jueves, 7 de mayo de 2015

La desnudez y los hombres primitivos

Hace unos días leí aquí que el hombre de Cromagnon seguramente no se tapaba los genitales y que, si lo hacía, no era por pudor, sino por protegerse del frío.

Ideas como esa (que el pudor, entendido como el sentimiento que nos lleva a taparnos, no es natural en el ser humano, sino cultural; que antes del cristianismo se vivía en una feliz desnudez; que la gente se tapa para protegerse del entorno y no por pudor...)las he leído y oído con frecuencia. Pero pregunto: ¿qué pruebas hay de que eso sea así?

Yo no me atrevo a afirmar que los hombres de hace cien mil años se taparan por pudor y, entonces, ¿cómo se atreven tantos a afirmar que o bien no se tapaban o lo hacían solo por protección?

Creo que hay dos prejuicios subyacentes en ese tipo de ideas: el primero es que el pudor no es natural ni sano, sino una represión de origen religioso; y el segundo es que los hombres primitivos no eran como los de ahora, sino más sencillos o más brutos o menos complicados o qué sé yo.

El segundo prejuicio se viene al suelo si pensamos que los hombres, desde que lo eran, han sido igual que los de ahora: había espíritus delicados y poéticos, había asesinos en serie, había aprovechones, había fanfarrones, risueños... Y todos los comportamientos que hoy se nos puedan ocurrir se daban también entonces, mutatis mutandis.

Entonces, si los hombres primitivos son iguales que nosotros, el primer prejuicio también se viene al suelo: ¿la única razón por la que nos tapamos es para protegernos del medio ambiente y porque es una imposición cultural? Sin negar que esas razones también cuentan, ¿no hay también en el hecho de cubrir nuestro exterior un legítimo deseo de no mostrar nuestro interior? ¿Taparse no es también una manera de decir que las partes de uno mismo que uno va a usar en su relación con los demás son las que están sin tapar? ¿No es el pudor una consecuencia del hecho misterioso de que en cada cuerpo habita una presencia íntima que no se agota en la visión del cuerpo? ¿No es el pudor, en fin, un rasgo exclusiva y finamente humano que dignifica nuestro cuerpo y lo libra de ser meramente un objeto?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de que, te cito, "antes del cristianismo se vivía en una feliz desnudez" no sé dónde lo habrás podido leer, pero es un disparate. Nadie pretende que Virgilio, Homero o Platón fuesen desnudos por ahí; lo que ellos mismos cuentan de la vida de su tiempo o de la anterior a ellos es algo muy diferente.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Anónimo, eso lo he leído en páginas de nudismo refiriéndose al hecho de que los griegos hacían la gimnasia desnudos o de que los misioneros tapaban a los nativos. Un saludo

Benjamín Gomollón dijo...

Quizá lo originario, el rasgo de humanización, no es tanto el pudor, como la necesidad de modificar el cuerpo, de escribir en él, de sobredeterminarlo, vestirlo, tatuarlo, pintarlo, ordenar sus excrecencias pilosas, ungulares... El hecho de intervenir en el cuerpo para hacerlo propio y reconocible en el grupo, de tunear el underground natural es un reflejo de la necesidad de ordenar el exterior, marcarlo, territorializarlo, darle significado. Algo que ya forma parte del comportamiento animal hacia fuera, hacia lo exterior, se vuelve en el ser humano hacia su propio ser, que así deviene no solo entidad natural, sino signo dotado de significado. En definitiva, es un comportamiento de superposición a lo natural y transparente de una piel nueva, un espacio simbólico, en el que el pudor solo es una de las posibilidades como el cuerpo se convierte en soporte de signos esencialmente homólogos a los del lenguaje. Por eso, preguntarse si el pudor es originario me parece a mí que solo es un desplazamiento moral de una cuestión mucho más extensa y polisémica: la humanización comporta apoderarse del cuerpo como espacio de significación, como materia de lenguaje.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Pudor, vergüenza, ridículo, frío, ostentación...
hay tantos motivos para taparse como para desnudarse...
desinhibición, falta de prejuicios, libertad, provocación, exhibición...

25 neutonios naturales.

Anónimo dijo...

Taparse es guardarse. Lo decía mi abuela.
Un abrazo, Cotta.
Lolo


Anónimo dijo...

Hombre, que haya páginas de nudismo que digan barbaridades no me parece a mí que justifique el repetirlas sin explicación alguna, diciendo sólo que uno las ha leído y oído "con frecuencia". Yo nunca había ni escuchado ni leído burrada semejante; pero de haberlo hecho no habría dudado un instante de que era eso, una burrada sólo representativa de la ignorancia de su autor.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Benjamín, estoy de acuerdo contigo, pero no veo incompatible mi postura con la tuya. Mi planteamiento no es solo moral, sino más bien antropológico. Y se puede pensar que dentro de esa necesidad de dar sentido e identidad a nuestro propio cuerpo desempeña el pudor un papel especialmente humanizador. Un saludo

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, por fortuna, somos así de complicaditos. 25 neutonios

Jesus Cotta Lobato dijo...

Lolo, tu abuela era más sabia que todos nosotros juntos. Un beso

Jesus Cotta Lobato dijo...

Anónimo, solo le he dicho un lugar donde las he leído, pero, por pereza, no le he dicho todas las veces que las he oído. No me exija usted andar justificando mis fuentes como si esto fuera una tesis doctoral y no una mera entrada que escribo para entretenerme a raíz de cosas que leo y oigo por ahí sin saber muy bien dónde. Por lo demás, Me alegro de que a usted también le parezcan burradas.