lunes, 17 de marzo de 2014

Hablar con propiedad

1. Versión poética:
Luego de yacer con cierto príncipe, la afanosa cortesana reclinóse en el diván para tomar un refrigerio de esencias ibéricas.

2. Versión políticamente correcta:
La trabajadora sexual, tras realizar cierto servicio a un ciudadano de clase alta, se tumbó en decúbito supino en los sillones acomodados a tal efecto para las trabajadoras en su correspondiente segmento de descanso laboral.

3. Versión misteriosa:
Cierta mujer de cierta profesión atendió en cierta cuestión a cierto señor y se tumbó en cierto sitio a tomar cierto alimento de cierto animal.

4. Versión creativa:
Tras atender al magnatario, la altareada prostiputa se tumbó en el camapé para saborear un camapé de sabrosada.

4 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Versión poligonotelevisiva:
El putero y la puta se jartarona follar y dimpués se pusieron hasta el culo de droga, comida y drinquin.

25 neutonios de RAE.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Sí, esa es la que faltaba. ¡La ha bordado usted!

25 neutonios de filólogo a filólogo.

Anónimo dijo...

Hombre, visto lo leído, yo más que de filología creo que hay que hablar de falología. (Es broma).

Jesus Cotta Lobato dijo...

Anónimo, gran ciencia también, sí señor. Un saludo.