lunes, 20 de enero de 2014

Aforismos sobre la muerte

1. Quien teme a la muerte piensa en ella, pero más la teme quien no quiere pensar en ella.

2. Si la muerte no te asusta, o te sabes inmortal o no sabes qué es la vida.

3. Lo peor de la muerte es que vendrá sin que la llame y me aplastará sin darse cuenta

4. Según Sócrates, no debemos temer la muerte, porque no sabemos qué es; según Epicuro, no debemos pensar en ella. Para la muerte, ambos fueron igualmente apetitosos.

5. No me angustia saber que tras la vida viene la muerte, sino no saber si tras la muerte viene la vida.

6. Lo vivo está condenado a ser inerte y lo inerte a estar vivo. Lo que los diferencia los enlaza.

7. La muerte es la solución a los problemas de la vida y, a la vez, el único verdadero problema de la vida.

8. Cuanto más grande es la muerte, más grande necesito ser para vencerla.

9. La vida, que lo quiere todo, me llama al infinito; y la muerte, que todo lo quita, a la nada. Y, en medio de ambas, yo buscando a Dios.

10. O es eterno Dios o lo es la muerte.

10 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Muy "mortuorio" lo veo a usted últimamente.
A la muerta hay que hacer como con las m... de los perros: atisbarlas desde lejos con el rabillo del ojo para no pisarlas.
Creo que lo peor de la muerte es que llegue con ganas de hacer sufrir. Si se muere uno de pronto, durmiendo, qué maravilla. Pero si la tía de la guadaña se empeña en ser borde, aviados estamos. ¡La cabrona!
En fin, tómese unas birras y déjese de muertes. Dígale al tendero que las pago yo, las birras, cuando me pase por el bar.
25 neutonios vivitos y coleantes.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Doh Dyhego, de acuerdo en todo y muchísimas gracias por las birras. Pero sepa usted que a mí no me deprime hablar de la muerte, sino que me libera. Tómese usted otras dos a mi salud. NO olvide, cuando se la lleve a la boca, alzar el vaso a mi salud. Yo haré por usted lo mismo hoy mismo, aunque quizá con vino.

reyvindiko dijo...

¡La nueve, la nueve!

Anónimo dijo...

¡Una delicia, Jesús! Es usted un sabio. El quinto aforismo es una maravilla. Yo soy de los que prefieren que tras la muerte no haya nada. Se nos da la oportunidad de vivir y de hacerlo lo mejor y lo más placentera y decentemente posible. Y, después, a descansar para siempre. Sin embargo, yo creo en las presencias ultrasensoriales, porque creo que hay pruebas de sobra que demuestran su existencia. Y, eso sí, me aterra convertirme en una de ellas cuando me muera. No quiero convertirme en un espíritu errante por los siglos de los siglos. Cuando me muera, quiero dejar de ser. Esto no es nihilismo ni existencialismo. Se trata, sencillamente, de pereza. No soy nada codicioso en la vida, y no quiero serlo más allá de la muerte. Me conformo con lo que tengo, que ya es bastante, en lo bueno y en lo malo. Sobre todo, en lo bueno (no me puedo quejar).

Un abrazo


Rafa

Anónimo dijo...

1 La muerte será lo que es pero no lo que uno piense que será.
2 la muerte solo me asusta cuando imagino cosas sobre ella, al igual que la vida.
3 Peor aún que viniera cuando fuese llamada.
5 La muerte empieza justo en la vida podría empezar la vida justo en la muerte.
6 Lo vivo esta bienaventurado a ser inerte y lo inerte a estar vivo.
7 La muerte es el paso de la vida
8 Solo ser es vencerla
9 Entre la ambición de la vida y la nada de la muerte estoy descubriendo lo que forma parte de mi.Dios
10 imposible medir lo uno con lo otro.

un saludo mu apretao

Jesus Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, en la nueve andamos los dos buscando desde que tuvimos conocimiento de razón. Un beso.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Rafa, el quinto es, para mí al menos, la pregunta de las preguntas. Un alumno me confesó el otro día un temor que se parece al tuyo: le parecía que quizá, tras la muerte, él sería una mente solitaria pensando en medio de una oscuridad infranqueable. Desde luego, si eso es la inmortalidad, prefiero, como tú, la muerte para siempre. Pero si la inmortalidad es el encuentro con el Autor de todo lo conocido y lo desconocido, con la Fuente, con el ascenso infinito de la belleza que no cansa ni aburre, entonces me apunto a la inmortalidad. Un abrazo grande de mortal a mortal.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Anónimo, tu aforismo tres es magnífico y sabio. La cinco la apunto porque es una de las frases con más esperanza. Deberías decirla a todo el mundo y esculpirla: lo digo en serio. Y el ocho me encanta. Deberías escribir más aforismos. Un abrazo muy apretao.

Anónimo dijo...

Reivindico, siempre ocurre que cuando tenemos algo que no alcanzamos, cuanto mas nos esforzamos por conseguirlo mas lejos parece y al dejar de buscar vemos que ha estado siempre ahí muy cerca, tan cerca que casi lo pisamos tan solo mirar sin esfuerzo lo vemos.
Jesus yo no se escribir aforismos solo comentar los tuyos.
Un saludo apretao

Jesus Cotta Lobato dijo...

Anónimo, pero tus comentarios a mis aforismos me han gustado mucho. Un abrazo muy apretao de Cotta a Cotta