miércoles, 28 de octubre de 2015

Tierra, trágame

Cuando yo era estudiante, tenía que soportar a dos profesores que nos decían a los negados en matemáticas como yo: "El que vale, vale y el que no, para letras".

Reconozco que alguna vez me he vengado, ya de profesor, diciendo a mis alumnos lo contrario. Y sí, eso no está nada bien. Pero uno tiene sus defectos.

Pues bien, mi alumna Hipatia, que, por cierto, me ve en el pasillo del instituto y, ante todo el mundo, hace una caballeresca genuflexión y abre los brazos mientras me elogia porque ella es así de entusiasta para todo, salió en la fiesta de fin de curso con otros alumnos al escenario a agradecer, ante padres y autoridades, a cada profesor su labor y, cuando llegó el turno de hablar de mí, tomó el micrófono y, con toda ingenuidad y afecto, dijo: “De Jesús Cotta nunca olvidaré lo que nos decía: El que vale vale y el que no, para ciencias”, momento en que me miraron como un solo gran hombre todos los profesores de matemáticas, física, química, biología, tecnología, etc… ¿Qué podía decir yo?

Tierra, trágame.

9 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
desgraciadamente, ahora, ni interesan las letras (si no son las letras bancarias) ni las ciencias (si no son las ciencias del comadreo).
¡Viva la cultura!
25 neutonios (veinticinco es un número y un neutonio es una magnitud física). Juntos, expresan respeto y reconocimiento.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, así de espontáneos son los jóvenes. Y qué caramba, hace falta, de vez en cuando, que los de letras nos demos una inyección de valor añadido. Saludos cordiales.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, qué buena definición humanística y científica de los neutonios. Cada vez que un intrigado por los neutonios me pregunte por qué nos despedimos con ellos, lo remitiré a esta respuesta suya. Mis neutonios.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Isabel, muchos de los alumnos de letras vienen con la conciencia de dedicarse a algo inútil, pero bonito, de ser unos negados en lo verdaderamente importante (el mundo de las cifras) y por eso me gusta como bien dice usted insuflarles un poco de orgullo. Ego valeo si tu vales.

lolo dijo...

Fue de ciencias o de letras, en sexto de bachiller, desarrollar y resolver un problema de matemáticas sin escribir un solo número ni signo? No me lo corrigieron y no lo pude saber.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Lolo, este comentario tuyo tiene su enjundia. Quizá diste al problema una solución filosófica y definitiva. A mí me habría encantado resolver los problemas de matemáticas haciendo una redacción, porque los problemas se resuelven hablando. Estoy seguro de que el problema lo resolviste bien, pero quizá el profe de mates no supo cómo valorarlo porque no había números.

Julian Castro dijo...

Siempre y todos los dia son fechas para no pasar por alto, vivamos una epoca de armonia, acompañamineto y detalles, celebra compartiendo y regalando
Noches Especiales en familia y para todos.

Adonis dijo...

Se agradece que haya profesores que transmitan tanta pasión por las letras y con los que uno se puede sentir identificado. ¡Estar en sus clases fue toda una experiencia!

Un saludo,
Cristian

Jesus Cotta Lobato dijo...

Vaya, vaya, Adonis, me alegro de encontrarte aquí. Que te vaya bien con Afrodita.