lunes, 1 de diciembre de 2014

Sucedáneos de Dios

Este mundo falto de luz pero ansioso de fe se consuela con sucedáneos de Dios: autoayudas, cientifismos, orientalismos, halos, energías positivas que no colman el corazón, sino que lo engatusan, lo frustran o lo ensucian, porque no somos unos supersimios que se conforman con un juguetito para no pensar en la muerte, sino, como decía Chesterton, seres místicos que aspiran a lo grande.

El cristianismo no es una oferta más en el cúmulo de diosecillos alternativos de la Nueva Era, sino algo señero y único que conecta al hombre con la Fuente que lo sacia y que le da sentido sin anularlo, sino amándolo por ser quien es. En no ser esclavos de la moda reside su fuerza. Sé de ateos que, cuando pasean por el centro de Sevilla, entran en las iglesias abiertas, porque al hombre de hoy, secularizado, adoctrinado en el materialismo y el hedonismo, estas le ofrecen lo que el mundo le niega: un espacio para lo sagrado y el recogimiento, lo que nos salva de lo soez, de ser solo una bestia, un encuentro, en fin, con la presencia del Dios Amor que desde los confines del universo hasta nuestro corazón lo llena todo de su ternura.

A mí, por ejemplo, Dios me recuperó a través de la música del órgano de la parroquia de Santa Cruz en Sevilla. Ojalá resuenen todos los órganos de la Cristiandad y sigan dispensando al mundo la música de Dios, tremenda, viva, total, nada que ver con los sucedáneos.

12 comentarios:

Antonio Montes dijo...

¡Qué buena entrada, Jesús! Y qué curioso lo que cuentas de la música. Pero no me extraña: la música nos eleva a donde no llega otro arte si no es la poesía. Y no olvidemos que antes ambas eran una.

Gracias por compartir tus reflexiones. Un abrazo.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
El sentimiento religioso debe ayudar a la gente a ser mejor persona. Creo que es lo fundamental.
El problema está cuando ese sentimiento quiere ser controlado por los mandamases de turno. Algo que sucede ¿con mucha frecuencia? ¿bastante? ¿siempre...?
Hace ya mucho tiempo que dejé de fiarme de los "intermediarios" entre la divinidad y los hombres. No dudo de la fe y de la buena intención de la gente, individualmente, pero en cuanto se forma una asociación, malo, malo, el jefecillo de turno acaba imponiendo su particular visión de la religiosidad.

25 neutonios religa2.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Antonio, algún día tenemos que hablar de cuál es el arte que más le gusta a Dios.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, la religiosidad, como todo, debe ayudarnos a ser mejor persona. Por otra parte, fíjese que usted y yo somos intermediarios del saber, pero no nos gusta que los padres desconfíen de nosotros y nos llamen mandamases de turno. Igual de honrados que usted y yo son los curas, esos intermediarios. Igual que hay malos profes, hay malos curas, pero, en general, los profes, como los curas, somos intermediarios muy apañados y muy preocupados por cumplir nuestra labor. Por eso, yo no desconfío de los intermediarios: alguien tiene que encargarse de administrar los sacramentos instituidos por Jesucristo, alguien tiene que transmitirnos su mensaje, alguien tiene que estar ahí cuando uno necesita consuelo espiritual. 25 neutonios intermediarios

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
La verdad es que los últimos escándalos de la iglesia están haciendo mucho, pero que mucho daño a la institución eclesiástica. Es imposible no relacionar su entrada con dichos escándalos.
Ya sé que no es justo, que sigue habiendo mucha gente buena, etcétera, pero a los "curas" se les exige un plus de honestidad, honradez y decencia.
Igual que a otros "gremios".
Es más, cuánto más "predica" un "gremio" la honradez, más se ve expuesto a la crítica.
Es normal.
A los de izquierdas se les exige más honradez que a los de derechas, porque levantan la bandera de la igualdad, la solidaridad y la honradez.
A los profesores también se nos exige un comportamiento más "educado".

De todos modos, don Epifanio, me refería más a los mandamases que a los creyentes de a pie.

25 neutonios peatonales.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, es cierto que a los curas se les exige un plus y que esos casos que salen tanto en los medios escandalizan más en un cura que en cualquier otra persona. En eso estamos de acuerdo. De hecho, Dante pone en los peores círculos del infierno a los sacerdotes corruptos. Eso no significa, como todos sabemos, que entre los curas haya más corruptos que en otros gremios, sino que escandalizan más y salen más a la prensa. Neutonios nocturnos

Dyhego dijo...

Aún así, don Epifanio, no me negará usted que a los gerifaltes, sea cual fuere su campo, les gusta dirigir, mandar, ordenar, prohibir, aconsejar, dictaminar, juzgar, castigar...

25 neutonios pacíficos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Fíjese usted, don Dyhego, que en un comentario anterior ha dicho usted que es inevitable pensar en los casos de pederastia al leer mi entrada. Y quisiera hacerle ver que la prensa se regodea en estos casos no tanto porque se escandalice sanamente cuanto porque es muy anticlerical, y se ya ha producido el efecto de que la gente vea a un cura y piense en la pederastia, igual que antes se veía a un homosexual y se veía a un pervertido.
Por otra parte, la cuestión no es que a los mandamases de cualquier grupo les guste mandar y dirigir, que eso no es malo,sino necesario (¡alguien lo tiene que hacer y, en nuestro caso, usted y yo somos mandamases en nuestras aulas!); la cuestión es más bien si lo hacen bien, si sus órdenes nacen del deseo de justicia y de bien, si no vulneran la dignidad de las personas, etc... Reciba mis neutnios

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
¿Hasta qué punto se puede hablar de "anticlericalismo" ante el caso de curas pederasta? El mismo encarnizamiento social se aplica a médicos, profesores, entrenadores, etc que han sido condenados o acusados por los mismos hechos.
El encarnizamiento se debe a que es difícilmente perdonable que un tipo abuse de su condición social o laboral para forzar a niños, (repito los gremios citados).
Lo peor del caso es que no se ven castigos ejemplares y eso hace mucho daño.

Cuando me refiero a los "líderes" religiosos, incluyo en el saco a todos aquellos mandamases que, lejos de sugerir, imponen sus ideas, ya sean curas, ayatolás, reverendos, gurús, maestros o guías espirituales.

25 neutonios

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, yo sí creo que hay anticlericalismo. De hecho, nadie piensa en pederastas cuando ve a un profesor, a un padre de familia o a un entrenador. Y, sin embargo,en esos gremios hay más casos de pederastia que entre los curas. Es más, es entre los padres de familia donde son, con diferencia, más numerosos. Sin embargo, los curas están sufriendo un acoso porque la gente los ve y piensa en pederastas. Hay mucho anticlericalismo en España. 25 neutonios de persona desprejuiciada a persona desprejuiciada

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
La verdad es que mis comentarios se han alejado mucho de su entrada.
Realmente hay ocasiones, como la que usted describe, escuchando una canción, mirando un cuadro, contemplando un paisaje, admirando una escultura, en las que uno se siente más espiritual, o se siente a gusto consigo mismo y con el resto de la humanidad.

Me alegra saber que usted es capaz de hallar esa paz interior.

25 neutonios.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyheo, sí, a ese sentimiento me refiero yo. No todo se reduce a necesidades físicas y culturales. También las hay espirituales. Reciba mis espirituales neutonios