miércoles, 14 de octubre de 2009

El huevo del juicio

Amigos, he alcanzado la plenitud sexual: me ha salido el huevo del juicio. Ha sido un proceso doloroso. Los que aún no lo tenéis sois unos alevines a mi lado. También se llama hernia inguinal y es un auténtico connazzo.

En fin, que mañana me rasuran y me operan. Sí, ya sé que es una operación muy simple y que te ponen una mallita y ya está, pero a mí eso de la mallita no me gusta. Estoy acostumbrado a que mi cuerpo esté todito hecho de la naturaleza, de lo que mis padres hicieron una noche o una siesta con tanto amor. Y eso de que cuando los gusanos se coman mi carne, la mallita se quede incorruptible y caída sobre mi fémur no me hace ilu.

Si la cosa fuera pincharme en el brazo, yo, ducho en descabezar dragones, lo ofrecería viril a las jeringuillas, sobre todo si me las clavan enfermeras faldicortas. Pero ofrecer la ingle derecha al bisturí, que los dioses confundan, va contra natura, pues yo asocio esa zona al placer, no al dolor.

He dejado arregladas algunas cosillas, me he confesado. Sí, ya sé que no es para tanto. No he hecho testamento, porque no tengo mucho que testar.

En fin, amigos, que si algún día no escribo aquí, es porque estoy convaleciendo y muy malito.

Ya me comen, ya me comen
por do más pecado había.

32 comentarios:

Er Tato dijo...

Pues que todo vaya bien, que seguro que irá. Y escríbele una oda al huevo efímero en tu convalecencia...

Un abrazo

Gerardo dijo...

Tranquilo Jesús, que todo irá bien. Estas cosas para los diestros cirujanos son de coser y cantar y dentro de un poco tiempo, una cicatriz de nada y todo olividado. ya que es (y eso es cosa de la naturaleza y las herencias genéticas)Mejor una malla y una cicatriz antes que un braguero o un dolor del demonio. Jesus, pronto será nada, anecdotillas pa los nietos.
Un abrazo.
Gerardo

Canónigo Alberico dijo...

En breve esta usted disponible un abrazo y palante que no será nada, seguro

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Yo también pasé por ahí y fue la primera vez que dejé de fumar. Estaba tan hecho polvo al día siguiente de la operación que no tuve ni tiempo ni ganas de fumar, así que me convencí de que era posible pasar 24 horas sin tabaco.
Eso me dio ánimos para pasar el segundo día y así uno tras otro. Al cabo de tres años recaí pero debido a mi gilipollez. Me empeñé en fumarme uno durante una cena de navidad con la peña del insti y zas, caí como un supermegaimbécil.
No soy sádico, pero te advierto que el primer día se pasa mal pero porque cualquier movimiento que hagas es como si te explotara una bomba en la barriga. Te tienes que mover pasito a pasito como las muñecas de Famosa se dirigen al portal... Pero tranqui, que dolor no hay, son molestias nada más.
De tu entrada hay una cosa que me ha llamado mucho la atención.
Bueno, amigo, te deseo una pronta recuperación.
1 neutonio, don JESÚS.

ReyVindiko dijo...

Quita eso de que "los dioses confundan" vaya a ser que te "mallen" donde no es.
Consuélate con que eso sale por uso habitual o excesivo de los conductos seminíferos, que como son grandes y suelen ir cargados, dejan un hueco para que las tripas quieran conocer mundo fuera de su habitual constreñimiento.

José Miguel Ridao dijo...

Suerte, maestro. Valor, y al huevo.

Olga B. dijo...

Todo irá muy bien, tenemos Cotta (con malla) para rato... sólo que con un huevo menos. Pero te querremos igual;-)
Ánimo.

Héctor Meda dijo...

Suerte y que toda vaya bien ;-))

Ladrón_De_Versos dijo...

Suerte y ánimos con la operación. Saludos.

lolo dijo...

La hernia sobraba.
Queremos al Cotta originario, poeta y pensante.
La hernia sobraba.

Tanto juicio iba a acabar con el niño descarado y sorprendente.
La hernia sobraba.

Verás cómo te cuidan...¿escribirás un poema?

Capitán dijo...

Vista tu entrada, y las que se peuden esperar a posteriori, me temo que va a ser un huevo bien fructífero.

Que todo vaya bien, que seguro irá.

eres_mi_cruz dijo...

jugete roto
doloroso triciclo
casa de arañas


PD: ayer en la televisión me gustó tu teoría y práctica del libro de bolsillo...
que te cures bien.

Mirna dijo...

Venga Jesús. Dentro de nada nos volvemos a ver en la casa de campo disfrazados para jalogüín. No te preocupes por la malla, seguro que será un refuerzo para tus noblezas. Un beso

Ventana indiscreta dijo...

Te esperamos en cuantito vuelvas, de nuevo, con el nuevo juicio.
Jesús, por favor, testa, aunque sea el juicio. No te quisiera detestado.

Besos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tato, me falta inspiración para eso. Los buenos poetas son capaces de escribir bien a cualquier cosa, pero a mí me falta mérito.

Gerardo, sí, sí, la malla antes que el braguero, la cirujía antes que el postizo.

Canónico, eso es lo que quier tirar palante, sin que me pese.

Dyhego, tendré en cuenta eso del tabaco. A ver cómo se me da. Ya estoy ensayando lo de las muñecas de famosa. No se insulte usted por haber caído en un día de fiesta en el tabaco. La carne es débil.

¡Jo, Reyvindiko, eres el único que me ha dado una explicación satisfactoria para mi hernia! ¡Estoy orgulloso de ti y de mi hernia!

Ridao, allá voy. Ya está bien de contemplar los toros desde la barrera.

¡Olga, que apañada! Paso de tres a dos ¡y me seguís queriendo igual! Eso es amor.

Héctor, gracias. COn lectores como vosotros seguro que sí.

Ladrón, gracias mil.

Lolo, desde luego la hernia sobra, pero no puedo evitar tenerla en la maldita cabeza. No sé si escribiré algún poema. Lo que sí sé es que leeré mucho.

Capitán, a ver qué sale del huevo.

Eresmicruz, ayer estuve desastroso. Me trabuqué varias veces. Aun así, siguen llamándome. Yo ni siquera me di cuenta de que se me veía el libro en el bolsillo. Me alegro de que le gustase a alguien.

Mirna, ahora con la malla podré contorsionarme y, si es de hierro, atraer imanes.

Ventana Indiscreta: me has convencido. Testaré. Un beso.

Ruben M. M. dijo...

Jesús, que todo vaya bien y ya nos escribimos, que yo ya he vuelto también de mis vacaciones y viajes.

Un abrazo.

Juanma dijo...

Muchísima suerte, Jesús...y compórtate en el quirófano.

Abrazo.

JSM dijo...

Y ese huevo, enamorado de la luna...

Lo dicho, suerte y al "guevo" maestro, como Morante dale un "capotazo" a la enfermera...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Rubén, bienvenido de tus viajes. Seguro que han sido interesantes. Te seguiré la pista. Un abrazo.

Juanma, dejaré el pabellón de los blogueros bien alto.

JSM, no sé si tengo tanto arte como Morante. Pero se hará lo que se pueda.

Benjamín Gomollón dijo...

Te irá bien, Jesús. Suerte.

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Benjamín, muchas gracias.

elpiyayo dijo...

Bueno deberias ir rasurado ¿quien mejor que tu esposa para ese menester?, a mi me lavaron los huevos en la UCI, un enfermero mariposón dando una clase a una hermosa joven, mi pena fue que no se armó mi virilidad, me cogieron en fuera de juego.
Asi que conformate con que te pongan la mallita en el sitio idoneo y al cirujano no le de un ataque de locura o un tis nervioso y tale el árbol pricipal por la parte mas unida a tu nobleza, osea, que no te raje un huevo.
Pero hermano mio, para escribir solo hacen faltan los dedos y si ocurre una desgracia de las que te digo, tambien puedes trabajar, pero ya no es lo mismo. quine no se consuela es porque no quiere.
¿No has probado con el bálsamo de Fierabrás? !Ay ! iluso, confesrte y no rasurte antes de la operación.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Piyayo, para escribir hacen falta los dos huevos. Como tengo tres, me sobra uno.

Josex Luis dijo...

Jesús, ponte un cartelito que diga "Doctor, por favor, no se equivoque al cortar", que no sabes cómo están las cosas en los hospitales.

Por cierto, aunque te lo prometí, todavía no me he quedado a dormir una noche entera en una sauna. Dame tiempo...

José María JURADO dijo...

Te hemos echado de menos en la tertulia Cotta, pero habrá sorpresa, santo con novena.

Ánimo y una abrzo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Josex Luis, perdona que no me haya puesto en contacto contigo antes. La noche en la sauna urge, pero aun así te doy tiempo. Si la noche no te inspira, siempre nos quedan las parafilias.

José María, yo sí que os eché en falta.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

José María ya lo ha dicho (te echamos de menos anoche) y anticipado: el lunes próximo habrá una sorpresa para ti en mi blog. Vuelven los apócrifos...
A ver si así contribuimos a aliviar ese postoperatorio.
Que todo vaya bien, Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juan Antonio, ya decía yo que José María estaba muy misterioso. Los mercuriales sois unos tipos estupendos.

Alejandro Muñoz dijo...

Espero que las mallas te sienten bien, Jesús.
Ayer en la cena contaron algo sobre una señora a la que las mallas le apretaban demasiado ciertas partes.
Intenta estar recuperado para el próximo lunes si no quieres que te salten los puntos. En caso contrario, será mejor que no entres en cierto blog.

¡Mucha suerte! y ponte bueno pronto, que me tienes que firmar tu libro.

churricos dijo...

Sr.Cotta.
Ante todo, mucha suerte en su operación.
Los valientes luchadores, desde siempre han vestido una cota de malla para evitar los embites de los malandrines. A partir de ahora, en lugar de cota de malla, será la Malla de Cotta.
Espero volver a leerle pronto.

Un saludo.

Octavio dijo...

Ánimo, amigo Jesús, que en peores plazas hemos toreado, seguro. Y piensa que tener dos es de natura, nada de jugar con ventaja. En cuanto a la malla, seguro que se te ocurre algún aforismo para endulzar su presencia.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, ojalá las apreturas esas se curasen como yo quisiera. En cuanto a la sorpresa del lunes, tendré que tener cuidado, porque se me van a soltar los puntos.

Churricos, me ha encantado eso de Malla de Cotta. ¿Me lo regalas?

Octavio, Churricos ya me ha endulzado la presencia de la malla. Sólo yo tengo una malla de Cotta.