domingo, 16 de octubre de 2011

Manual de ayuda contra los libros de autoayuda

Amigos, sale a la luz este librito mío que me encargó Javier Sánchez Menéndez. Lo que yo no sabía, y él sí, es que yo llevaba escribiéndolo media vida y por eso me ha resultado tan fácil escribirlo, con mucho humor para que el lector se ría y mucho amor porque lo aprecio y, además, contándole mis secretos para bregar y salir adelante en esta vida sin tener que depender de los libros de instrucciones vitales, que al fin y al cabo eso son los libros de autoayuda: unos sustitutos de la iniciativa personal, de la filosofía, de la religión, del psicólogo, del amigo, del buen consejo, del sentido común y de todo aquello con que nuestros abuelos lograban escapar de la tristeza cada día sin autoayudismos y siendo tan felices como nosotros o más aún.

En el libro no critico los buenos libros de autoayuda, que a más de uno pueden servirle en algún momento de su vida, ni  los buenos consejos que pueda haber en los malos libros de autoayuda, sino que, por un lado, critico las muchas expectativas que esos libros suscitan en el lector con falsas promesas como sanar para siempre la vida, dejar de sufrir, tomar las riendas de todas las situaciones, vivir en la nube de la dicha...; y, por otro, critico la fe con que muchos acuden al libro de autoayuda como si fuera la Biblia y la última palabra de la Ciencia todo en uno, para que él les dirija la vida, cuando, en realidad, podrían encontrar más luz y consejo para la vida en el hombro de un amigo, en un viejo libro de poesía, en los filósofos de siempre y, sobre todo, en los consejos de las abuelas, las cuales, precisamente por no haberse indigestado jamás con autoayudismos pseudocientíficos sabelotodos prometetodos, dan en la tecla con su beso, su abrazo y sus palabras cuando nos ven tristes, porque nos conocen y nos quieren, dos cosas que los libros de autoayuda no pueden hacer por más que nos prometan, por más que vendan y por más que nos hayan costado.

Ojalá, amigos, este librito de autoayuda contra los libros de autoayuda os haga reír y afrontar la vida con más humor, más amor y menos instrucciones. De eso se trata.

Y, lo mejor de todo es que, gracias al comentario de cierta lectora de este blog y gracias a la composición de este libro, ¡estoy escribiendo ahora un libro de autoayuda!

¡Viva la contradicción, o sea, la vida!

25 comentarios:

Olga Bernad dijo...

Enhorabuena, Jesús, será un placer leerlo. Creo que alguna vez hemos comentado nuestra poca fe en los libros de autoayuda y en las pseudofilosofías entre jipis y orientales o medio místicas o medio científicas o medio psicológicas o yo qué sé, que es de lo que suelen nutrirse todos estos libros. Lo triste es que la más famosa autora de libros para conseguir la felicidad se acabó suicidando. La realidad, siempre iconoclasta.

Seguro que nos arrancas alguna risa y muchas sonrisas, lo cual puede no ser garantía de conseguir la felicidad pero sí de que pasaremos un buen rato. Y eso ayuda;-)
Un beso.

José María JURADO dijo...

Muchas felicidades, Jeús, conociendo tu fina ironía la risa, mejor, la sonrisa, está siempre asegurada, ¿quién no se ha asomado desde el abismo alguna vez a los libros de autoayuda? Bueno es desmontar esa necesidad.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Jesus tu eres un tesoro!

Me ponga cuarto y mitad del como ayuda el sentido común del Cota Lobato!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, sí recuerdo esa conversación contigo y, desde luego, que has definido muy bien el disfraz pseudocientífico con que muchas autoayudas se revisten. Si te ríes con el libro y te ayuda a ser más feliz de lo mucho que ya eres, lo doy por bien escrito. Un beso con ganas de verte.

José María, yo me he asomado en más de un abismo a los libros de autoayuda, hasta que con la edad he aprendido que me sirven muchísimo más los amigos, la poesía, el amor, Dios, etc... Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mujer prevenida, ¡pero si fuiste tú la que me inspiraste! Ponme cuarto y mitad de tu sentido de la vida.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Deseando estoy de leerlo. Seguro que tendrá éxito y no defraudará.
25 neutonios sin ayudas (porque no las necesitas, claro).

L.N.J. dijo...

Sugerente entrada. Cambio un refrán y digo que un libro de autoayuda te cura, dos te hacen dudar y tres o más de tres, te matan.

Más Platón y menos Prozac. Y si todo va acompañado de sentido del humor, mucho mejor.

Saludos.

Elías dijo...

Enhorabuena, Jesús.
Yo no creo en los libros de autoayuda, pero a este tuyo, a la contra, y con humor, será un placer hincarle el diente.

Abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, ya quisiera yo no necesitar ayuda, pero sí que la necesito, de las personas más que los libros. Reciba usted mis neutonios.

LNJ, muy buen refrán, sí señor. Yo lo he comprobado en mis carnes.

Elías, si lo lee el que no cree en la autoayuda, haces al autor el mejor regalo. Un abrazo fuerte, amigo.

José Miguel Ridao dijo...

Felicidades, Jesús, lo leeré con ilusión. Uno de los peores es el "Duérmete niño". Leña al mono.

L.N.J. dijo...

Jesús, parece esa pastilla llamada "éxtasis" donde se habla de una plenitud máxima. No he probado la pastilla, pero estos libros intentan que el ser humano sea perfecto en todas sus cualidades.
¿De veras lo has probado en tus carnes?
Pues mi alivia saberlo.

Ya somos dos o tres, o muchos.

Un beso, Lourdes.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José Miguel, ese que dices es terrible. Yo caí en sus garras. Un abrazo, amigo.

Lourdes, somos muchos los que hemos picado el anzuelo,por desesperación y creyendo que en el libro estaba la solución a todos nuestros problemas.

lolo dijo...

Me lo pido.
Porque será distinta, digo yo, la Cottayuda.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, me temo que tú te sabes todos mis trucos. Si me lees, será como charlar conmigo un poco de cosas de las que ya hemos hablado. Será, en fin, un placer.

Elena Nito dijo...

Cuando los postmoderno se vuelve hortera, regresamos al glamour de lo vintage, de los tesoros heredados, "regalados" que siempre estuvieron ahí, volvemos la vista nuestras raíces, de las que nunca deberíamos renegar, porque de ellas nacimos y, antes o después, a ellas regresaremos..

Enhorabuena por tu libro de título mutuamente excluyente..
¿Para cuándo una sesión firmas por los madriles?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Elena, qué bien acabas de describir todo lo que pienso. Desde luego, si voy por los madriles, tú deberías ser la presentadora del libro.

Sefa dijo...

Hola Jesús, yo como a tí, te puedo tutear? también me he asomado en mis muchos abismos a numerosos libros de autoayuda, y con el paso del tiempo me he dado cuenta que el Amor, Dios, la buena lectura, la naturaleza.. te ayudan más.
Por cierto donde puedo conseguirlo... Un Abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sefa, claro que me puedes tutear. Me ha pasado exactamente lo mismo que a ti: ¡leerme tantos libros para al final descubrir que en Dios y la naturaleza y dentro de mí estaba la respuesta! Entonces uno comprende que no hay libro que te libere del sufrimiento, pero que a pesar de él la belleza sigue siendo mucha y que alguien te acompaña siempre.
Me ha dicho el editor que el libro ya está en las distribuidoras. Pero la manera más rápida de conseguirlo, supongo, es comprándoselo directamente a la editorial (si pinchas en el enlace de mi entrada).

Anónimo dijo...

Mira, criatura de dios, los únicos libros de autoayuda que valen la pena son las recopilaciones de refranes y/o proverbios. Todo lo demás, basura.

PEPE LASALA dijo...

Enhorabuena amigo, me alegro mucho y seguro que es un éxito viniendo de tí. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anónimo, tienes más razón que un santo. Lástima no habértelo oído decir antes. Y gracias por llamarme criatura de Dios.

Pepe, gracias a ti por tus buenos deseos. Un saludo.

Varenka dijo...

Yo tambien me lo pido.

Ya tengo "A merced de los pajaros", (ahora prestado). "Apuntes y fuegos", que compre pensando que era de poesia... y igual me encanto, y "Poesias para ninnos de 4 a 120 annos", que tambien es un poco tuyo. Este lo regale.

Gracias.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Varenka, es un buen regalo, sí señor, el de la Poesía para niños de cuatro a ciento veinte años. Y si con este antimanual te hago reír y valorar más, como ya haces, el amor, la amistad, la naturaleza, los buenos consejos...., me doy por satisfecho. Recibe mi saludo y mi gratitud.

Jaimemarlow dijo...

Lo malo es cuando sientes que nadie te conoce (ergo no te pueden querer).

Jesús Cotta Lobato dijo...

Jaime, eso ocurre muchas veces en la calle o en el trabajo, donde la gente no se conoce. Por eso es tan importante cuidar el amor y la amistad en la vida privada. Un saludo.