miércoles, 17 de diciembre de 2014

La muerte del tonto de la capa

Si alguna virtud me parece admirable, es la valentía. La admiro incluso en quienes la ponen al servicio de lo más reprobable.

Por eso me conmueve tanto la muerte de Héctor, que venció su miedo para enfrentarse a aquel cuyo único objetivo era matarlo y dejar su cadáver como pasto para perros y aves de rapiña.

Morir con valentía es la muerte mejor que se me ocurre. Boromir murió defendiendo de los orcos a los hobbits y eso lo redime de todos sus errores.

Si no es la enfermedad o un accidente lo que me mata, le pido a Dios que no sea la causa ninguna de mis miserias. Recuerdo en concreto la muerte de un griego que relata Jenofonte en la Anábasis. Un pueblo entero huye a las montañas para huir de los soldados griegos. Un griego ve a uno de los lugareños ataviado con una rica capa y corre tras él para quitársela y el lugareño se dirige a un precipicio para escapar de él y el griego lo agarra para quitarle la capa y se despeña con él.

Qué muerte más tonta, por Dios. ¡No valía tanto la capa!

Si no puedo morir como los patriarcas de la Biblia, rodeado de hijos y nietos y dando a todos mi bendición y mis consejos, me pido una muerte lo más alejada posible del tonto de la capa.

6 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Yo quisiera morirme sin molestar a nadie. Además, quiero hacerlo cuando ya no pueda valerme por mi mismo.
Pero dentro de muuuuuchos años.
Los que le deseo a usted.
25 neutonios vivos.

Anónimo dijo...

Yo no sé cómo quisiera morirme. Lo que sí sé es que a mi propio entierro no pienso ir. Ni aunque me maten, vamos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, es el mejor deseo que me han deseado jamás. Gracias.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Anónimo, entonces no es usted como Sabina, que tiene la fantasía de asistir a su propia muerte. Un saludo.

reyvindiko dijo...

Siempre que leo a Boromir agonizante reconociendo rey a Aragorn, me echo a llorar, pero porque la dignidad en su último momento lo redimió.

Y a propósito, llevo dos días con el Agni Parthene metido en la cabeza y en el corazón, pero creo que me gusta más esta versión: https://www.youtube.com/watch?v=C7vvPXz-Qes

Jesus Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, ¡me alegro de haberte inoculado esta canción en la devoción!
Un beso, hermano