domingo, 15 de junio de 2008

Orfeo y las mujeres

Ahora que la corrección política impone que, más que otras personas, las mujeres y los homosexuales reciban toda nuestra solidaridad y apoyo, me he encontrado con un mito griego que enfrenta a estos dos grupos y lo c0nsigno aquí porque me gusta poner en aprietos a la corrección política. Se trata de lo mal que llevan muchas mujeres el hecho de que tantos hombres (hombres de buen ver, hombres de cierta edad, hombres de ciertos ámbitos...) las abandonen o las ignoren, atraídos por el homoerotismo.
Orfeo estaba persiguiendo a Eurídice para violarla, pero a ésta le picó una víbora y murió. Orfeo descendió a los infiernos para rescatarla y allí sorteó con su excelsa música todo tipo de riesgos y monstruos y obtuvo de Hades el privilegio de llevarse a Eurídice de regreso a la luz, con la condición de que Orfeo no mirara hacia atrás durante el camino de regreso. Pero Orfeo miró hacia atrás y Eurídice regresó a los infiernos de donde aún no ha salido (la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal por mirar hacia atrás, pero la de Orfeo volvió a morir no por mirar hacia atrás, sino porque Orfeo miró hacia atrás. Al menos así se librará de que Orfeo intente violarla de nuevo).
A lo que voy. Después de esto, Orfeo se cansó de las mujeres, a las que les da por morirse, y se dedicó a los hombres. Era la suya una homosexualidad intelectual, lo cual no excluye la corporal. Los hombres dejaban las armas en la puerta y se reunían con él y él les explicaba cómo comportarse en vida para sortear en el más allá los peligros que él tuvo que sortear. Las mujeres estaban muy enfadadas, porque Orfeo les robaba a los hombres que era lo que a ellas más les gustaba, lo que las hacía madres y atractivas. Para colmo, Orfeo no se contentaba con quitarles hombres, sino que además no les revelaba cómo salvarse en el más allá, lo cual era como decir que las mujeres no son humanas o no tienen alma. Así que ni cortas ni perezosas, las mujeres agarraron las armas de aquellos hombres y les cortaron las cabezas (las de arriba).

2 comentarios:

reyvindiko dijo...

Y después dicen que la música amansa a las "fieras". Pues más bien parece que las cabrea y se ponen a cortar cabezas.
Por cierto, muy bonita la foto.

Lola dijo...

Siempre he entendido que Orfeo era esposo de Eurídice y que ésta fue mordida por la serpiente huyendo de Aristeo, que era el que intentaba violarla.