viernes, 25 de junio de 2010

Resumencillo de mi charla de ayer

El miércoles la Cruzcampo se llenó de gente. Y yo dije algo más o menos así:
"Yo quería escribir una novela, pero el erotismo me salía por todas partes: los personajes se me iban a la cama o al césped y eso me estropeaba el argumento. Así que me dije: "Jesús, estás enfemmito de erotismo". Y por eso le pedí a mi colega Manuel Jesús escribir un libro de relatos eróticos con el fin de descargar en ellos ese erotismo y verme libre de él para abordar la novela. Pero ¡no escriban ustedes relatos eróticos para deserotizarse! ¡He acabado más enfemmito aún! Así que me he consolado pensando que tanto erotismo no me estropea, sino que me mejora. Y lo voy a demostrar: gracias al erotismo se ejercitan importantísimas virtudes humanas. Las virtudes se logran con esfuerzo y en la adversidad, pero Eros es una amable excepción: nos hace virtuosos por las buenas, no por las malas. Así que ¿de dónde ha salido eso de que el erotismo es de chicos malos y de canallas? Es de buenísimas personas y se consiguen gracias a él las las siguientes virtudes:
a) HUMILDAD: cuenta Aristófanes en el Banquete de Platón que al principio éramos un ser esférico con dos sexos: macho-hembra, macho-macho, hembra-hembra. Y ese ser se pasaba el día copulando consigo, en un orgasmo constante, en un desprecio total del mundo y afirmando que los dioses no existían, así que los dioses lo dividieron en dos y desde entonces estamos incompletitos, abocados al otro. El yo es mendigo del tú y eso nos hace humildes, porque la soledad es la esterilidad y la muerte.
b) AUDACIA: el erotismo es una fuerza interior que nos hace audaces, que empuja al chico a declararse a la chica, ¡con el trabajito que le cuesta!, antes de que otro se la arrebate."

Y bla bla bla: Hablé de muchas virtudes: comprensión, simpatía, inteligencia, elegancia, limpieza (porque el erotismo genera machos limpitos y mujeres elegantes: !a la gente le gusta gustarle a la gente!) y, sobre todo, el  erotismo interior de cada cual nos muestra al mundo no bajo su aspecto económico o político, sino bajo su aspecto de belleza: sólo gracias a tu erotismo es bello el cogote de un hombre. Tu erotismo me embellece. Gracias. Así encuentro mi lugar en el mundo.
Así que si quiere ser bueno, erotícese.

Luego hablé de cómo las dos editoras se vestían de cuero y látigo y nos azotaban a los autores si el relato no les gustaba (me extendí un poco en la descripción de los tormentos) y, por último, alabé los relatos de nuestros colaboradores. Cada relato es una joya personal, donde resplandece el yo erótico, que es el más íntimo, divertido, espontáneo y frágil.

Hablaron también el fotógrafo y mi colega erótico, pero no quiero cansaros, amigos.

9 comentarios:

Juanma dijo...

Estuviste maravilloso. Como siempre. Todos lo estuvieron. Por cierto, bonita voz (muy seductora y bien llevada) la del señor de la Cruzcampo -Julio, no recuerdo su apellido-.
Lo pasé muy bien. Me tomé mi cervecita sin alcohol...ufff,qué subidón me dio. Inclusó me encontré con una gran amiga a la que hacía unos diez años que no veía. Me lo pasé muy bien.
Una vez más, gracias por todo. A todos.

Un fuerte abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juanma, el público, la cerveza de después, Eros y Sevilla lo hicieron todo. Un abrazo y feliz verano.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
A juzgar la muestra que usted nos presenta, la charla tuvo que ser amena...
¡Voy a ver cómo me puedo erotizar hoy para el claustro, si me visto como Zapatero o como Berlusconi!
1 neutonio deserotizado

Fernando Moral dijo...

Si aquí me ha gustado, escucharlo de viva voz habría sido espectacular. Me lo perdí, grrrrr. Bueno, por lo menos la anécdota de las suecas sí te la escuché ayer, algo es algo.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, ni como ZP ni como Berlusconi. Vístase como Dyhego, pero más contento de lo habitual.

Fernando, pues eso, hablé de cómo el erotismo embellece, humaniza y nos mejora. Un abrazo, amigo.

Blimunda dijo...

Que bien hablaste Jesús. Comparto tu visión del erotismo completamente. Creo que además de humildes y audaces Eros nos hace generosos.
Besos y versos!

lolo dijo...

Menos mal que no estuve; seguiría aplaudiendo de pie encima de la silla. Esta faceta tuya me parece muy original y necesaria.

Quiero darte las gracias por tus entradas diarias. Cada una me enseña algo y todas me aportan unos gramos de bondad que me son ya necesarios.
Me despido hasta septiembre, aunque confieso que intentaré conectarme por si asoma algún cogote.
Feliz verano, Cotta. De verdad, gracias.

Olga B. dijo...

Es verdad, visto así, erotizarse es bueno, je;-) Yo estoy ahora con tu Ulises; creo que siempre, todos, estamos entre Penélope y las sirenas. Y que el erotismo es la sal de la vida. Conviene no pasarse pero qué soso es todo sin ella;-) Seguiré el camino del verano con esta nueva obra.
Muchas felicidades.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, a ver si entre tú y yo convencemos a la gente de lo buenas personas que nos hacemos con el erotismo humanizado.

Lolo, soy más bueno en el blog que en la realidad. Y me ha alegrado mucho tenerte como comentarista. Ahora descansa. Yo, también, me tomaré un descanso desde el uno de julio hasta septiembre y si escribo algo en verano, será de vez en cuando, cuando el mono me obligue.

Olga, ¡cuidado con los brasileiros, que en verano me han dicho que buscan a poetas guapas!