sábado, 26 de mayo de 2012

Festival de Eurovisión

Señores, ¡estoy que no quepo en mí! ¡Esta noche es el festival de EUROVISIÓN! Lo veré con todos los míos en casa de mi amigo griego Panos, con palomitas, copas y banderitas. Si Grecia, Chipre, Italia, España, Portugal o Irlanda quedan en buena posición, lo festejaré por todo lo alto. Esos son mis favoritos, canten lo que canten.

Pero me temo que las abuelitas rusas van a llevarse la palma, sobre todo si, como ocurre siempre, los países eslavos, que son mayoría, se votan todos entre sí.

Bueno, me pongo a hacer apuestas.

11 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
¡Que lo disfrute usted en buena compañía!
25 neutonios-puants

Naranjito dijo...

Y ahora ¿que hago?, pensaba ver el furbo, que juega España, pero esto es mucho mejor. Nada que llamo al "Pollomarchoso" pa que me traiga un buen papelón de pescaito frito y a disfrutar del Festival de festivales.
¿A que gana Alemania? Joé que coraje.
Un saludo y a izar las banderitas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, twelve points! Y olé.

Naranjito, cómprese usted el papelón de pescaíto y vea usted con los suyos lo que más le guste. Pruebe a hacer lo siguiente: si se cabrea usted mucho con el partido, pruebe a ver una cancioncilla de eurovisión y así se ríe usted un rato. Un abrazo grande, amigo.

Chimista dijo...

Bueno, bueno... Ha abierto usted el baúl de los recuerdos. Eurovisión, un sábado por la noche, mayo casi junio, José María Íñigo de anfitrión y el morbo de ver a quién da Alemania sus puntos. Ya espero oír eso de "Greece, Ten points". Que lo disfrute con los suyos. Un saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Chimista, gracias. Pero este año Grecia no nos ha dado ten points ni nosotros a ellos. Me lo he pasado bien, pero, como siempre, un poco decepcionado con las votaciones.

lolo dijo...

Ay, Cotta, qué divertido. Pero Chipre e Irlanda en fin... hay cosas que no se sostienen, por mucha Eurovisión que las matice. Me gustó un poco Italia y mis hijos acertaron al reconocer en la canción ganadora lo que mola ahora.
Votamos y casi nos llevamos la porra, si no llega a ser porque Pastora se quedó un poco atrás en comparación con nuestro 10 unánime.

Las abuelitas de Rusia me dieron pena.

Eurovisión sigue siendo un clásico televisivo, y sirve también para repasar fronteras geográficas. Una pena, porque sigo pensando que hay canciones buenas y malas y los ten points se dan a veces con justicia.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, nosotros no hicimos porra, pero lo pasamos en grande. Las abuelitas rusas también me dieron pena. Pero está bien que a veces los países se salgan de la norma. No me gustó que todo el mundo cantara en inglés. Y Pastora estuvo estupenda. Me gusta imaginar que tú también lo viste con tus hijos.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Fue genial aunque no lo acabé de ver, Gonzalo y su hija, Marina, sí se quedaron. Lo del escenario una pasada, y lo que más me gustó fue el país, tan lejano, con caballos por todas partes, y tierra verde, y como cosacos. No hay nada como tener petróleo para poder gastárselo en estas cosas. De lo mejor: los rumanos cantando en español (eran cubanos, al parecer). El tipo de Alemania una copia de Coldplay, con gorro, por Dios, en un escenario. Las abuelitas rusas encantadoras, daban ganas de llevárselas a casa o de que te invitaran a tomar té en un samovar. Pastora con un chorro de voz ("qué viento hacía", decía la abuela de una amiga que no se enteraba).

En todo caso la sensación final es de que en Europa cabe todo, que como cantantes hay morro hasta decir basta y que menos mal que no ganamos, solo nos faltaba tener que organizar Eurovisión sin pasta.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Aurora, qué encantadora la madre de tu amiga. Yo también me consolé de la victoria pensando en el dinero que nos hemos ahorrado. Un beso.

Héctor dijo...

Jesús, estuve pensando en ti toda la actuación de nuestra Grecia, imaginando como estarías viendo la representación con cara de interés y quizás mostrando a tus acompañantes el ritmo Heleno que llevas dentro.

Opa!!!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues sí, Héctor, aunque lamenté que cantara en inglés, la cantante era guapa y la música tenía un ritmo griego dentro de la apariencia discotequera. Grecia y España fueron las más vitoreadas en nuestra fiesta.