sábado, 12 de marzo de 2011

Tonterías que hace la gente sexualmente insatisfecha

¿En qué mierda de país vivimos donde unos energúmenos, ellos con pinta de piojosos y ellas con pinta de olerles mal el sobaco, entran en la capilla de la Complutense a interrumpir una misa y a reírse de los que, sin molestar a nadie, acuden allí a rezar?

Ellos son la cara más fea de cierto ateísmo: el que se complace en pisotear todo lo que en el hombre no sea glándula y sudor, sino anhelo de estrellas y de belleza.

Como profesan el  fasciomarxismo, se sienten tan impunes y orgullosos de su hazaña, que han publicado en un blog las fotos de la marramachada.

En cualquier otro país donde las libertades son importantes y reales, esta habría sido primera noticia en todos los periódicos y televisiones. Pero en España la libertad nos importa a muy pocos.

Lo más triste es que el rector, con su silencio, es cómplice.

Supongamos que no os gusta que se impartan clases de francés en los institutos o que se organice una verbena en el barrio. Pues nada: entráis allí con unos cuantos y la montáis.

Eso mismo hacían ciertos anticlericales en las iglesias antes de incendiarlas en España y los nazis en las sinagogas antes de mandar a los judíos a la cámara de gas.

Yo creo que los que dedican sus neuronillas a fastidiar a la gente y a escupir sobre lo que no les gusta, follan mal o no follan, porque, cuando uno folla bien y bastante, no le da por fastidiar, sino por sonreír y cantar lo que le gusta.

Sí, yo creo que ese debe ser el problema. Les pasaré el Cantar de los Cantares, a ver si se arreglan.

35 comentarios:

Celso Pareja-Obregón López-Pazo 1956 dijo...

...por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa, por ser tan absurdos, tan dóciles, tan conformistas, tan tragones de mentiras, tan catetos, tan pasivos, tan mediterráneos, tan españoles, tan mierdas...
Nos conformamos con el partido del domingo, con el puente de cuatro días, con el coche nuevo, con que no nos echen del trabajo...
los casposos dirigen el cotarro, los casposos hablan en público y los sacan en la tele, los casposos mandan, los casposos no tienen a nadie que les diga lo que apestan....

Jesús Cotta Lobato dijo...

Celso, este comentario tuyo es todo un manifiesto. Lo firmo y debería publicarse en más sitios. Un abrazo, amigo.

José María JURADO dijo...

Es aberrante.

El Naranjito dijo...

Querido Jesus, mis Maestros en el colegio eran la mayoría ateos o agnosticos, y nos enseñaron el respeto a las personas, creencias y religiones. De verdad que no es tan dificil, o quiza sí?
Y haber quien es el guapo que les dice algo a estos bichos.
Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

José María, por desgracia ellos lo ven justo y necesario.

Naranjito, eso es lo malo: la falta de valor. Pero, bueno, por denunciarlo en el blog, que no quede.

NGG dijo...

Me alegra, Jesús, que tus fuentes de información sean las mismas que las mías.
Gentuza.

Jesús Cotta Lobato dijo...

NGG, esa es la palabra que les cuadra, por muy universitarios que sean. Un abrazo.

Elena Nito dijo...

Suscribo 100% el comentario de Celso. Por omisión estamos dejando que nuestra herencia humana sea manipulada, ensuciada y deformada, y luego nos asombramos..

Sería justo excluir de esa autoinculpación al autor de este blog, y a todos los que trabajan de primera mano con los jóvenes e intentan enderezar las raíces mal sembradas y formar mentes libres, capaces de valorar y aspirar a la belleza y al bien. No me imagino a ninguno de los alumnos de Jesús Cotta protagonizando escenas similares.

El Cantar de los cantares, ojalá les redima a ellos de su insatisfacción sexual y a nosotros de nuestra pasividad y mediocridad culpable.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Elena, por desgracia la escuela y los institutos son a veces la única buena influencia que algunos reciben y luego hacen cosas como esa. Un abrazo.

varenka dijo...

Es eso de la lucha entre el bien y el mal, la verdad y la mentira, la vida y la muerte.

Admiro a los que van a la capilla a rezar y tienen que sufrir estos atropellos. Los angeles son sus aliados.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Varenka, admirarlos es el primer paso para ser como ellos. Alguna vez nos tocará dar la cara.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Jesus no es una tonteria lo que han hecho, es un delito, porque han violado un derecho fundamental recogido en la Constitución la libertad religiosa y de culto.

Artículo 523 del codigo penal.

El que con violencia, amenaza, tumulto o vías de hecho, impidiere, interrumpiere o perturbare los actos, funciones, ceremonias o manifestaciones de las confesiones religiosas inscritas en el correspondiente registro público del Ministerio de Justicia e Interior, será castigado con la pena de prisión de seis meses a seis años, si el hecho se ha cometido en lugar destinado al culto, y con la de multa de cuatro a diez meses si se realiza en cualquier otro lugar.

Outsider friar dijo...

Ay, que esta vez me permito disentir, Jesús.
Que digo yo que puede que esta gente folle mucho, pero probablemente AMA muy poco. El problema digo yo que no es de folleteo, sino de inmadurez.
Lo malo no es que sucedan estas gamberradas. Lo malo es que desde quien ostenta el poder no digo yo que se alienten, pero sí que interesan estas cositas, porque mientras estos mentecatos (mentes captadas) las hacen, se olvidan de pensar en otras cosas.
(Estoy un tanto preocupado, Jesús, por tus opiniones, porque servidor lo que es follar pues más bien poco, qué digo, menos que poco; me preocupa que mañana me levante y en lugar de sonreír y cantar como acostumbro, empiece a pegar escupitajos o a jorobar gregariamente al prójimo, ay)

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

No excesivas veces coincido con Antonio Burgos, hoy sí lo hago en totalidad.
Estos gilipollas, sean hombres o mujeres, no tendrían cojones de mostrar esa misma actitud en una mezquita musulmana.
Gracias por tu valentía al denunciar el hecho.
Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mujer prevenida, ¡cáspita! Parece que escribieron ese artículo pensando en esa gentuza. ¿Y cómo es que no los denuncian? Ay.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Outsider, tienes toda la razón del mundo y no sabes cuánto me arrepiento de haber escrito eso en un acceso de cólera. Si lo puse, fue porque pensé que a esos tipos no les iba a doler nada de lo que les dijera, a no ser que fuera algo corporal y burdo, como ellos son. Pero, en realidad, mi argumento no se sostiene. Es más bien una falacia ad hominem. Y desde ahora te digo que, aunque te conozco sólo por tu blog, no te levantarás con ganas de escupir, porque, como bien dices, escupe contra el mundo el infeliz, el que no ama, el que no piensa. Eso sí, si alguien tiene puesta la esperanza puesta solo en los placeres sexuales y no los consigue, ese sí que está amargado. Ese podría ser mi caso, pero, desde luego, no el tuyo. Ab imo pectore y pidiendo tu bendición, que la necesito.

Jesús Cotta Lobato dijo...

No cogé ventaja, no he escrito esto por valiente, sino por indignado y triste. Y Antonio Burgos tiene más razón que un santo. Un abrazo.

Mery dijo...

En este país empieza a oler muy mal...
Y el silencio del rector es imperdonable.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mery, qué bien lo has definido. Algo huele a podrido en España.

JESUS FIDELIS dijo...

Gracias Jesús por traer por aquí el atropello a los derechos fundamentales de los católicos.
Parece que se ha abierto la veda en el acoso y derribo de los cristianos.
Esto no trasciende mas que en algunas líneas de ciertos periódicos, a nivel general silencio informativo y atropellos contastante e impunes.
Por otro lado en el norte de Africa se está viviendo un terrible acoso a la práctica del cristianismo.
En Egipto, sin ir más lejos, el acoso está aderezado con asesinatos.
Nadie alza la voz en la comunidad internacional y esto no se trata de caricaturas de Mahoma que ofende a la suspicaz sensibilidad de los musulmanes, que por cierto, son muy sensibles para sus cosas. Esto no es una discrepancia o un desencuentro en las posturas, esto es persecución, coacción y asesinato.
Que nos queda al resto de cristianos, inmolarnos en La Meca, ¿Quizás así se nos respetaría?
Hemos pasado del negro al blanco y lo que nos queda.

LFU dijo...

De acuerdo con todo, salvo con la alusión a las constumbres sexuales de estos fantoches, que me traen al pairo. Su problema, como ha escrito Outsider, es más profundo y desesperanzador.

En cualquier caso, la ofensa de esa gentuza no
reside sólo en la violencia, la falta de respeto a lo sagrado y a nuestra libertad como creyentes, hay
una trampa más sutil. Es una provocación, una invitación para afirmar su dialéctica, su
lógica que se entiende muy bien, frente a su violencia, nuestra
violencia.

Lo que nos lleva a plantearnos cuál debe ser nuestra actitud frente a situaciones de este jaez. Por un lado, rezar es romper su dialéctica,
hablar otra lengua que responde a una clave que es la del amor de Cristo y la de su ejemplo en la Cruz.

Por otro, me resisto a creer que debamos permanecer impasibles ante el ataque a nuestra fe y a nuestra libertad, por lo que estamos obligados, como si atacasen a nuestra casa y a nuestra familia a emplear la fuerza necesaria para evitar tan injusta violencia.

No es facil la respuesta, aunque siempre nos quedará la consulta al sabio refranero: A Dios rogando y con el mazo dando.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tocayo, habrá que aguantar el chaparrón, pero sin quedarnos de brazos cruzados. Por lo pronto, hay que protestar en los medios que tengamos a mano. Como yo solo tengo el blog, uso el blog. Un abrazo.

LFU, quizá rezar deba ser la respuesta y luego la ley. Si esto no funciona y la ley no nos protege, el dilema que planteas está servido. COmo en la película de La Misión, hay dos caminos: morir mártires o luchar.

JESUS FIDELIS dijo...

Pues eso haremos Jesús, que nuestros blogs hablen de nuestra fe y de nuestras tradiciones.
Y si hay que elegir como en la Misión, yo me quedo con la postura de Robert de Niro, al menos los indios sitieron que alguien luchaba con ellos.
Si te abofetean pon la otra mejilla, pero cuando se acaben las dos, y siguen la solución es otra. Al menos dejarse oir, pues parecen que hasta ponen sordina a nuestras demandas de justicia.
Vivimos en una sociedad ciega con la religión, no teneis mas que ver que la manifestación contra el aborto convocó a decenas de miles de personas, pero nadie se dió por enterado, desde luego no los políticos que promovieron y aprobaron la ley, ni tan siquiera el Rey de España que la sancionó.

lolo dijo...

Desde la cruz Jesús conoce la escena y perdona. Es lo que me parece a mí.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Jesús, la de Robert de Niro es la actitud más seductora, pero no sé si es la que Cristo aprobaría. O quizá sí, porque también echó a latigazos a los mercaderes del templo. No sé, no sé. Estoy hecho un lío.

Lolo, eso creo yo también. Espero que esos energúmenos sean dignos algún día de ese perdón.

Alfred H. dijo...

¡Que en pleno siglo XXI tengamos que presenciar esto!!! Y luego, los super-proges, liberales, etc.. se pegan carteles en la solapa pidiendo "la paz en el mundo", "que no haya violencia" etc... Hipócritas! La paz se empieza en casa, con el vecino, con el ciudadano. Si te pica que los católicos tengan auténtica Paz dentro, pues te rascas, pero no te comportes como los animales.
Me río yo de la paz en el mundo, me río yo del siglo XXI. Este mundo está loco, loco, loco....
PD: Tras este desahogo necesario, felicitarte de nuevo por tu delicioso blog. Ah! qué bien se queda uno cuando todo ha salido por el agujero negro!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alfred, pero aquí estamos nosotros para denunciarlo y seguir sintiendo paz. Somos magnánimos, pero con un sentido de la libertad y de la justicia bien claros. Y ¡encantado de conocerte!

Mujerárbol dijo...

Nunca se me olvidará que en los tablones de anuncios perfectamente conservados, limpitos y utilizados -como las actividades que proponían los papeles que había dentro- de mi universidad de Dublín convivían juntos La Sociedad del Rosario y el Club de Gays y Lesbianas. Nunca vi papeles arrancados ni pintadorras en ninguno de los dos. Y nunca supe si la capilla en la que a veces me sentaba era Católica, Protestante o Qué. A lo mejor es que allí la gente iba a estudiar.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mujer Árbol, qué bonito lo que cuentas. Eso es libertad y respeto. Gracias por la esperanza.

Olga Bernad dijo...

NO conocía el suceso, pero me parece una vergüenza. Es más sencillo meterse a una iglesia a molestar a los demás (sobre todo porque no va a pasar nada por hacerlo) que enfrentarse a cosas más importantes. Y supongo que algunos se sienten así muy rebeldes.
Qué mal.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, eso es lo malo, que este asunto no es un escándalo nacional, porque mucha gente ni se ha enterado. Un beso.

NGG dijo...

Cada vez que digo que yo soy creyente
aparece algún "valiente" que me juzga
con la voz cobarde de intransigente
que surge siempre de la censura.

Esos que presumen ser inteligentes
y van buscando su razón en la incultura
porque no entienden que la fe me haga más fuerte,
que simplemente es un invento de los curas...
http://www.youtube.com/watch?v=3i441j4MNnA
No tiene desperdicio.

Creo que éste otro lo dedican a los progres y a las progras, a los de la multiculturalidad y la alianza ésa de los cojones, perdón, civilizaciones.
A más de uno se le va a quedar la cara de idiota
http://www.youtube.com/watch?v=aE5xuK7BH7k

Jesús Cotta Lobato dijo...

NGG, los enlaces no tienen desperdicio. En este mundo hay que sobrevivir y poner buena cara, pero sin ser tonto. Un abrazo, amigo.

Polimnia dijo...

Respeto, eso es lo que falta. Respeto por las normas, respeto por y para los demas y respeto a nosotros mismos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mi querida Polimnia, qué alegría verte por aquí. Si hay respeto, hay libertad y nadie obliga a nada a nadie. Has dado en la clave. Buenas noches.