pasó como a mi (el primero cayó de tirón en una noche de fin de semana):

- Sostiene Pereira, de Tabucchi.
- El beso de la mujer araña, de Manuel Puig.

Y ya en plan clásico pero yendo a lo seguro se me ocurren estos otros:

- Relatos I y II, de Hermann Hesse
- Cualquiera de la saga del Comisario Montalbano, de Camilleri.

Por cierto que resulta curioso, por si no lo sabías, que Camilleri, de 88 años, ha dejado escrito el último libro de esta saga, el que la cierra, y lo ha entregado a su editor con orden expresa de que se publique tras su muerte. Me parece un gran idea.

Saludos.
Pedro

Jesus Cotta Lobato dijo...

Granito, buscaré el de Sostiene Pereira. Me pasaba como a ti: se puso de moda y lo deseché. El de la Manuel Puig lo leí y me lo pasé en grande como tú. Leeré, tenlo por seguro, los de Camilleri, a quien no conocía. Un abrazo grande y agradecido.

gatoflauta dijo...

No sé si conocerás "Helena o el mar del verano", de Julián Ayesta. Una novela de adolescencia, o casi más bien de infancia, con poco o nada que ver con lo que eso puede evocar. Íntima y convicente (y breve). O "La vida perra de Juanita Narboni", de Ángel Vázquez, monólogo de una mujer sola en el Tánger anterior a la islamización, y narrada en una jerga (la "yaquetía") que no necesita glosario. Una novela triste, y no libre de defectos, a mi parecer, pero con una virtud que todos los salva: Juanita, la protagonista, está viva. Dos rarezas..., que no merecen serlo, a mi parecer. Y lo dice alguien como yo, poco lector de novelas.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Gatoflauta, no conocía yo esas dos novelas. Y me dejas intrigado, sobre todo con la segunda. Con tu criterio como autoridad, buscaré información sobre ellas y me leeré una de las dos. Un abrazo agradecido.

Fernando Moral dijo...

Vaya, con lo que ya te han propuesto vas a tener para dos o tres veranos. Bueno, pues te propongo otra novela para el cuarto:

"La Aventura Equinoccial de Lope de Aguirre", de Ramón J. Sender. Aunque tiene base histórica, esta no es más que un pretexto para tratar la locura de un hombre que en la soledad de la jungla se atribuye el estatus de su rey e incluso de su Dios. Una especie de "Corazón de las Tinieblas" versión castellana.

Abrazos.

Blimunda dijo...

Jesús he olvidado algo inolvidable: "El primer hombre" de Camus. Es un relato autobiográfico y por desgracia termina en la adolescencia porque la muerte lo sorprendió cuando estaba escribiéndolo. El texto es el manual(sin corregir)que encontraron en su coche después del accidente. Pese a no estar corregido tiene una calidad de página excepcional. Es una de las novelas que más me han gustado, ésta y Opus Nigrum que me dejó una sensación aguda y penetrante de libertad.
Besos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Fernando, esa de Sender me gusta. Tengo ya una lista muy larga y he decidido comprarme solo diez de ellos.

Blimunda, la apunto en la lista y ya diré cuáles he elegido. La de Opus nigrum es una seria candidata. Un beso.

Elías dijo...

Viaje con Clara por Alemania, de Fernando Aramburu. Te va a encantar, me juego algo.
Y no digo más.

Abrazos y felices lecturas.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Elías, me fío tanto de tu buen gusto, que el libro que me aconsejas estará en la lista de los diez definitivos que me voy a comprar. Un abrazo grande de poeta a poeta.

francisco dijo...

Yo el verano pasado me enganché con las novelas policiacas de John Bambille, gran escritor irlandés que publica policiacas bajo el seudónimo de Benjamin Black (creo que he escrito bien los nombres). Son novelas muy bien escritas, muy sensoriales, con intriga...perfectas si quiere uno disfrutar.
Yo copio para mí las recomedaciones de tus amigos. Un abrazo.

francisco dijo...

Anagrama publicó el año pasado un libro de cuentos de Bernhard Schlink, un juez alemán que escribe novelas. Se trata de cuentos con el tema común de los amores de verano: "Mentiras de verano" es el título. Me encantó y creo que es ideal para esta estación (para leer en la playa esas aventuras entre dos que duran un verano o toda la vida).

lolo dijo...

Gracias a los que comentan, podré elegir mejor mis lecturas de verano. Me copio alguna.

Dejo como sugerencias El Festín de Babette, de Isak Dinesen y Obabakoak, de Bernardo Atxaga.



lolo dijo...

Solo son dos libritos.

lolo dijo...

Solo son dos libritos.

Vicente García Guedeja-Marrón dijo...

Querido Jesus:

Te descubrí hace unos meses y te he seguido en silencio pero "dieturni silentii hodiernus dies finem attulit"
Te recomindo El hijo del hijo pródigo, primero de una trilogía de Soma Morgenstern, una delicia. En un registro muy diferente, pasarás ratos estupendos con "Historias de Pekín" de David Kidd.
Que los disfrutes. Un abrazo de tu antiguo compañero de tablas.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Francisco, me pido el de Banville. El otro me atrae menos. Muchas gracias. Lo apunto en la lista.

Lolo, el de Obabakoak lo leí hace tiempo y me gustó. Probaré con el de DInesen.

Enrique García-Máiquez dijo...

Me pasa como a Lolo. Cojo más consejos de los que puedo dar. Me gustó muchísimo, de mis novelas recientes, El lugar seguro de Wallace Stegner. Una historia de amistad entre matrimonios, que se asoma al amor diverso de cada pareja y a muchas reflexiones jugosas sobre el trabajo literario y la vocación.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Mi querido Vicente, ¡cuánto tiempo! Claro que me acuerdo de ti. La última vez que nos vimos fue a las puertas de El Corte Inglés de Málaga y mantuvimos una grata conversación. Siempre estarás unido en mi recuerdo a Don Mendo, que representamos juntos. Gracias por tus recomendaciones. Buscaré las dos novelas. Me atrae sobre todo la del hIjo del hijo pródigo. Y me alegro mucho de que hayas roto el largo silencio el día de hoy. Recibe mi abrazo y mi simpatía.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Gracias, Enrique. El libro trata tres temas que me interesan. Y, por la recomendación. Creo que un libro como ese me enseñará muchas cosas que me interesan. Estoy elaborando una lista de todos los libros que me han recomendado y los publicaré, para que esta estupenda lista con tan buen criterio la tenga todo el mundo.

Amparo dijo...

Hola Jesús, yo te puedo recomendar muchas novelas estupendas, pero te voy a especificar cuatro que me han entusiasmado especialmente: La tetralogía "El cuarteto de Alejandría" de Lawrence Dürrell, "El sueño de Escipión" de Ian Pearl, "La decisión de Sophie" de William Styron y la última que he leído "Leviatán" de Paul Auster, todas son absolutamente fabulosas. No te defraudarán

Jesus Cotta Lobato dijo...

Amparo, apunto las cuatro. De ellas las que más me atraen son las de AUser y Pears. Un beso.

marcos ( masazul.blogspot) dijo...

¿Cómo puedo recuperar su entrada del 25-6-12, "De veranos y memorios"? La recuerdo del año pasado : me ayudó y me gustó. He vuelto a releerla y aprece en blanco, como borrada. Mil gracias.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Querido Marcos: tenía usted razón. No sé por qué motivo la entrada aparece en blanco. Ya la he arreglado. Pero por si acaso se la dejo aquí:
Mi amiga Almudena dice que lo invernal es mucho más elegante que lo veraniego. Ni punto de comparación. ¿Cómo va a ser lo mismo un tipo en bermudas enseñando patorras y michelines y sudando la gota gorda mientras se mete por el gañote una cerveza que Miguel Strogoff con un gorro de piel de zorro conduciendo por la estepa rusa un carro tirado por perros siberianos para salvar a Anna Karenina que, envuelta en pieles y toda rubia, soporta con la elegancia de una valquiria los copos de nieve?

Donde esté el samovar, que se quite la heladera. Donde estén las mangas largas, que se quiten las axilas. Y donde el lago helado para patinar, la piscina.

Pues bien, ahora se acerca esa época poco elegante en que los hombres van al supermercado en chanclas apuntando con su peludo dedo gordo hacia el frente; esa época en que las guiris llevan como única prenda la parte superior del bikini y un pareo. ¿Y qué voy a hacer yo?

a) No enseñar las patorras nada más que cuando sea estrictamente necesario por razones acuáticas. ¿Salir yo a la calle en pantalón corto? ¡Antes muerto que apantorrillado!

b) Escribir poesía y cuentos y retomar la guitarra, que está del salón en el ángulo oscuro.

c) Muy temprano, en el patio, hacer dominadas, flexiones, sentadillas, aperturas, en fin, utilizar la ley de la gravedad, que, como me dice un amigo aikidoka, está para algo.

d) Leer, ¡por fin!, lo que me apetezca y no lo que tenía que leer.

e) Y, sobre todo, repartir alegría a la gente que me rodea. No va a ser todo para mí.

A propósito, para ese cacharrito que la gente llama lápiz informático o disco extraíble o pen (plural ¿pens? ¿penes?), mi amigo Felipe propone la palabra MEMORIO. Me parece todo un hallazgo y aquí os la transmito para que la utilicéis y se extienda su uso.

marcos dijo...

¡Gracias!

El Africanito dijo...

prueba con dime quien soy, de Julia Navarro.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Africanito, no había oído hablar de él, pero basta que tú me lo digas para que lo busque. Gracias.