jueves, 9 de enero de 2014

Turbión y Homero

Según mi amigo Leonardo, premio europeo de descodificar lenguajes animales, Turbión, mi jilguero, es un caso único en el mundo. Después de haber descodificado el complejo lenguaje de la ballena jorobada y el de los monos bonobos, reparó en el trino de mi Turbión por casualidad, la noche del eclipse lunar, mientras se emborrachaba conmigo en una de mis tumbonas, al lado de la piscina. Turbión se puso a trinar y Leonardo a seguir el ritmo con el pie, con las manos y el flequillo. Comenzó a hacer cosas raras y me dijo:
"¡Rápido, papel y lápiz!" Y se pasó garabateando toda la noche.

Yo me quedé dormido en la hamaca y al amanecer me cayó encima toda el agua del mundo y me veo entonces a Leonardo de pie, empapado y triunfante ante mí, con la jaula de Turbión en la mano. Había escrito durante toda la noche más de dos mil versos sueltos.

-Amigo, tengo que decirte que Turbión no trina tontamente –me anunció-. Sus trinos son ni más ni menos que la continuación de la Ilíada de Homero. Escucha.

Y comenzó a declamarme lo que ocurría tras el entierro de Héctor y continuó después con la muerte de Memnón y Pentesilea y de Aquiles. Yo me quedé estupefacto. Dije:

-Se lo voy a vender a la NASA.

-¡Ni se te ocurra! Se moriría allí de pena. Le clavarían agujas, lo matarían a fuerza de biopsias y radiografías.

Y abrió la portezuela de la jaula y lo dejó escapar.

-¿Qué haces? ¿Estás loco?

-El que está loco eres tú, que quieres entregar el arte a la ciencia. Este pájaro no puede estar en una jaula. Déjalo libre, que cante para Dios y para las criaturas.

Y por ahí andará Turbión, supongo, con Homero dentro de su corazoncito y cantando para quien sepa escucharlo.

4 comentarios:

Antonio Montes dijo...

Delicioso relato, Jesús.

Un saludo

Jesus Cotta Lobato dijo...

Antonio, siempre que nos encontramos es para cosas agradables para mí. Un abrazo grande.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Donde mejor está un pájaro es en el campo.
25 neutonios trineros.
Por cierto, yo prefiero decir "descodificar", me chirría mucho ese "decodificador".

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, lo corrijo. Gracias por la sugerencia. 25 neutonios pajariles y, por cierto, cómo me ha gustado su entrada de las lorzas.