jueves, 3 de diciembre de 2015

Sobre José Antonio y Federico

Gracias al periodista Adriano Luciani por su amable y atenta reseña de Rosas de plomo aquí.

Viendo el panorama político español actual y sin simpatizar con la primera etapa filofascista de José Antonio (permítanme los joseantonianos que me cubra las espaldas con esta afirmación, tal como están los tiempos), comprendo cada vez mejor la fascinación que en la vehemente España de la República ejercía la figura de aquel caballero guapo, elegante y audaz que, en vez de pasar su vida galanteando en los salones, se metió a salvar a España como si fuera su novio.

Los que ahora se presentan como salvadores de España no son tan guapos ni tan valientes ni tan caballeros ni tan generosos.

Y tampoco hay escritores que amen a España con ese descaro y esa naturalidad con que la amaba el Poeta, Federico García Lorca. El caballero la amaba como a una novia y el Poeta como a una madre.

Nos haría falta otro Federico que cantara como un ruiseñor en esta España tan poco orgullosa de sí misma.

4 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
creo que faltan poetas y sobran políticos.
25 neutonios.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Diego, ese deseo es ya una gran verdad.
25 neutonios poéticos

LFU dijo...

Ayer no mas, como dicen allende los mares, terminè de leer Rosas de Plomo. Un gran libro que aporta luz sobre la biografìa de dos grandes españoles. hay algunas precisiones/observaciones que me ustaria hacer para futuras ediciones, pero mejor en privado. Si le parece bien, puede enviarme su direccion de correo a la mia lfutrera@gmail.com. muchas gracias y un abrazo

Jesus Cotta Lobato dijo...

Será un placer. Gracias.