domingo, 28 de junio de 2015

Por las víctimas del terrorismo islámico

1. Desterrar lo religioso del ámbito público en nombre de una supuesta tolerancia es un acto tan liberticida como la confesionalidad que pretendía lo contrario. Si permitimos lo artístico, lo deportivo, lo étnico, lo político ¿por qué no lo religioso? El laicismo es en realidad una persecución encubierta contra la religión.

2. El yihadismo es peligroso no por lo que tiene de religión, sino por lo que tiene de ideología.

2. No existe el derecho a ofender, como pretenden algunos occidentales, ni el derecho a no sentirse ofendido, como pretenden algunos en el Islam.

3. Estamos cada vez más enfermos si no reaccionamos con contundencia todos los países, incluyendo a los países musulmanes, de modo conjunto, legal y tajante contra la barbarie de matar en nombre de Dios

4. El Dios de los yihadistas no es el Dios Amor que nos reveló Jesús, sino una idea política totalitaria que da poder a unos para quitárselo a otros, a quienes no duda en sacrificar en un sangriento altar antropófago.

5. Por todas esas víctimas inocentes enciendo hoy una mariposa a la Virgen que también los musulmanes veneran.


3 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Creo que son los fanáticos los que utilizan la religiones o las ideologías o cualquier idea para imponer sus ideas.
Un poco de raciocinio nunca viene mal.
25 neutonios.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Pues a ver si los fanáticos de la libertad y los derechos humanos nos ponemos de acuerdo para imponer las nuestras. 25 neutonios libres

Pengobatan Alami Tumor Otak dijo...

El precio para el éxito es un trabajo duro, dedicación y determinación que hemos estado dando nuestro mejor esfuerzo para nuestro trabajo.