lunes, 23 de mayo de 2011

Mr. Patrick

Hoy vi a Patricio atareado entre coches y, con mi habitual paso rápido, pasé de largo. Pero llevaba cien metros andados cuando no pude resistir y miré hacia atrás y allá a lo lejos Patricio me hacía señales para que me detuviera. Y acudió corriendo a mí.

Yo creo que tenía miedo de que yo hubiera intentado darle esquinazo. Y me saludó con más intensidad que nunca. Le pregunté si pudo pagar el alquiler y me dijo que sí y, esta vez en español, me dijo: "Dios bendica a ti".

Y, como me aconsejó Dyhego, le compré un rosario, uno solo, y no dos o cuatro como antes. Y a él le pareció muy bien.

Yo creo que Patricio no me engañó. Me pidió el dinero porque lo necesitaba y no tenía a quien acudir.

Gracias a todos por vuestros consejos.

13 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Me alegra conocer la continuación de la historia de Patricio.
Una pregunta de asqueroso cotilleo morboso y malsano ¿cuántos rosarios tiene usted y qué hace con ellos?
No tiene vd que contestar si no le da la gana, claro.
50 neutonios "patrísticos".

lolo dijo...

Qué bien, Cotta. Has sabido qué hacer.

Elena Nito dijo...

It´s just another day for you in Paradise.

Ya lo dijo Phil Collins.
La diferencia es que el prota de su canción no mira hacia atrás, no lo piensa dos veces.

Iria Vampire dijo...

Jesús,me alegro que todo se haya solucionado sin ningún percance.Es verdad que el ser humano es desconfiado, pero como Patricio a demostrado, no hay que desconfiar siempre.
Yo creo que hay que desconfiar pero en la justa medida, pues ya lo dicen, no es oro todo lo que reluce y el envoltorio no dice que es lo que hay dentro es mejor que otro.
Saludo, tu alumna Nike.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, tengo muchísimos y todos los voy regalando por ahí. Les digo a todos que son de Patricio y todos los quieren. 50 neutonios patricios.

Lolo, sí, como tú dijiste.

Elena, oiré la canción. Gracias.

Gracias, Iria, por el consejo. Al final creo que en Patricio sí hay oro.

Asinaay dijo...

Muy buenas, quería decirle que me ha conmovido su historia con Patricio. En primer lugar por el dinero que le dio que, no sé cuánto fue, pero lo importante es el gesto que hoy en día muy pocas personas lo hubieran hecho, le aplaudo por ello.

También comprendo su temor a haberse equivocado, suerte que al final no fue así. Pero, si se hubiesen confirmado sus temores, permítame decirle que siempre que te equivoques es mejor haberlo hecho por pensar bien de la gente que por pensar mal.

Fdo. (no sé si se acordará)el viejo "Dr. Bito"

Jesús Cotta Lobato dijo...

Asinaay, ¡mi viejo doctor Bito! Cuando comencé este cuaderno, eras de los pocos que me comentabas y si no hubiera sido por ti, habría tirado la toalla. Gracias por tus visitas de entonces y me alegro mucho de este grato reencuentro. Ex corde, Cotta.

Mery dijo...

Pues me encanta. Lo bien hecho bien parece.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Muy bien, hoy continuaremos el debate.Servirá para que cada uno saque sus propias conclusiones,y todo gracias a Patricio y a usted.Un abrazo,Bittersweet.

Anónimo dijo...

Con esta historia me encanta descubrir que aún existen "buenas personas".AnónimoE

Menalcas dijo...

Yo que empiezo a ser un gallego desconfiado, solo se los habría prestado, pero como ya voy siendo mayor confío en que no llegase el día de la devolución. Es broma. Si fue lo que te salió del alma fue lo que tenías que hacer. un abrazo

Asinaay dijo...

¡Qué alegría que recuerde mis comentarios!y éso que hace ya mucho tiempo. Con la carreta de por medio la verdad que dejé de tener tiempo, pero ahora que me he lanzado al mundo del blog (al que por cierto le invito a pasearse siempre que quiera) me acordé de su bitácora. Un agradable reencuentro, sí señor.

Me alegro mucho de haber mínimamente contribuido a que este cuaderno siguiera adelante. Un saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mery, un beso.

Bittersweet, me alegro de que Patricio y yo os hayamos facilitado el debate a ti y a tus alumnnos. Transmíteles el calor recio de la mano de Patricio.

AnónimoE, yo creo que la bondad le sale a Patricio natural. En cuanto a la que yo pueda tener, no es mérito mío.

Menalcas, prestárselo no habría sido mala opción, si no fuera porque gana muy poco dinero. En cualquier caso, a todos nos viene mal una dosis de gallego desconfiado.

Asianay, claro que contribuiste a que el blog saliera adelante. Te lo aseguro. Y será un placer visitar tu cuaderno. Un abrazo y fuerza y suerte en la carrera.