lunes, 10 de noviembre de 2014

Para ser un buen profesor

1. No ofenda ni se ofenda.
2. No aburra ni se aburra.
3. Suénese los mocos delante de sesenta ojos atentos y confíe en que no se le haya quedado ninguno fuera de las fosas nasales.
4. Ande con resolución delante de sus alumnos, aunque estos le miren el tetamen o el paquete.
5. Aprenda a subirse la portañica con elegancia cuando alguien le informe de que la lleva abierta
6. Acostúmbrese a tener manchas de tiza en la cara y en la ropa.
7. Aprenda a hablar sin echar mucha saliva.
8. No ponga el culo en pompa al escribir en la pizarra y, si lo pone, no piense si se lo están mirando o si van a aprovechar para tirarle algo.

3 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:

1. Creo que, hasta ahora, ni lo uno ni lo otro, pero los estribos sí que los he perdido en alguna ocasión.
2. En ello estamos.
3. Me voy a un rincón o salgo al pasillo.
4. No soy ningún yogurín así que no creo que ninguna alumna me mire con deseo, jajaja.
5. En un par de ocasiones me ha ocurrido: me he girado y no le he dado la mayor importancia.
6. Y en el pelo, en la cartera...
7. Ahí sí que llevo muchísimo cuidado y siempre me pongo a una prudencial distancia.
8. Cuando escribo en la pizarra adopto la postura comodísima de los egipcios.

Buenos consejor, don Epifanio. Los tendré siempre en cuenta para ser "perfecto".
25 neutonios con tiza

Dyhego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jesus Cotta Lobato dijo...

Se ve que la experiencia suele hacernos iguales a los profesores, porque yo hago casi todas las cosas como usted. 25 neutonios magistrales