jueves, 17 de diciembre de 2015

Mary, did you know?

La Navidad es para mí una fiesta entrañable, donde el mundo se hace joven, yo niño y todas las personas más amables. Así la viví en mi infancia y así la sigo viviendo.

Cierro los ojos y me veo como un personaje del belén que montaba mi madre. Tan pronto era yo un soldado romano como un pastor con una oveja al hombro. Pero lo que más me gustaba era ser uno de los ángeles que venía de las más altas estrellas a esta esfera azul y sabía del universo cosas que ni los científicos más sabios sospechaban.

Siempre sentí con el niño Jesús mucha sintonía, porque me llamo como él y además en la casa en que nací también había un pesebre.

Os deseo a todos que algo de esa alegría pura, infinita, inocente de la niñez os toque un poquito y os embellezca.

Y os dejo con este hermoso villancico.

9 comentarios:

Sergio Fernández Salvador dijo...

Qué envidia.

Sergio Fernández Salvador dijo...

Qué envidia.

Dyhego dijo...

¡Espero que la disfrutes la Navidad!
25 neutonios navideños, don Epifanio.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Sergio, una poesía celebradora y alegre e hímnica como la tuya me parece propia de quien, como yo, saltó también feliz cuando era niño en Navidad.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Diego, muchas gracias. Lo mismo te deseo.

Rosna dijo...

Buenas Fiestas Señor Cotta , todo la felicidad que se merece junto a su familia .
Y un auspicioso año 2016 para absolutamente todos

RemeDios dijo...

Feliz Navidad Jesús, que Dios te bendiga a ti y a tu familia.
Tu amiga

Jesus Cotta Lobato dijo...

Rosna, siempre un placer recibir sus buenos deseos. Reciba usted los míos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Mi amiga Remedios, a ver si nos vemos en Navidad. Dios te bendiga.