lunes, 26 de octubre de 2009

Armas que deberían existir

1. Un inyectador de humor para los ceñudos que odian a los que no son de su partido.
2. Un insuflador de pensamientos bondadosos para quien piensa mal de todo el mundo.
3. Un secador de boca para escupidores públicos.
4. Un pegamento labial para masticadoras de chicle con la boca abierta.
5. Un amplificador de ruido para devolverlo al tímpano del que lo provoca adrede.
6. Un disparador de polen contra violadores para que echen los sesos por las narices a fuerza de estornudos.
7. Un pulverizador de vino de Caná para los escritores pesimistas que nos invitan al suicidio.
8. Un devolvedor de bombas a los cataplines de los que las ponen.
9. Un provocador de furúnculos nasales para quien se ría del aspecto físico de la gente.
10. Un especiador para salpimentar el lenguaje ñoño de quienes sin coña utilizan palabras como éstas: daños colaterales, interrupción voluntaria del embarazo y trabajadoras sexuales.

Ah, se me olvidaba: un tatuador de la palabra FACHA en la frente del que llama facha a todo el que no piensa como él.

32 comentarios:

Benjamín Gomollón dijo...

Hoy tus mandamientos se encierran solo en uno. No me parece mal. Espero que ya te haya llegado mi librillo de poemas amorosos, que tiene Juan Antonio. Si no, dime algo y te lo envío pero ya.

Un abrazote, (gracias a un artilugio más: un enviador de abrazos apretados a desconocidos maravillosos)

Máster en Nubes dijo...

Jesús, está bien empezar un lunes leyendo tu blog, anima mucho la semana. Todos me gustan, el 4 genial, pero el 7 casi el que más: cuánto pelmazo (y pelmaza, escritor o no escritor, da igual) yendo de víctima, quejándose. No sé, pero tristezas siempre tendremos, otra cosa es enrocarse en ellas, la cultura esa de la queja y el victimismo tan de moda y que parece tan inteligente. Eres alegre y parece que lo que eres es gilipollas y que no te enteras de qué va la vida. Un abrazo

Rocío Márquez dijo...

¿¿Y un multiplicador de besos para los niños a los que nadie les dice cuánto les quieren??
Genial entrada Jesús, un abrazo.

maite mangas dijo...

El especiador y el tatuador merecen inventarse y patentarse ya, pero además el multiplicador de besos de Rocio me parece genial.
Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

El 10 es buenísimo, y yo añadiría la variante de una traducción del Quijote empleando los/las ellos/ellas ... para los que emplean el lenguje no sexista.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Benjamín, serán un placer tus versos. Los leeré a la sombra de los árboles.

Máster, el siete está inspirado en una conversación que tú y yo tuvimos al respecto.

Rocío, esa arma es la que más hace falta. ¡Cómo no se me había ocurrido! ¡Multiplicadores ya!

Rocío, fundemos una ONG de multiplicaciones de besos.

José Miguel, si el infierno existe, deber ser eso: escribir un Quijote con lenguaje no sexista.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Dígame usted, por lo que más quiera, dónde se pueden comprar esos artefactos (¿marca ACME?)!
1 neutonio

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, esos artefactos usan como fuente de energía los neutonios. Eso es lo único que sé por ahora.

LFU dijo...

Geniales. Me permito añadir una más: Un repeledor para los que tienen la insana y molesta costumbre de acercarse en exceso a su interlocutor, invadiendo su halo y obligándole a familiarizarse con sus humores personales.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, eso, LFU, que corra el aire entre las personas. Un abrazo.

Ladrón_De_Versos dijo...

Estupendos pensamientos. Me han gustado mucho. Saludos poéticos Jesús.

lolo dijo...

Un arcoiris para guardar todas esas armas de colores. Y no tener que usarlas.

Joaquín dijo...

Ideas magníficas. Creo que todavía no se ha inventado el disolvente de maláges (lo digo por la cantidad de especímenes que me encuentro al cabo del día).

Un cordial saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ladrón, escoge el arma que quieras.

Lolo, me has leído el pensamiento. Un arco iris con urgencia.

Joaquín, ¡cómo me he podido olvidar de ese disolvente, con el que nos podríamos ahorrar las otras diez armas! Un abrazo.

Juanma dijo...

Todas me gustaron, Jesús. ¿Y un coloreador de personas grises o deprimidas?

Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Yo propongo un inhibidor de medidas electoralistas para los políticos, un dispensador de autoridad paterna para los padres de adolescentes, un insuflador de sentido común para los responsables de la administración educativa y un cortamanosdecuajo para los que tengan la tentación de apropiarse del dinero público o malgastarlo.
Pero me temo que ninguna administración va a querer gastarse el escaso dinero de I+D en subvencionar estas armas...

Un abrazo.

P.S: Para Benjamín: ya le hice llegar el libro a Jesús. Sus palabvras son órdenes...

Jesús Cotta Lobato dijo...

JuanMa, ese coloreador me vendría a mí bien de vez en cuando. Sería bueno que existiese.

Juan Antonio, esas armas son las más necesarias del mundo mundial, pero me temo que si existieran, las destruirían. Un abrazo

JESUS FIDELIS dijo...

Una entrada genial.

elpiyayo dijo...

"Toito te lo consiento menos faltarle a mi.........."
El tercero, ¿te has fijado en una mujer masticando chicle y haciendo pompas delante de tu cara? No me vayas a decir que tu le pondrias un secador, !!!Hombre!!!!!!
Guerra, mucha guerra

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tocayo, gracias.

Piyayo, ¿qué mosca te ha picado?¿A quién he faltado yo? Pero en fin hay formas y formas de masticar chicle con la boca abierta. Algunas mujeres son encantadoras y naturales hasta en eso. Al pensar en lo del secador pensaba en las barriobajeras que veo en manada por las calles, gritando como monas y meneando el culo. Y si una de esas me mastica delante y con pompas, sí que le echaría el secador.

Julio dijo...

El provocador de forúnculos, genial ¿No hay un generador de almorranas?

Alejandro Muñoz dijo...

Si necesitas mi apoyo para lo del tatuador, cuenta conmigo. Estaría dispuesto a invertir mis ahorros en esa maquinita.

Mirna dijo...

Jesús, me ha encantado la entrada. Lo encuentro todo de lo más útil y práctico. Podríamos intentar patentarlo junto con el huefector.
Un besazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Tiene usted razón, deberían existir. Y deberían ser gratis para el pueblo llano.

Gracias.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, podríamos crear un furunculator hemorroidal, que sería la repera.

Alejandro, he mandado a la NASA un pedido de ese tatuador. En cuanto me llegue, te aviso.

Mirna, ¡se me olvidaba el huefector! TEnemos que retomar el proyecto.

Sí, Javier, porque no sería justo que sólo gozaran de armas tales los adinerados, que son los que menos sufren las consecuencias de las cosas que pretendemos combatir con esa armas.

Capitán dijo...

Pues yo me quedo con el 8, aunque con lo difícil que es encontrarles los cataplines no sé si habrá que apuntar a otro lado.

Un abrazo

Gloria dijo...

Mucho ingenio en el post y mucho ingenio generado en los comentarios. Si hasta se queda una pensando qué otra arma inventar.
Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Capitán, no estarás solo en el empeño. Un abrazo.

Gloria, por inventar que no quede. Un beso.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Espero que la razón por la que hoy no ha escrito usted sea porque no le ha dado la gana.
1 neutonio

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, no se preocupe usted. Esa ha sido la razón. No sé, creo que a veces me conviene pasar un día sin blog y quizá a vosotros también. No sé bien cómo explicarlo. Hoy me ha llegado al corazón su neutonio.

Anónimo dijo...

no he entendido nada pero es gracioso,y bonito el color.¡Sigue papá!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mi niña... Hala, un beso.