martes, 2 de septiembre de 2014

Las flores y el bombero

Hoy iba por la calle con un ramo de nardos y rosas rojas y me paró un bombero por la calle y me dijo: "¡Suerte! Que tenga usted mucha, que ya es difícil" y se despidió con esa sonrisa de complicidad entre hombres.

Y la verdad es que he tenido mucha, mucha suerte, si podemos llamar suerte a las mercedes recibidas, al amor, a la gracia.

Gracias a las flores y al bombero.

6 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Yo también me alegro de que usted haya tenido suerte.
25 neutonios suertu2.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Diego, le envío unos nardos virtuales.

JESUS FIDELIS dijo...

Sin duda era un bombero enamorado.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Tocayo, desde luego era un bombero con muy buena planta. Saludos cordiales.

lolo dijo...

Precioso nanorelato, que para mí acaba con el primer punto y aparte.

Feliz septiembre, Cotta.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Me alegro, Lolo, mucho de que te guste un suceso tan breve pero real de mi vida. Feliz septiembre.