viernes, 10 de diciembre de 2010

Alianza entre el poder y el linchamiento popular

Me da miedo la gente, lo fácilmente que es manipularla con la propaganda y los medios de comunicación. Si estos se lo proponen, pueden favorecer que salgan grupos de linchadores contra los grupos que al poder le interese culpar o eliminar.

Por ejemplo, los controladores aéreos. No estoy muy al tanto de su problema y, como yo, casi nadie en España, pero todos los que han hablado conmigo de eso repiten las consignas que se dan en la tele, en la radio y en los periódicos: "¡Menuda cara tienen! ¡Con lo que ganan y todavía se quejan!" Y les parece la mar de bien que el gobierno proclame el Estado de Alarma y llame al ejército.

Poder y medios han alimentado una baja pasión muy española, la envidia, y la han dirigido contra un grupo que no sé qué privilegios tiene ni si los tiene, pero seguro que no son más que los que gozan los políticos.

A mí todo esto me da un poco de miedo. He visto hordas de gente esperando en los juzgados a que saliera un acusado famoso, cuando aún no se había dictado condena, para lincharlo al menor descuido de la policía.

En muchos países de mayoría musulman las víctimas de los linchamientos alentados por la propaganda son los cristianos; en la Alemania nazi, lo fueron los judíos y los gitanos. ¿Quiénes serán los próximos en España?

17 comentarios:

JESUS FIDELIS dijo...

Vaya, abrí la brecha de los controladores el otro día, en fin no podemos abstraernos de la realidad diaria.
Está claro, hoy la culpa es de los controladores, como ayer fue de los empresarios y antes de ayer de los banqueros, son ellos, el gobierno los que pobrecitos no han roto un plato.
Otra cosa es que el cargar con la gente que va a tomarse cuatro días de vacaciones y el cerrar el espacio aereo de un país, es mucha tela, el responsable? ¿El que lo permite?¿el que abusa de su poder?
La solución, drástica, ¿necesaria?
En cualquier caso el estado de alarma a día de hoy sigue, ¿sigue siendo necesario? Yo supongo que no.
¿Hay detrás de esto otras oscuras intenciones?
Viendo esto, quizás el 11 M, el gobierno tenía que haber declarado el estado de alarma, como mínimo, y haber atrasado las elecciones hasta que las aguas volvieran a su cauce. Si lo hubiera hecho quizás no estaríamos así. Pero eso ya es agua pasada.
Gobierno mal, controladores mal, ¿de mal en peor?
¡Ay bendito!
Me has inspirado Jesús.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues tienes razón según mi opinión.
Somos unos borregos y no nos damos cuenta que nos llevan al matadero.
Saludos.

Juanma dijo...

Como dice Fidelis...de mal en peor. Fácilmente manipulables, cuesta abajo, sin frenos, con ese acelerador en la mano llamado mando a distancia.

Un fuerte abrazo, querido Jesús.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Toda la razón, cokmo siempre, Jesús. Yo ya hablé de eso mismo aquí.
Un abrazo.

Jose dijo...

Coincido plenamente contigo. A mí también me da miedo la masa enardecida por las consignas. Más de una vez he sentido en estos días, a raíz del follón de los controladores aéreos -entre los que cuento con algún amigo, por cierto, muy trabajador y responsable- que un escalofrío recorría todo mi cuerpo. Pero no es la primera que me ha ocurrido en los últimos años, ni mucho menos, lamentablemente.

Somos un país de borregos acomplejados, sumamente ignorantes y envidiosos hasta el extremo, siempre dispuestos a aplaudir al perro que con más fuerza nos ladre para confinarnos al redil... Como diría Astérix de los romanos de una manera mucho menos zafia : ¡estos españoles están locos!

¡Qué poco hemos cambiado...!

Estamos, por desgracia, al albur del viento...

Que tengas un muy feliz fin de semana. Hay que aprovechar, antes de que la barbarie se desate de nuevo.

Fernando Moral dijo...

Mi apoyo más absoluto a tu reflexión, Jesús. Ayer se retrató (o retretó) la clase política. Con las ideologías impresas y olvidadas en el papel de los servicios del Congreso, adoraron a ese actual becerro de oro que conforman las encuestas.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Jesús, es el que asunto da para mucho. A mí me desborda el dilucidar si era o no necesario el estado de alarma en el presente o el pasado, pero veo por tus preguntas que el asunto es más peliagudo de lo que yo me imaginaba.

No cogé ventaja, por eso hay que estar ojo avizor, por si nos dan gato por liebre.

Juanma, yo tengo la esperanza de que cada vez haya más gente que se dé cuenta de que vamos mal.

Juan Antonio, leí tu entrada y coincido contigo en todo.

Jose, los bárbaros no vienen de fuera. Están aquí dentro. Y como bien dices, mientras nos dejen, vivamos felices. Te deseo un fin de semana muy feliz y muy intenso.

Fernando, eso es lo malo, que los políticos busquen subir en las encuestas, en vez de subirnos a nosotros. Y lo del papel ya me lo explicarás mañana, que no lo he pillado.

Un abrazo a todos.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Resulta patético, desalentador y preocupante oirles decir a los periodistas que todos son imparciales, objetivos, independientes y profesionales...
25 neutonios.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, cuando un periodista se sale de la línea editorial de su periódico, lo echan. Es tan difícil ser honrado en casi todos los trabajos. 25 neutonios de fin de semana.

lolo dijo...

Un taxista me contó el otro día que en otros países de Europa los controladores son muchos más y tienen un espacio aéreo menor. Su teoría era que esta movida responde a una maniobra económica (bursátil, dijo) del Gobierno.
El taxista era francés y me alegró porque me sonó a que lo había pensado él solo.

Hacer notar también que el linchamiento de los gitanos aún no ha terminado.

Yé dijo...

Hola Jesús; me alegró mucho encontrarte ayer. y te recuerdo que busques a José Val del Omar. Es un tipo muy interesante, un poco loco e inclasificable pero con una mística sobre el arte y la busqueda de la belleza que puede conmoverte.
Un abrazo

José M. Martínez dijo...

A algunos políticos, tener el poder les da autoridad para lincharnos a todos. Para muchos medios de comunicación la infalibilidad es sólo propiedad suya. En otras palabras, todos estaríamos jod... si no fuera por blogs como éste, como el mío :-) o como el de todos los que nos pasamos por aquí. Un abrazo y buen fin de semana. José María.

Elena Nito dijo...

Totalmente de acuerdo, Jesús, y los que no se plieguen a esa manipulación lo harán a toque de corneta..

Ese "talante" me suena. Como dices, lo hemos visto ya muchas veces en la historia..

El Naranjito dijo...

Tranquilo amigo Maestro, dentro de unos días, esto ya será historia. Escoge de la lista: nevadas imprevistas, subidas de la gasolina, subida del tabaco, la Estaban a Candanchú,.... Bueno, me piro, que yo tambien soy un borreguito, aunque me pese y luche por ser una oveja negra.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, yo me fío mucho de los taxistas, que hablan con todo tipo de gente. Me parece creíble su teoría.

Yé, a mí también me dio mucha alegría verte. Y ya estoy buscando ese autor. Ya sólo leo lo que me recomiendan los amigos con criterio.

José M., por eso nos hemos hecho blogueros, para poder decir lo que queramos. Recibe mi abrazo.

Elena, pero aquí estamos nosotros para denunciarlo. Quizá así consigamos que cada vez más gente caiga del guindo.

Naranjito, ¿qué le vamos a hacer? Todos estamos como tú, pero que nadie se crea que somos borregos. Fingimos serlo, por supervivencia.

Mery dijo...

Hace unos pocos días Juan Antonio puso una entrada al respecto y vengo aquí a comentarte en la misma línea: aquí hay muchas cortinas de humo para tapar problemas muy graves. La masa es manejable y si se nos alienta debidamente, le damos el trabajo hecho a los gobernantes. Ojalá nos paráramos a pensar en ello a conciencia y no soltar juicios a diestro y siniestro. Temible, como bien dices.

Como anhelaba Julián Marías: obligarnos a pensar profunda y serenamente unos minutos al día.

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lo terrible, Mery, es que yo, por ejemplo, por más que me pare a pensar serenamente unos minutos al día sería incapaz de averiguar qué se esconde detrás de todo eso y si se esconde algo.