martes, 25 de marzo de 2014

Aforismos

1. Hay remedios para todas las dolencias, pero hay que encontrarlos.

2. De los retoques del cirujano plástico te puedes arrepentir, porque los has elegido tú. De los que te dieron tus padres, no.

3. Hay algo peor que hacer el mal: decir que lo malo es bueno.

4. Los derechos no se crean. Son los que son, porque el hombre es lo que es.

5. Eros es el amor de Dios a nuestros cuerpos.

6. Engendrar es obligar a Dios a crear un alma y un ángel de la guarda. Es nuestro mayor poder.

7. Llamamos azar al orden de Dios que no entendemos.

8. El universo te ha engendrado para que lo heredes.

9.  Finja o no el poeta, el poema no puede ser fingido.

10. Si solo tienes un talento, tienes más obligación de hacerlo rendir que el que tiene diez.

18 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
A veces me pregunto ¿por qué tenemos que recurrir a dioses,ángeles y demás criaturas para gozar de lo que tenemos?
La parábola de los talentos es otra que me pone de los nervios.

25 neutonios corporales.

Anónimo dijo...

A mí me pasa un poco como a Dyhego con lo de los talentos. Depende de cómo se entienda, desde luego; pero el aforismo parecería indicar que es legítimo exigir más al que menos tiene. Y eso me parece una barbaridad.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, lo importante no es creer o no en seres espirituales, sino gozar de lo que tenemos y, si creer en seres espirituales nos ayuda a gozar más aún de lo que tenemos, ¿por qué no creer en ellos? Por ejemplo, yo soy muy feliz creyéndome acompañado por Dios, el autor de todo esto; así tengo a quien dar las gracias y a quien confiar mis cuitas y así disfruto más de lo que tenemos. Y, por otra parte, imagínese usted por un momento que existenesos seres espirituales en los que millones de hombres antes que nosotros han creído, en ese caso, disfrutar de lo que tenemos implicaría necesariamente creer en ellos. Respecto a los talentos, respondo al anónimo, que también duda del asunto. 25 neutonios angélicos.

Anónimo, sí, exactamente así es como interpreto yo la cosa. Si una persona es tonta y fea, pero tiene el talento de la música, ¿no cree usted que está más obligada a cultivarlo que la persona que, además de tener el don de la música, es guapa y lista? La segunda persona, con ser guapa y lista, tiene muchas puertas abiertas aunque descuide la música, pero la primera, si no culitva la música, no tiene nada con lo que ganarse el pan, salir adelante y ganarse el afecto de la gente. A este propósito recuerdo a cierta persona que se quejaba de un funcionario de esta manera: "Es feo y vago. ¡Al menos podía ser simpático!". En ese sentido digo que el que tiene diez talentos tiene diez tablas de salvación y puede permitirse el lujo de perder cinco, pero el que solo tiene un talento solo tiene una tabla de salvación. Un saludo.

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

Su reflexión sobre el azar es absolutamente cierta. Y el reconocimiento de la condición azarosa del hombre compatible con la visión cristiana del mundo.

Mis saludos.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Así debería ser la religión: una "ayuda" para ser feliz.
En cuanto a los talentos, parece razonable lo que usted dice, pero siempre he entendido esa parábola como una obligación, y eso es lo que me cabrea. Con mi talento puedo hacer lo qué quiera, incluso malgastarlo.
Gracias.
25 neutonios talentosos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Retablo, me alegra de que usted lo vea así, porque eso es exactamente lo que quería decir. Reciba usted mi admiración y mi aprecio.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, claro que puede hacer cualquiera lo que quiera con su talento. ¡Faltaría más! Pero eso no significa que esté bien. Si usted tiene talento para enseñar a los jóvenes poetas cómo escribir o a los niños cómo montar en bici y se lo guarda en el bolsillo, hace usted mal. Pero claro que se lo puede guardar en el bolsillo.
25 neutonios talentosos

Paco dijo...

Hola Jesús,

nunca se me pasó por la cabeza que con mis dos hijos puse a Dios a trabajar.
Y eso es un magnífico poder, vive Dios!!

Jesus Cotta Lobato dijo...

Sí, Paco, lo obligó usted y seguro que tanto usted como Él hicieron bien su trabajo.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, creo que mi ejemplo de antes no era limpio, porque he puesto dos ejemplos de talentos que están enfocados a los demás. Pero figúrese que alguien tiene un gran talento para la música o para el deporte y prefiere dedicarse a ver la tele y fumar. Pues, la verdad, no tiene obligación ninguna de hacer rendir sus talentos, nada más que las que él se imponga, como usted decía.25 neutonios talentosetes.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
El caso es que, después de pensarlo desde su punto de vista, no deja de tener razón.
Sería deseable que la gente utilizara sus talentos para su disfrute personal y el de los demás.
Lo malo es que gente sin talento se empeña en mostrarlo (y al revés).
Gracias y 25 neutonios talentinos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, sin duda eso es lo peor: el que no tiene talento y cree que lo tiene, sobre todo cuando es político. Reciba mis neutonios.

Er Tato dijo...

El sexto es fantástico. Incluso para un agnóstico como yo.

Un abrazo

Jesus Cotta Lobato dijo...

Tato, es que, además de agnóstico, tienes alma de poeta. Ex corde, Cotta

Er Tato dijo...

Bueno, no sabía yo eso de mi alma, pero por algo se empieza... ;-)

Ahora sólo falta que aprenda a dictarme poemas, aunque fuera la mitad de bien de lo que lo hace la tuya. Con eso ya sería un buen poeta...

Otro abrazo

Jesus Cotta Lobato dijo...

Tato, algo de poesía hay también en tu análisis de la actualidad. Que descanses.

Manuel Navarro dijo...

El octavo para que lo heredemos y vivamos en gozo.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Encantado, Manuel, de compartirlo contigo.