jueves, 7 de mayo de 2009

La poesía como rebosamiento


La poesía y Eros se me manifestaron más o menos a la misma edad y han ido creciendo juntos, hechos del mismo barro.

Igual que al principio Eros era más bien un descubrimiento en mi cuerpo y después me fue abocando al otro con una fuerza más íntima en mí que yo mismo, hasta convertirse en algo que me rebosaba y me rebasaba, del mismo modo, la poesía era en mi adolescencia un recrearme para mí, hasta que se convirtió en una imperiosa necesidad de adentrarme en el espíritu del otro. Peleché una noche en que me dieron las tantas rematando unas coplas a una bailarina mitológica (cosas de la edad) y entonces me di cuenta de que, si mi bailarina no la conocía nadie, era tan sólo un onanismo.

La flor necesita atraer a las abejas para dejar de ser estéril.

La poesía no es una necesidad, sino un gozoso rebosamiento.

El espíritu, excitado por la belleza del universo, se pone a cantar y a bailar y le salen flores y estrellas.

Cada verso es un cometa que lanzamos al infinito.

22 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Hay gente que nace con estrella, gente que nace estrellada. También los hay zoquetes.
1 neutonio

Ángeles dijo...

Que bonito Jesús, no hace falta decir más.

José Miguel Ridao dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo. Yo he descubierto tarde la poesía, pero últimamente siento necesidad de volcarme, y no hacia mí precisamente. Preciosa entrada, Jesús.

Gerardo V. dijo...

Cotta, cuanta razón al decir que la poesía y el eros surgierón a la vez y con la misma intensidad. En la adolescencia despierta por igual una y otra que no son sino la misma cosa porque tanto el sexo como el amor son una manera de afirmar, afianzar la vida, de esta manera el sexo la cumplen, la poesía la recrea y detrás siempre la otra cara de la misma moneda; el miedo feroz, atroz a la nada, a lo desconocido, a la muerte.
Cotta, ahora que lo pienso, ya me va encajando que esté usted en los huesos. ¿Seguro que acabó su etapa adolescente? ¿Ha firmado nuevo contrato?. Es usted afortunado cotta,siempre niño/adolescente a pesar de los deberes de adulto alegrese por ello.
Gerardo

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Lo suscribo de principio a fin. Sobre todo la frase final, oh.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego,supongo que los estrellados son los que nacieron con mala estrella.

Gracias, Ángeles.

José Miguel, muchos creen que los poetas son unos fatuos por dar a todo el mundo sus versos a leer. No entienden eso de que la belleza hay que mostrarla.

Gerardo, se ve que tú y yo hemos tenido una adolescencia muy parecida. Un abrazo.

Juan Antonio, ya compartiremos otro día esas flores y estrellas.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Quise decir que hay "zoquetes" como yo que son capaces de dar a entender justo lo contrario de lo que se pretende.
Quise decir que ninguna estrella cayó en mi jardín.
1 neutonio

Ruben M. M. dijo...

Jesús, enhorabuena por tu bella entrada, la estaba esperando desde que me lo anunciaste en mi blog.
La poesía es un asunto decisivo para el ser humano, y reflexionar sobre la poesía y el poetizar es un tema apasionante.
Para mí, entre otros aspectos, la poesía es la capacidad de mostrar las cosas en su radical originariedad, es decir, poetizar es traer las cosas a presencia de tal manera que la "percibimos" como si la estuviéramos viviendo por primera vez. Esa mirada inocente es la que sueña el poeta. Un saludo.

José María JURADO dijo...

Con que lancemos la cometa al aire de su vuelo me doy con un canto en los dientos, el infinito está muy, dicen que es como la nada, pero así de grande.

Eros y poesía deben nacer juntas, para separse luego y unirse en la consumación, creo.

Vino primero pura... eso de JRJ

Ranzzionger dijo...

En el fondo es una necesidad que si se práctica con dedicación y genio tiene la capacidad de germinar en bellos frutos. Para ello hay que tener una mente fértil como la tuya.

moderato_Dos_josef dijo...

Bellas palabras. Se nota que salen de de ntro de ti. Un saludo!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, estoy seguro de que han sido muchas las estrellas que han caído en tu jardín, por ejemplo, tu madre y tus hijos.

Sí, Rubén. Aún recuerdo a un anciano que me enseñó a escribir sonetos y que ganó un concurso por un soneto al cubo de la basura. Nunca se me ocurrió que la poesía pudiera presentar la basura de un modo tan bello. La poesía es también rescatar a las cosas de su insignificancia cotidiana.

José María, ese comentario tuyo es una poética. Escríbela. Eso de que Eros y poesía han de separarse para unirse luego merece una explicación.

Ranzzionger, la poesía requiere leer mucho, escribir mucho y estar un poco inspirado. Con eso se fertiliza la imaginación.

Moderato, gracias a ti por tu visita.

Rosna dijo...

Como celebro sus entradas Cotta san .Gracias
La poesía es respuesta ,es amor ,nos abre las puertas del cielo , da ojos al alma , la poesía es el jardín secreto y nos da libertad . La poesía es celebración es gozo ...es felicidad .
Feliz ocaso .
Yuriko

Rosna dijo...

Como celebro sus entradas Cotta san .Gracias
La poesía es respuesta ,es amor ,nos abre las puertas del cielo , da ojos al alma , la poesía es el jardín secreto y nos da libertad . La poesía es celebración es gozo ...es felicidad .
Feliz ocaso .
Yuriko

Rosna dijo...

Hay ... disculpe pr favor ,se repite el mensaje , no sé como se suprime .
Yuriko

Julio dijo...

A veces rebosamos tanto que salpicamos a los demás con nuestras cosas, y eso es magnífico, Jesús.

Basurero Usurero dijo...

Mira tú un griego antiguo en la net ¡Qué pintoresco! Como tú dices la poesía no es una necesidad así que está de más comentar tu post, el anterior si estaba muy bueno. A ver si le encuentras sentido a mi blog. Suerte.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Rosna, siempre será un placer para mí agradarte y tienes venia para triplicar y cuadriplicar tus comentarios.

Julio, si uno rebosa de alegría y de belleza, ¡claro que está bien! Un abrazo

Basurero usurero, vengo de tu bitácora y te he dejado un par de comentarios. No estoy seguro de haberte entendido del todo. Tendré que seguir investigando. Suerte también para ti.

Mery dijo...

A lo mejor la poesía es ese gozo que necesitamos crear y leer para que no nos desborde, o la necesidad de desbordarnos con gozo, o...

Confirmo con vehemencia cada una de tus palabras.
Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Estoy con Jurado, de todas formas Jesús te felicito, tu entrada es bella.

Me ha llenado.

Olga B. dijo...

Todo rebosamiento tiene algo de necesidad, o de desquiciante superación del continente por el contenido. Algo se escapa de nosotros, no cabe en el cuerpo ni en la conversación normal. Intentar darle forma a ese rebosamiento y convertirlo en cometa puede ser una locura muy bella.

Sí que es una entrada bonita, pareces feliz:-)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ahora que lo dices, Mery, la poesía, como es un anhelo de belleza, impide que nuestro desbordamiento sea feo y sin gozo.

Javier, Jurado nos debe una poética.

Olga, es cierto que el desbordamiento también es una necesidad, pero no proviende de la carencia, sino de la abundancia. Es una necesidad más bonita. Y sí, en esa entrada parezco feliz. Otra cosa es que lo sea.