lunes, 3 de noviembre de 2008

Libros para el WC o pulpitico

Aunque sea escatológico lo que voy a decir, hay libros ideales para leerlos sentado en el pulpitico, haciendo lo que nadie puede hacer por ti, como decía Cervantes. Voy a dar una lista de libros de inodoro. No pueden ser novelas de intriga y aventura, porque entonces uno se tira sentado en la taza más tiempo del que conviene a las almorranas. Tampoco pueden ser novelas eróticas, porque entonces algo se levanta y choca con la fría porcelana. Tampoco pueden ser pesados volúmenes que sirven más bien como mancuernas. Y por supuesto, no pueden ser ensayos discursivos, de ésos que para entender la página quince tienes que tener muy fresco lo que se ha dicho en la catorce y en la trece. Tampoco puede ser poesía, salvo si es poesía satírica o política. La poesía es sagrada y se ha de leer después de una ducha, acudir a ella como a una cita de amor.
Así que los libros de inodoro son:
-libros de humor, variados y sin argumento
-pensamientos condensados, antologías y florilegios de pensadores
-libros con minicapítulos sin relación unos con otros: diarios íntimos, el Juicio Universal de Papini, pensamientos de Pessoa
-y por supuesto esos libros petardos que uno tiene que leer por compromiso
Por ejemplo, mi Topicario es un libro ideal para la taza. Yo no me enfado por eso. Es para mí un honor que me lean en tal intimidad. Al final, si el libro es bueno, uno no se acuerda de que lo leyó en la taza, sino que leyó un buen libro.

7 comentarios:

Enrique Adrados dijo...

Gracias, saludos desde Austria

Aloisius dijo...

Jajajajajajaj
Jajajajajajaj
Está bien el análisis.
Posiblemente, el periódico, también entra en este género del WC. Por doble o triple motivo: si se quedó uno sin papel (….), si una noticia le produce gases u otras patologías, o también, valoremos el diario, si se trata de pasar el tiempo ocupado en la actualidad

Jesús Cotta Lobato dijo...

Se me olvidaba el periódico, queridísimo Aloisius. Lo malo es que las malas noticias pueden interferir en la función fisiológica. Pero la función higiénica del diario se me había escapado. Tu análisis es más divertido que el mío. Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gracias a ti, Enrique.

Yo misma dijo...

Depende del formato del periódico¿no? ¿habéis intentado leer El país en el wc? es toda una odisea. Yo para ese momento utilizo revistas que se leen fácilmente ( no soy de las que se lleva mucho tiempo, Muy interesante me encanta) o los botes de champú: los que están en más idiomas son muy, muy entretenidos.
Un abrazo

Juan Antonio, el.profe dijo...

Oficio de tinieblas, 5.
Ni ahí he podido con él, vaya.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Respecto a lo del periódico, me sumo a la opinión de Aloisius, querida Yomisma. El periódico puede interferir en la función fisiológica, aunque puede sustituir al papel higiénico. Prefiero leer, como tú dices, prospectos e ingredientes de productos de cosmética.
En cuanto a Oficio de Tinieblas, yo ni lo he intentado. Un abrazo a todos