martes, 9 de junio de 2015

Supercamisas griegas

Me he comprado en Grecia tres camisas con superpoderes.

La primera es negra. Cuando me la pongo, me dicen: "Pareces Varufakis".

La segunda es blanca. Cuando me la pongo, me dicen: "¡Qué moreno te has puesto!".

Y la tercera es azul claro. Cuando me la pongo, me dicen: "¡Te has puesto cuadrado!"

La primera me hace ministro; la segunda me regala el sol; y la tercera me ahorra el gimnasio.

Grecia debería explotar los superpoderes de sus camisas para salir de la crisis.

Por cierto, en El cotidiano he publicado un artículo acerca de los persistentes intentos de politizar la figura de Federico García Lorca. Aquí.

Y aquí celebra mi hermano Daniel unas ingeniosas exequias numismáticas que merecen leerse.






7 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Es interesante todo lo que usted escribe.
Supongo que un personaje tan famoso como García Lorca pasa a ser "patrimonio de la humanidad" y todo el mundo lo utiliza según sus gustos (no siempre con mala intención).
25 neutonios lectores.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, no hay mala intención, en general. Ocurre que García Lorca es tan polifacético y ecléctico, que siempre es fácil encontrar en él notas que lo conviertan en lo que a uno le gusta. 25 neutonios lorquianos

Jesús Esteve Yagüe dijo...

jajajaja podrías meter esas camisas en un paquete y enviarlo a Bruselas, a ver si Juncker, Tsipras y compañia se ponen por fin de acuerdo.... ;)

Un saludo!!

Jesus Cotta Lobato dijo...

Primero hay que encontrar la supercamisa con el superpoder adecuado. Y entonces temblará Europa. Un cordial saludo

Tramos Romero dijo...


Ilustrativo e interesante al máximo tu artículo sobre Federico García Lorca.
Aprenderé cuanto pueda en este lugar y cuando mi ignorancia no sea demasiado obvia , mejor silenciar.

Un saludo,

tRamos

Tramos Romero dijo...


Ilustrativo e interesante al máximo tu artículo sobre Federico García Lorca.
Aprenderé cuanto pueda en este lugar y cuando mi ignorancia no sea demasiado obvia , mejor silenciar.

Un saludo,

tRamos

Jesus Cotta Lobato dijo...

Tramos, un placer saludarlo en esta casa.