sábado, 7 de junio de 2008

Adiós al moderador

Pues tiene razón Baltanás en su comentario a mi intervención anterior. Así que he eliminado la moderación de comentarios y la verificación de palabras. Lo uno y lo otro tendría sentido si mi bitácora fuera visitadísima y yo tuviese muchos enemigos. Pero no ocurre lo uno ni lo otro.
A mí mismo, cuando visito una bitácora y deseo dejar un comentario, me fastidian las pequeñas dificultades que se me presentan y al final acabo no haciendo ninguno.
Por cierto, ¿a alquien se le ocurre una palabra en español en lugar de post? No lo digo por purismo, es que es una palabra incómoda y tiene el problema de que no sé cómo decirla en plural: ¿posts, postes, post?
Ex corde,
Jesús Cotta