lunes, 20 de febrero de 2012

Grandes verdades del mundo

1. Para una vez que uno echa una canita al aire, se encuentra allí al suegro.

2. Si no descuelgas el teléfono antes de una siesta en compañía, sonará en el momento más sublime.

3. El vecino siempre escogerá para hacer apaños y obras en su casa la hora de la siesta.

4. Hoy no te ha mirado nadie, salvo cuando te oliste la axila por si las moscas.

5. Más de la mitad de los votantes de derechas afirman ser de izquierdas.

6. En un urinario público no acaba de salir el chorro si el de al lado te mira la colita.

7. La gente ocupada hace más favores que la desocupada.

8. Por respeto, tus amigos no te han contado el ridi espantoso que hiciste anoche borracho.

9. Si dejas al novio de tu hija repantigarse a sus anchas en tu sofá, es que ya estás chocheando.

10. Si quieres morirte de miedo, busca en Internet foros de gente con tus mismos síntomas.

8 comentarios:

Dyhego dijo...

Agudas observaciones, don Epifanio.
25 neutonios verídicos.

Sefa Cusí dijo...

Si es Verdad lo de Internet, si buscas a gente con tus mismos síntomas, te puedes morir de miedo...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, 25 neutonios reciba también usted.

Sefa, veo que, como yo, has caído alguna vez en esa trampa. Un abrazo.

RETABLO dijo...

Lo de la gente ocupada que hace favores es absolutamente cierto. Es además la más eficiente. Hace poco leí algo al respecto en un artículo en una revista de economía.

Vale.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Retablo, ya sabemos, pues, a quién dirigirnos cuando queramos un favor. Ego valeo si tu vales.

lolo dijo...

Estas grandes verdades del mundo en aforismo me dejan intrigada. Las encuentro una mezcla de ley de Murphy y sabiduría proverbial. Puestos a elegir me quedo con la 9, no vaya a ser que me pueda pasar.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, eres de las pocas personas que se fija en las etiquetas. Resulta que nunca sé si crear una etiqueta nueva para estas notas breves que se me ocurren pero que tampoco son aforismos. Y nunca me decido. Y, en fin, tampoco me hagas mucho caso. Puede que el novio sea todo un caballero y nunca se tome demasiadas confianzas aunque lo dejes repantigarse en tu sofá. Un beso.

Rosna dijo...

Verdades tan viejas como el mundo , la verdad es simple tal vez por eso perduran en el tiempo y algunas nos guían .
Un abrazo verdadero