jueves, 8 de diciembre de 2016

El ángel y la cuna

El día más importante de mi vida fue mi concepción, porque es el día en que me salvaron de la nada y en que el mundo dio mi pistoletazo de salida para que yo comenzara a dar vueltas en torno al sol.

Hoy, día de la Inmaculada Concepción, rindo homenaje, con esta escultura de Timothy Schmalz, a todos aquellos seres humanos que, concebidos, no llegaron, sin embargo, a dar vueltas en torno al sol.


2 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
¡Complicado tema!
La estatua es bonita y original.
Me alegro mucho por haberlo conocido.
25 neutonios conceptuales.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, me alegro de que le guste. 25 neutonios angélicos