martes, 17 de mayo de 2011

¿Cómo debo actuar con Patricio?

Esta mañana, Patricio, el negro del semáforo, me ha dicho, mirándome a los ojos y un poco avergonzado:

-Mr. Asús, yo tener pequeñito problema. Yo no tener dinero pagar cama. Si no pagar cama, calle.
-¿Y has ido a Cáritas?
-Yo ir Carita y after cama ayuntamiento no. Pero I live in apartamento with tres y I need 50 euros. Si no, no cama.

Y yo, que me había acomodado a mi Patricio amable, que me vendía rosarios de madera y me preguntaba por la familia y yo le dejaba una buena propina y él me despedía con un  God bless you, brother; yo, que siempre he considerado egoístas a los que claman justicia social y luego no se rascan el bolsillo por el que está al lado y encima tienen el descaro de decir que no dan limosna por la dignidad del que pide; yo, en fin, lamenté que Patricio me pidiera dinero y no siguiera siendo el negrito simpático que no me da problemas.

El caso es que le he dado el dinero, sin pensar demasiado, sin indagar hasta qué punto esa necesidad era tan real y perentoria como me decía.

Ahora mi relación con él es distinta. Ahora no soy un cliente, sino un benefactor fácil para él. Me temo que he actuado impulsivamente y que tenía que haberle dicho que, si quería cincuenta euros, me vendiera muchos rosarios, porque así seguiría siendo su cliente, y no, como ahora, una persona con miedo a que la gente la agobie con sus problemas(lo siento, soy así de mezquino).

Y, mañana, cuando me lo encuentre, no sé cómo actuar. ¿Lo esquivo para no sentirme más obligado con él? ¿Lo saludo como siempre pero no le compro rosarios hasta finales de junio para que comprenda que esos cincuenta euros valen por los rosarios de dos meses? ¿Y si me pide más dinero? ¿Hasta dónde debo ser generoso? ¿Le digo que vaya a Cáritas, a la que pago una suscripción mensual, y así me quito quebraderos de cabeza?

En fin, que estoy hecho un lío.

16 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
No creo que sea usted mezquino.
No adelante usted acontecimientos, espere a ver lo que ocurre mañana. Salúdelo y cómprele un rosario (para hacerle comprender que usted es el mismo de siempre). Si le volviera a pedir dinero, entonces tendría usted que decirle que no. Sin explicaciones y con convicción. Otra opción es proponerle un bocadillo (ya puestos a hacer los bocadillos de sus hijas, haga uno más). Que acepta, bien. Que no, pues, dos males tiene.
En fin, es lo que se me ocurre.
50 neutonios.
(Tendrá usted que revender rosarios...)

Blimunda dijo...

Imagino que Patricio lo ha pasado mal pidiéndote ese dinero y que realmente él está mal. Yo solo pensaría eso, que he ayudado a alguien que de verdad lo necesitaba y mañana quién sabe.
Quédate con el bien que le has hecho y con nuestro abrazo.

eres_mi_cruz dijo...

si está mañana... pregúntale cómo le fue...
si no está mañana... te pegó el sablazo y a veinte más como tú... a fin de cuentas su trabajo es la supervivencia...

estará, ya verás... y a lo mejor hasta te los devuelve un día en metálico... o en especies exóticas de su tierra... (menos mal que no pasé por allí porque a mí me habría soplado el doble...)

Mery dijo...

Yo creo que tu intuición y tu conciencia te harán actuar en el momento que lo encuentres.
Probablemente no te pedirá mas dinero.
Ya nos contarás.

Un abrazo

Granito dijo...

Yo opino que si realmente es una buena persona y está necesitado de lo que los seres humanos más ansiamos querrá tiempo y atención. Quizá..., digo yo, si puedes sal un poco antes para tener tiempo de bajarte del coche y dedicarle un rato a escucharle, para que se sienta comprendido en sus necesidades, pero como bien dicen otros antes que yo se firme en no darle dinero fácil, quizá algún rosario pero no más, comprensivo pero firme. Cómo también dicen otros tu intución detectará si lo que quiere es más dinero y nada más, pero desprecia tu tiempo y tu atención, en cuyo caso se está equivocando al buscar la vía fácil y los 50 € habrán salido baratos (conozco casos de abusos tremendos)aunque muy decepcionantes...

En fin, nadie tiene certezas sobre algo así pero creo que harás lo correcto.
Un abrazo.
Pedro

P.D.: Siento tremendamente decirlo pero no lo conseguí, apenas aguanté un día sin nicotina aquel día señalado, pero que me parta un rayo si no seguiré intentandolo, aunque sólo sea para poder contartelo. Gracias de todas formas por tu gran apoyo, significó mucho para mi.

Alejandro dijo...

No te comas el coco, Jesús, que además de Patricio, alguien más lleva horas agradeciendo tu gesto desde muy arriba.

Y algún día recibirás un colgante manufacturado de Patricio en el que se podrá leer un enorme EX CORDE en letras de plata.

Éste es mi Cotta... en estado puro.

Jesús Cotta Lobato dijo...

A ver, amigos, no sé cuánto agradeceros vuestros consejos. Ahora voy al curro y he decidido que no lo voy a esquivar, sino que lo saludaré como siempre y, en vez de comprarle tres o cuatro rosarios como acostumbro, le compraré solo uno, y así hasta que deje de verlo. Como dice Dyhego, si me pide otra vez dinero, le diré que no. O a lo mejor, como dice Blimunda, vuelvo a dárselo otra vez sin pensar en nada más que en el acto de amor que acabo de hacer.

Eresmicruz, creo que sí estará. Le preguntaré si pudo pagar la cama.

Mery, espero que así sea
Gracias, Dyhego, Blimunda, Eresmicruz

Granito, eso haré. Y no te preocupes por no haber dejado de fumar ese día. Yo me he puesto miles de fechas y me he concienciado miles de veces para acabar fumando la misma tarde del día señalado. La verdad, Pedro, es que yo he conseguido dejar de fumar porque le ofrecí ese sacrificio a Dios a cambio de algo que es crucial para mí. Y por eso estaba bastante motivado. Sé que mi postura no es muy racional, pero es eficaz.

Alejandro, a lo mejor, cuando en el juicio final me acusen de ser un lujurioso, Patricio intercederá por mí ante los ángeles jueces. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir su experiencia en este blog.Hemos tenido(mis alumnos y yo),un debate ético de lo más profundo.Mil gracias de nuevo.Pero todos queremos saber:
-¿Estaba Patricio hoy en su semáforo?
-¿Han dormido bien?(él y usted).

-¿Se le solucionó el prblema?.GRACIAS una vez más .
Bittersweet.

lolo dijo...

Vaya, llego tarde, pero quería decir que el darle cincuenta euros a Patricio es prudente y virtuoso. Prudente, sí, de la prudencia que me enseñaron a mí.
Todos tus líos, que comprendo, y lo que él haya podido hacer o no, no quita ni pone un gramo al acto en sí. Por lo que el debate no puede ir mucho más lejos; lo que está bien es porque es bueno. Y el que se mete en lo bueno sabe cómo seguir.

Un abrazo, Cotta.

Benedetina dijo...

Eso, ¿qué pasó al final con el chico de los rosarios?

Yo tampoco creo que seas mezquino, más bien todo lo contrario, bastante sensible y humano.

Anónimo dijo...

Qué bonito se ve el mundo visto desde su perspectiva.Conzco a quien cierra corriendo las ventanillas,no vaya a ser que "el negro"le escupa y le contagie "algo".Todos deberíamos "cottaminarnos"de sus acciones,pensamientos,y educación.Mi más sincera admiración.AnónimoE

Menalcas dijo...

Se pone interesante. Patricio es un buen tio, pero es negro y lo que es peor es pobre del todo, porque es lo que tienen los pobres, que todos quieren ser ricos y si así fuera volveriamos a ser todos pobres porque la cama valdría 5000 euros en lugar de 50 y no nos llegaría. enfin yo tenía que haber nacido en el imperio romano y ser un patricio. es broma todo. realmente le daría la mitad

Jesús Cotta Lobato dijo...

Bittersweet, me alegro de ese debate ético. Seguro que sus alumnos son encantadores. Hoy no he visto a Patricio porque al final he tenido que ir por otro camino. Mañana es posible que lo encuentre.

Lolo, mañana, si lo veo, le preguntaré si ha dormido bien. Y le compraré un rosario.

Benedetina, mañana quizá lo vea. Y lo de mezquino lo digo porque tengo miedo de que me siga pidiendo favores. Tengo miedo de que me compliquen la vida.

AnónimoE, ese que cierra las ventanillas no se las cerraría a Patricio, que es muy simpático y educado.

Menalcas, Patricio se llama precisamente el negro del semáforo. Darle la mitad habría sido una medida prudente y generosa.

Olga Bernad dijo...

Pues hiciste lo que te pareció correcto; a medias entre el impulso y la reflexión, salió lo que tú eres. Siempre nos sobran motivos para todo -y todos muy plausibles-, para darle el dinero y para no dárselo, para contaminarnos o quedarnos a salvo, para afirmar y para negar. Pero somos lo que hacemos.
Mañana, volverás a decidir. Y él también. Tal vez no te pida nada.
Un beso.

El alegre "opinador" dijo...

Por si te sirve... Como yo también soy colaborador activo de Cáritas, envío a las personas que creo que lo necesitan allí. Creo que ellos tienen una capacidad y una preparación para saber cómo actuar y las necesidades reales de la gente, que yo no tengo.
De todas formas, como a ti, es algo que me interpela cada vez que una persona con problemas se me acerca.
Un abrazo.

Benedetina dijo...

Yo creo que un vulgar mezquino hubiera sido el que, sin ningún tipo de miramiento ni remordimiento, le dice que no a Patricio, se queda tan pancho, y encima se mofa de él.

Lo de tener miedo a que nos compliquen la vida, nos tomen el pelo, y esas cosas, es la parte menos amable de ser personas humanas y sensibles :P

En fin, ya nos contarás cómo sigue la historia...