viernes, 12 de marzo de 2010

¿Amigos ideológicos? No, gracias. Los prefiero sólo amigos.

Hace unos diez años unos compañeros de trabajo me hicieron el favor de llevarme en su coche desde Alcalá de Guadaíra, donde trabajábamos, hasta Sevilla. Y durante el trayecto surgió el tema de la prostitución y yo, entre provocador y guasón, dije que el cliente de la prosti actuaba con indignidad porque, en vez de tomarse la molestia de conquistar a una mujer, se creía con derecho a gozar de esa maravilla sólo porque había soltado su asqueroso dinero y que eso era llevar el capitalismo hasta extremos denigrantes para la mujer. Esto hoy suena progresista y feminista y, de hecho mis argumentos los  había sacado yo de los anarquistas, pero a mis compañeros de viaje les debió sonar retrógrado y fascista, porque, escandalizados no imagináis cuánto, me amenazaron con dejarme tirado en la autovía si no me retractaba. Me dijeron cosas como "¿Quién eres tú para decidir quién actúa bien o mal? ¿Cómo te atreves a tachar de indigna una relación libre?" Debo decir, para mi vergüenza, que, para evitar aquella incómoda situación, maticé bastante mis opiniones. Pero desde ese día evitaron mi compañía. ¡Y todo por decir que los puteros trataban de modo innoble lo noble y compraban lo que no se debe comprar sino conquistar!

Ah, cuánto eché de menos entonces a mi compañero Pablo Aína, que se me había ido el año anterior y que me tenía mal acostumbrado: ser antípodas en lo ideológico no nos impedía ser amigos, confidentes y emborracharnos juntos. Así me gusta a mí la gente, la que no te echa de su coche porque eres de Villabajo y no de Villarriba.

Mi nombre en su entrada de hoy me ha llegado al corazón. Gracias, maño. Qué ganas de fumar y beber contigo.

25 comentarios:

Julio dijo...

Yo soy tu amigo, y ya está.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Los que se pican, es porque aman el ajo, querido Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, por eso fumo y bebo contigo.

Javier, quizá se picaron porque eran secretamente puteros, pero por entonces no se me ocurrió esa posibilidad. Me ha sentado bien tu abrazo.

Olga B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olga B. dijo...

Totalmente de acuerdo, de hecho, a mí me atraen más las personas que no se parecen a mí. Además, las relaciones personales no se basan en las cosas en las que previamente estamos de acuerdo, sino en las que somos capaces de hacer juntos a partir del momento en que nos conocemos. La ideología es un concepto elástico que acaba abarcando todo y forma una especie de "pack" sobre temas muy diversos que hay que compartir por narices si eres de izquierdas o si eres de derechas. Hay gente tan obsesionada con la ideología (que es en el fondo como el dinero heredado, algo de lo que, en parte, no tienes culpa ni mérito, pues en España, por desgracia, todavía suele depender demasiado de cómo te ha ido a ti o a tu familia durante la guerra y punto) que mide todo en la vida por ese rasero, desde la poesía a la amistad. Ahí es fácil entender que las actitudes de respeto esconden un totalitarismo agazapado, un "malos y buenos" que no se piensa revisar, y se suele ser amigos hasta que llega el desacuerdo. Entonces, se acabó. Cualquier desacuerdo conlleva un juicio moral o se entiende como un ataque a lo sagrado. Sea lo sagrado realmente sagrado o más bien profano.
En fuán, perdón por el rollo, pero es que últimamente estoy muy sensible con estos temas. Me considero más bien de izquierdas y eso, compréndelo, es todo un sufrimiento en estos tiempos dadas las idioteces y los discursos melífluos pero radicales de corazón a los que se entrega la supuesta progresía.
Buen finde.

Pablo Aína dijo...

Gracias a ti, Jesús. Vaya fama de gastamecheros y cierrabares que nos estamos echando encima.

elpiyayo dijo...

Hombre, tus argumentos eran más bien "estupidillos", porque hay quien vende su alma al diablo, quien vende la casa donde nacieron sus hijos y otros pisarán o pisoterán. Pero que una mujer alquile por media hora,una hora, un dia, toda su vida a un hombre, es cosa de dos, de tres o de cien, allá ellos. Lo que yo jamás haría es poner mi centro del universo en un sitio donde no es el suyo ni de nadie(eso pasa con los alquileres) y luego ponerlo donde debe estár, eso es lo que afea.Pero si es por conquistar !uf! cuesta, sobre todo mucho dinero y los destrozos.
No hables de borracheras que tu no te emborrachas, tu solo con cuatro coronitas estás listo, eso no es emorracharse.

Alejandro dijo...

Te pudo la pereza.
Quizá deberías haberte bajado del coche tú solo, querido Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Amigos, acabo de llegar de una fiesta en el cole de mi hiija y no he podido contestar antes a vuestros comentarios.

Olga, tienes más razón que un santo en todo lo que dices. Y yo añadiría que la ideología, ese pack, no es más que un aspecto más de la persona y es una pena rechazar a una persona por solo un aspecto, a no ser que su ideología consistiera en aniquilar al género humano. Buen finde.

Mi querido Pablo, en realidad el tabaco y la cerveza no es más que una excusa para charlar. Yo creo que los amigos lo son, más que nada, porque están a gusto juntos, más que por afinidades ideológicas. Y si se dan esas afinidades ideológicas, ellas no son las que unen, sino la manera de enfocarlas. Franco y José Antonio Primo de Rivera no se entendían y Julián Besteiro y Largo tampoco. Un abrazo muy grande y quedamos emplazados para un casto café.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Piyayo, por muy estupidillos que te parezcan mis argumentos, los sigo manteniendo. Eso no quita que vea más práctico ir a un prostíbulo que ir conquistando mujeres. Es más práctico, pero más innoble. En cuanto a que yo no me emborracho, cada uno se emborracha con una dosis diferente, algunos sólo con cuatro coronitas. Pero eso es también emborracharse.

Alejandro, más que la pereza, me pudo la vergüenza. Lo que yo no quería era que me echaran del coche. Lo veía como una afrenta y preferí rebajarme rebajando mis argumentos. Pero tienes toda la razón. Tenía que haberles dicho: Parad el coche, que me bajo ahora mismo. Por desgracia, las cosas sensatas sólo se me ocurren después o cuando me las aconsejáis los amigos. Un abrazo.

lolo dijo...

Es que los pack's son siempre un timo. Hay que elegir al detalle, mirando a los ojos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, pienso lo mismito que tú, aunque no habría sabido expresarlo tan bien. Del pack me vienen bien unas cosas y no otras. Hay que ser, pues, listos y escoger lo que nos dé la gana. Gracias.

El alegre "opinador" dijo...

Con "amigos" como los del coche no merece la pena perder ni un minuto. Alguien que no respeta a otra persona acabará por no respetarte a ti.
Sé que igual parece que me paso, pero es que lo de la prostitución me pone de una mala leche increíble.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alegre opinador, yo me he hecho amigo de gente con ideas tan dispares de las mías, que nunca, hasta entonces, me dio por pensar que alguien podía retirarme la palabra por una idea. Me alegro de que pasara aquello para saber que no todo el mundo piensa como yo. Un abrazo, querido opinador.

Lopera in the nest dijo...

Jesús, ¿viste el mensaje que te dejé en facebook?.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lopera, me apunté en el facebook forzado un poco por ciertas circunstancias, pero no tengo ni idea de cómo funciona y muchas veces no logro ni entrar. Pero intentaré verlo ahora mismo. Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lopera, perdona mi torpeza, pero soy incapaz de encontrar tu comentario.

Lopera in the nest dijo...

Querido Jesús, he escrito "mensaje", no comentario. Cuando entras en facebook, a la izquierda debajo de tu nombre y de tu foto encontrarás un sitio que pone "Mensajes". Pincha ahí y entrarás en la sección de mensajes. Esta sección permite intercambiar mesajes únicamente con las personas que a las que tú seleccionas. Ahí verás mi mensaje de bienvenida a facebook.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lopera, soy un torpe de antología. He conseguido ver tu mensaje de bienvenida, pero no logro entrar en la foto. Mañana lo intentaré. Un abrazo.

L.N.J. dijo...

Bueno, la palabra "conquistar" tampoco es muy apropiada, al menos para mí. Uno no adquiere por la fuerza a una mujer o se gana la voluntad en este caso , de ella. Sino que podríamos llegar a hablar de otro tipo de circunstancias donde ni siquiera la mujer se la pueda llegar a seducir, ni seduce el hombre, por supuesto.
Es que esta palabra, me recuerda a zorro o águila roja... ( muy machotes ellos ).
Que te echaran del coche, fue una pasada.

" Sólo amigos " queda mejor, ahí entran de todos : ideológicos, reciclados, interesados, los que se creen de verdad, de mentira o simplemente eso, amigos.

Saludos.

L.N.J. dijo...

Perdón, quise decir " al zorro "..., que sin la " l ", puede cambiar el significado.

Qué cuidado hay que tener al escribir, ehhh....

Saludos de nuevo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

LNJ, tienes razón. En realidad, yo no quiero decir "conquistar" en el sentido del águila, sino en el sentido del esfuerzo. Quizá debería haber dicho "ganar" o "merecer". Un saludo y bienvenida.

L.N.J. dijo...

Gracias Jesús, quizás la palabra merecer sea más oportuna. El negocio de la prostitución mueve en España 18.000 millones de euros anuales; y claro, para opinar , hay opiniones de todos los gustos . Pero hay pocos Richard Gere y Julia Roberts en este mundo, donde el dinero es la parte fundamental del oficio.

Besos.

Mery dijo...

Pues si, nada mas enriquecedor de disfrutar de una verdadera amistad con diferentes opiniones.La relación fluye libre y profunda, como debe ser.
Lo otro son superficialidades sin fundamento.
Mi aplauso para tí.

Jesús Cotta Lobato dijo...

LNJ, sí, ahora que lo pienso, quería decir conquistar en el sentido de seducir. Y gracias por el dato.

Mery, no es mérito mío. Es sencillamente amistad. Un beso.