lunes, 1 de septiembre de 2014

El mejor de los placeres veraniegos

De todos los placeres del verano me quedo con este: flotar desnudo y de noche en la piscina mirando a las estrellas.

Es un placer no solo porque el agua y la desnudez se hicieron la una para la otra, sino porque en ese templo de las estrellas sobre el agua es natural y fluida la conversación con Dios.

Vengo, pues, con muchas ganas de charlar con vosotros y de contaros lo que me han contado las estrellas.

La primera es recomendaros el blog de mi hermano Daniel: Almanaque de alacranes, donde cada día colgará un punzante epigrama para despertarnos.

Un abrazo a todos


6 comentarios:

Dyhego dijo...

¡Espero que se prodigue usted un poco más que el curso pasado, don Epifanio!
25 neutonios septembrinos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

¡Me alegro de saludarle, don Diego! Si usted supiera lo liado que he empezado el curso... Pero intentaré prodigarme más. 25 neutonios descansados

Daniel Cotta dijo...

Gracias por la recomendación. Yo también la recomiendo.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Daniel, de poeta poeta, un abrazo fuerte.

Varenka dijo...

Siempre regalando! ...Gracias por la recomendación.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Varenka, el blog de Daniel no te defraudará