martes, 2 de marzo de 2010

Los ángeles

Yo siempre he pensado que no somos la única especie inteligente en el universo. Pero no estoy pensando en ET ni en marcianos y venusianos, sino en los espíritus angélicos. Con ellos tenemos más cosas en común que con los monos, de lo que me congratulo no imagináis cuánto. Aun cuando los ángeles no existieran, nos ennoblece tanto el anhelo de emparentarnos con lo alto y superior y no con lo bajo e inferior, que merece la pena creer en ellos.

Estoy en esa fase de la vida en que no creo en las ideas por la contundencia de sus argumentos, sino por las consecuencias prácticas que tienen. Igual que no me importa la fundamentación metafísica de los derechos humanos, sino que éstos se respeten, me importa un rábano demostrar la existencia de los ángeles: lo que quiero es sencillamente que existan, porque nos consuelan, nos acompañan y nos hacen mejores.

Pero es que, además, creo en ellos no sólo por estética y ética y fe, sino porque veo razonable y bonito que existan criaturas espirituales que nuestros sentidos corporales no pueden percibir.

Y, encima, tengo una prueba personal de que existen. Pero la expondré mañana.

21 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Primero: los dos comentarios suprimidos de su anterior entrada eran míos. No me gustó cómo quedaron y los borré. Espero que no se moleste. Quizás debiera pensar tres veces antes de hacer comentarios.
Segundo, y en relación con su entrada de hoy:
* Una vez leí una novelita de Nomeacuerdo quién Garzo (que me perdone dicho escritor pero no me acuerdo de su nombre ahora) que trataba de un ángel que se mete en la piel de un humano. Tampoco recuerdo el nombre de la novela. Era curiosa y entretenida aunque un pelín pastelosa, la verdad.
* El escultor murciano Salzillo tiene unas esculturas (procesiones) bellísimas y la del Ángel de la Oración del Huerto es muy conocida, un ánges de aspecto andrógino que consuela a Jesucristo. ¿La conoce usted?
* Yo consideraría "ángel" a esa persona desconocida que, de pronto, te hace un favor. Verbigracia: el otro día volvía a mi casa de noche porque estoy haciedo un curso de pizarra digital, me agobia un poquito conducir de noche, alcancé a un camión que iba despacio y no podía adelantarlo porque los coches se sucedían por el carril de la izquierda sin dejarme hueco para adelantar, así un buen rato hasta que, de pronto, un "ángel" me dió una ráfaga con la larga y me indicó que me facilitaba la tarea de adelantamiento.

Ya me he enrollado. Lo mismo la borro para no hacerme pesado.
1 neutonio

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, se ve que usted es una persona insegura como yo y por eso borra. ¡La cantidad de cosas que yo he borrado! No borre usted este comentario, que es muy bonito. A mí Salzillo me encanta. Y Luis Martín Garzo, que creo que así se llama, es pastelosillo a veces, pero buen novelista.
Y sí, estoy de acuerdo con usted, a veces las personas tienen con nosotros atenciones y detalles tan oportunos, que uno llega a plantearse si no serán ángeles. Reciba usted un angélico neutonio, con recarga estelar.

Juanma dijo...

Queda feo echarse flores, lo sé, pero yo soy uno de esos ángeles que conducen. Hubiera sido yo, de presentarse el caso, quien facilitara el adelantamiento a Dyhego.

Preciosa la entrada, Jesús. Más me surge una duda paralela: ¿qué hacemos con el sexo de los ángeles? Quiero decir: ¿importa que no lo tengan?

Un fuerte abrazo.

Ramón Simón dijo...

Comparto tu opinión.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juanma, menos mal que no todos los conductores son ogros. Respecto al sexo de los ángeles, la cuestión queda en suspenso para que nos devanemos los sesos y siempre haya motivos para interesarse por el asunto. Yo me los imagino varones.

Ramón, cada vez somos más.

Sandra dijo...

Y si mañana no estoy?? Me dejas con las ganas..

gomez de lesaca dijo...

La angelología es asunto profundo y difícil. Para mí no son geniecillos traviesos y con coloretes. Los ángeles son tipos recios.Te suelen hablar serio y claro, con sequedad cuando se tercia.

Eugenio d´Ors cambiaba la oración "Angel de la Guarda dulce compañía" por "Ángel de la Guarda fuerte compañía". Hacía bien.

Entienden de espadas como el que expulsó a Adán y Eva del Paraíso, con la pena que merecen los desgraciados y el desdén que inspirán los necios.

Por cierto, antes se celebraba el día del Ángel de la Guarda el uno de marzo. Después cambiaron la fecha. Lo sé porque yo me llamo Ángel.

Vale.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sandra, sí estarás, pero tampoco esperes gran cosa de mi historia. Hasta mañana.

Gómez de Lesaca, así me los imagino yo, como centuriones. Nada de mofletes regordetes. Un abrazo.

Dyhego dijo...

Para JUANMA, a través de este blog:
Gracias.
Diego Morales

lolo dijo...

Este tema de los ángeles lo tengo en nebulosa. Me parece que se abusa y se frivoliza con ellos, los pobres.
Más bien conozco personas que lo parecen, pero desde luego nada de coloretes.

Tal vez con tu prueba de mañana...

ADELMO dijo...

hola a todos, un tema casi interesante esto de los ángeles. Pero recuerden que son solamente un género literario su existencia. Lo que quiero decir es que no tienen existencia ontológica como Dios, o como todos los otros seres, pero sí existen para la literatura, para los cuentos, para la poesía.
En ese sentido como género literario está muy bien hablar de ángeles, pero para decir que existen como seres espirituales y tener como autoridad a las sagradas Escrituras (Biblia, Corán, etc), sería u apelo a la ignorancia. Porque cuando el autor bíbico pone este término ángel, lo hace desde una perspectiva distina al que lo entendemos nosotros. Si hablan de ángeles en ciertos escritos es para dar una mayor autoridad al respecto, y no para decir que existan en realidad....

reyvindiko dijo...

Pues en el evangelio dice que, tras las tentaciones, "los ángeles le servían", y a San Pedro lo saca un ángel de la cárcel.

ADELMO dijo...

querido Reyvindiko, esos pasajes los he leido muchas veces, pero no puedes quedarte con el sentido literal de las frases. Para comenzar ángel en griego, es αγγελοι, en hebreo Malachim, o también Elohim, que el autor bíblico quiere dar a conocer la naturaleza de enviado, mensajero. En ese sentido, tu, un amigo, todos podemos ser ángeles (cuando portamos buenas noticias) y con lo que respecta a que los ángeles lo servían a Jesucristo después de las tentaciones, Mc 1, 12-15, este texto pertenece a un agregado post pascual, en donde el evangelista no cuenta la biografía de Jesús al pie de la letra, sino que ya va haciendo teología y en su búsqueda constante de dar a conocer a la primera comunidad que Jesús es el verdadero Hijo de Dios. Aquí en Jerusalén se han dado ese tipo de comparaciones, entendidas por el pueblo hebreo, pero que en su traducción a las diversas lenguas ha perdido el sentido original. Claro que a pesar de la genialidad de Jerónimo (traductor de la Biblia), en muchos casos agregó cosas que le venían a la mente en la Biblia... este es un tema de mucha exégesis amigos, pero no nos creamos ser más que Dios, al querer dar existencia a los ángeles de la nada... shalom

elpiyayo dijo...

Querido Jesús Epifanio:
No tienes que demostrar que los angeles existen, sino no darle tanto trabajo a tu Angel de la Guarda como yo lo he hecho, yo te puedo asegurar que mi ángel si existe, con hechos concretos, exactos y verídicos, donde de mil probabilidades en salvar ciertas partes de mi cuerpo, mi vida y mi alma, solo se escogió que yo aún siga dando por saco.
Además tu tienes dos ángeles y una esposa(que parece un ángel pero eso tu solo lo sabrás), bueno uno tiene demasiado genio, pero esos son los que más te ayudan.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sobre los ángeles, Lolo, es verdad que hay mucha tontuna, pero no por eso voy a renunciar a ellos. Yo hablo de ángeles como ese que luchó durante toda una noche con Jacob. Pero, en fin, tampoco esperes nada del otro mundo mañana.

Adelmo, no soy un experto en exégesis bíblica, pero santo Tomás de Aquino no creía que fuesen seres literarios y dedicó parte de su magna obra a describir la naturaleza de los ángeles. Por otra parte, si Dios creó a los hombres, ¿por qué no iba a crear también a los ángeles? Si algo queda claro en el evangelio es que Cristo afirma la existencia del demonio, que era un ángel. La tradición cristiana, que es otra fuente de Revelación, jamás ha negado la existencia de los ángeles. No comparto, pues, tu opinión y me quedo con la de Reyvindiko. Gracias por tu aportación y sé siempre bienvenido.

Piyayo, doy fe de que tu ángel ha trabajado más que ninguno y me alegro de tener un hermano peleón que me baje de las nubes. Un abrazo.

Olga B. dijo...

De alguna manera, mensajeros o actores, ojalá haya ángeles que nos guarden. "Porque nos consuelan, nos acompañan y nos hacen mejores".
Incluso sólo como figura literaria, esa idea parece responder a nuestro deseo de que exista el bien y la perfección, una de las formas que tiene la grandeza de volverse comprensible, una especie de intermedio e intermediario entre Dios y los hombres, una forma de acercarlo... Nos sobran los motivos.

Varenka dijo...

Claro que hay angeles. Yo vi uno.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, todo lo que has dicho es exactamente lo que yo quería decir. Gracias.

Varenka, qué fortuna la tuya. Yo creía que sólo se dejaban ver ante los niños pequeños. Ahora no pierdo la esperanza de ver yo uno también.

ADELMO dijo...

Y para concluir con mis comentarios sobre estos temas, quisiera decirles que después de 9 años en mis estudios teológicos veo las cosas de manera muy diversa que la mayoría de ustedes. Sé que Tomás de Aquino escribió muchas obras y la mayoría de ellas las he leido, pero la verdad es espantoso las múltiples cosas que él escribe. Me atrevería a decir que es una Teología a vuelo razante, no alzó vuelo nunca. Es él quien nos metió en la cabeza la existencia de un infierno, la existencia del diablo, e influido por Dante (autor de la divina Comedia), crearon cosas monstruosas en la Iglesia. A causa de él se ha perdido a gran parte de la cristiandad por haber creado la "teología del miedo, de la culpa", creando así seudo-cristianos (para citar un ejemplo: "Cristo murió por nosotros", y siendo que a Cristo lo asesinaron los religiosos de su época... y así que no me digas que es una "magna" obra; lo han hecho magna porque los papas (la jerarquía) lo canonizaron su obra como si fuera la mejor.
Y esto que Cristo afirma la existencia del demonio,tendríamos que hacer un análisis de la palabra DEMONIO O DIABLO. No es que Cristo lo afirme su existencia, sino que son los autores de los Evangelios que van haciendo historia por medio de su teología y han hecho teología de algunos datos históricos... hay muchas cosas que han puesto en boca de Jesús, palabras que nunca pronunció... Los evangelios no son biografías, son reflexiones teológicas. Arrivederci, drósh ná bishlóm kulám (saludos a todos)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Adelmo, siento discrepar. La obra de santo TOmás no es magna porque lo diga la Iglesia: lo dicen todos los filósofos. Por otra parte, Dante no pudo influir en él porque Aquino es anterior a Dante. Además, la creencia en el infierno es tan antigua como el cristianismo. Tampoco estoy de acuerdo en que las referencias al diablo y a los ángeles las pusieron los copistas en boca de Cristo en los cuatro evangelios: eso es más difícil de creer para mí que la mismísima multiplicación de los panes y de los peces. Yo veo más sensato creerme del todo los evangelios o no creérmelos en absoluto, en vez de ir diciendo "esto sí y esto no" hasta crear un Cristo a mi medida. Shalom.

elpiyayo dijo...

Señor don Adelmo, teólogo ilustradisimo, he leido de pasada sus comentarios y ni son rigurosos ni acertados, que usted diga que Santo Tomás fue influenciado por Dante, ya dice mucho de su analfabetismo, pues según parece ni uno ni otro tienen fecha de nacimiento exacta, pero de serlo así, Tmás de Aquino creo que nació antes que Dante, por lo que la influencia solo sería espiritual y causada por un angel el Señor.
Cierto es que Santo Tomás tiene cosas incomprensibles y usted las ha leido todas, yo solo me quedo con lo bueno.
Así que usted despues de nueve años de estudios teológicos debiera seguir en ello, pero con un poquito más de humildad y más aplicación, aprenda de los que saben más que usted, que un analfabeto como yo sabe que Dante nació despues de Tomás de Aquino (curiosamente sus tesis fueron criticadas y denunciadas).
Ser teólogo o simplemente estudiar teología, no da más conocimiento sobre Dios, sino sobre dioses, siga estudiando pero no de clases.