jueves, 5 de enero de 2012

El eco y feliz noche de Reyes

Ayer fuimos a los montes de Cártama, a la casa donde nació mi madre.

Entre adultos y niños éramos veinte y subimos casi todos a una montaña a jugar al eco con el monte de enfrente y la tristeza muy lejos.

Los niños gritaban "¡Eco!" o "¡Feliz 2012!" y el eco respondía alto y claro cinco segundos después. Les enseñamos a los niños a lanzar un grito escueto y potente y a callarse justo después para que el eco pudiera lucirse. ¡Y vaya que se lució!

Los pájaros, en busca del silencio, volaban a la ladera de enfrente, pero el eco nos los devolvía otra vez.

Allí estuvieron los niños, con los brazos abiertos, diciéndole al eco cosas muy bonitas y no me resigno a que se pierdan y estoy escribiendo un poema sobre el eco.

Pero hoy toca desearos a todos una feliz noche de Reyes Magos.

No olvidéis dejar la copita de anís para los Reyes y heno para los camellos.

Que os traigan sobre todo amor, humor y poesía.

Y para todos un abrazo.

5 comentarios:

Rosna dijo...

Me uno al eco para decirle : Feliz noche mágica de Reyes para absolutamente todos , creando desde el corazón ilusiones que nos den alas para volar .

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Reciba usted mis más cordiales felicitaciones por el día de su santo.
Deseo que los Reyes le traigan regalos bonitos.
25 neutonios reales.

Sefa dijo...

Muchas Gracias. Lo mismo os deseo. Un Gran Abrazo

Anónimo dijo...

¡T R A B A J O O O O O!
A M O O O O R R R R R!
Esas son mis palabras para el eco,y mis deseos para T O D O S.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Rosna, muchas gracias. Le deseo a usted lo mejor para este año.

Dyhego, como usted ha sido muy bueno, tendrá seguro muchos regalos. 25 neutonios epifánicos y gracias por acordarse de mi santo. Poca gente cae en ello.

Sefa, gracias. ¡Feliz año!

Anónimo, el eco ha respondido que sí, que habrá mucho.