jueves, 15 de octubre de 2009

Nuestros cuerpos serranos



Cierta persona muy querida de mi familia armó un revuelo en el hospital porque las enfermeras tiraron una camisa de su marido manchada de sangre. Para ella era imposible que estuviera en la basura la sangre de su esposo. Las enfermeras, pues, la buscaron y se la entregaron y ella lavó la camisa en casa y esa agua la echó a las macetas.

Aunque esta persona de quien hablo es muy exagerada, porque la sangre de su marido no es la sangre de Cristo, sin embargo, me gusta que trate al cuerpo como algo sagrado que merece un respeto. Nunca he entendido cómo los restos humanos extraídos en las operaciones pueden acabar en la basura de restos orgánicos y no en un cementerio. Al famoso cojo de Calanda le enterraron la pierna que le tuvieron que amputar. Si me tuvieran que cortar un brazo, yo no se lo echaría a comer a los perros o a los gusanos, sino que escogería ya mi tumba y enterraría ahí mi brazo a la espera del resto del cuerpo.

Si me dicen para qué quiero el brazo, les preguntaré para qué lo quieren ustedes. El brazo es mío y punto.
En fin, que me van a operar a las nueve y media y ando tétrico.

Por cierto, acabo de ver en la página de Estado Crítico una reseña a mi ensayo sobre el amor y la infidelidad. Gracias, Daniel.

30 comentarios:

Ventana indiscreta dijo...

Una pregunta, ¿y un brazo enterrado puede hacer un corte de mangas?
Desde luego, un corte ya lo ha hecho.
Suerte, Jesús.

JESUS FIDELIS dijo...

Animo, que vaya todo muy bien.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ventana indiscreta, supongo que un brazo cortado está en un permanente corte de mangas.

Gracias, tocayo. Allá que voy.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Nunca se me ha ocurrido qué hacer con la "casquería" que cortan durante las operaciones... Me pondré a pensar y ya le responderé.
¡Que no te apures, hombre; que todo va a salir bien!
1 neutonio.

Ángeles dijo...

Que todo vaya bien. Es una operación sencilla.
Un beso

Rocío dijo...

Pues que todo vaya bien!

En cuanto al post... supongo que los miembros completos, sí se podrán enterrar o incinerar. La verdad es que es un tema que desconozco... Pero otro tipo de restos orgánicos, la casquería como dice Dyhego, pues no sé... que la tiren donde quieran, ¿no? ¿Para qué quieres tú un trozo de intestino o un apéndice, por decir algo?

José Miguel Ridao dijo...

No te preocupes, que estoy convencido de que no vas a tener que enterrar ningún huevo. Es más, espero que para cuando escribo estas líneas todo haya ido perfecto.

Un fuerte abrazo.

lolo dijo...

Al de Calanda le salió otra pierna, y no molaría que te pasara lo mismo con tu "huevín".

Reconócelo, tu hernia sobraba. Con dos basta.

Alejandro Muñoz dijo...

Tengo en casa cartones de huevos sin reciclar. Sí quieres te guardo alguno, aunque desconozco tu talla. Yo los compro XL.

Un abrazo. Espero que todo haya ido bien.

Ramiro Rosón dijo...

Lo mismo digo. Ojalá que todo haya ido bien. Ánimo.

Un abrazo.

elpiyayo dijo...

Las uñas, el pelo y la caspa son buenisimas para las macetas, así que como tienes campo y macetas pues ya sabes donde echar lo que de tu cuerpo sobra, pero por favor en el campo no, que tienes solo una octava parte, el Panteón de las partes de tu cuerpo lo pones en otro sitio. Cuida tu alma que es lo unico que no se se puede enterrar, ni guardar en un cajoncito.
Yo pensaba que lo que tenias es una simple hernia y ahora resulta ser un huevo, a ver si te pasa como las gallinas que ponen los uevos sin h.
Un beso quejica, asustón de los cojones, pues vaya "esposo soldado".

Gerardo dijo...

Deseo y espero que todo haya ido como la seda, y te hayan palpado la zona con delicadeza con certeza. Espero que su inconsciente, y apesar de la anestesia no haya provocado una estruendosa carcajada entre las medicos enfermeros y enfermeras regalandoles una expontánea erección. Deseo, también, que nos relate alguno de los sueños expléndidos que haya vivido durante su navegación en el sopor dulce de la enestesia. Espero tenerle pronto por aquí. Espero también verle pronto por que leyendo unos relatos humoristicos acordeme mucho de usted y se los copié para su disfrute. Espero verle pronto también para darle mi libro y para adquirir el suyo que según la critica que he leído apetece mucho leerlo. Un fuerte abrazo esperando tu pronta mejoria e incorporación al mundo de los sanos despiertos
Gerardo

Ladrón_De_Versos dijo...

Saludos Jesús. Espero que estés mejor de tu tercer huevo. Au!

churricos dijo...

Sr. Cotta.
Se podria estudiar, igual que hacen en los talleres con las piezas inservibles que retiran de las reparaciones, ofrecerselas a sus propietarios para que hagan con ellas lo que les venga en gana.
De otras partes (placentas), ya se ha hablado y, segun cuentan, en estofado son bastante nutritivas.
¿Que tal una tortillita francesa con un huevo...?

Saludos, y recupérese pronto.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Espero que tu cuerpo siga siendo serrano...

Juanma dijo...

Muchísima suerte, vamos: un huevo de suerte.

Un huevo...digooo, un abrazo.

Julio dijo...

Que sigas serrano, serranito...

Moe de Triana dijo...

Espero que todo haya salido de categoría miarma, mucho ánimo.

¡Un saludaso!

maite mangas dijo...

Espero que todo haya ido estupendamente... y que hayas hecho con el huevo lo que te haya apetecido.
Saludos y a recuperarse.

Ladrón_De_Versos dijo...

La vida pasa, es una triste pena,
duramente está anclada en un puerto,
donde las dudas pasean lo cierto,
de tu pérdida que es mi condena.

Paseo el alma oscura, con una cadena
agarrada al cuerpo, en el silencio incierto,
de que algún día estaré bien muerto,
sino vuelves para quedarte morena.

Es que esto que siento dentro del alma,
es un un amor tan fuerte, tan verdadero
para mi corazón que no haya calma,

que no puedo resistir un momento
en gritar a cielo y viento, que te quiero
con el cuerpo, con el alma, y con el aliento.

eres_mi_cruz dijo...

¿cotta?... cotta... ¡¿cotta?!...
¡cotta! ¡¡cotta!! ¡¡¡cotta!!!...
¡¡¡ay, dios mío!!!...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Vuelvo a casa un poco lánguido y sin fuerzas para contestaros a todos, como a mí me gustaría.
Quizá me anime y cuelgue unas Notas de Hospital.

Quiero agradeceros a todos vuestros ingeniosos comentarios y vuestras palabras de ánimo y aliento. Os aseguro que sin ellas la operación habría salido mal. Me he reído con la casquería, con el huevo enterrado que me renacerá, con los huevos XL, con el huevo de la suerte, en fin... No me hagáis reír mucho, que se me saltan las grapas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ah, y la aclamación de Eresmicruz me ha aumentado la autoestima, que la traía por los suelos.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Qué gusto que ya está usted bien!
Ahora le toca descansar y no se preocupe por la bitácora, que sabremos esperar.
Por cierto, he estado pensado en qué se hace con los cachitos de las operaciones y se me ocurre esto: si tiene tiempo vaya a esta dirección:
http://erremege.lacoctelera.net/post/2009/07/10/que-me-entierren-con-picha-fuera-2

1 neutonio

Lola Roldán Riejos dijo...

Me alegro de que todo haya salido muy bien.
Un beso.

lolo dijo...

Y el héroe que no decae.
Qué bonito, por Dios, qué bonito.

Tu convalecencia va a dar mucho fruto literario, estoy segura.
Venga, arriba esas grapas.

Máster en Nubes dijo...

Pero Jesús, por Dios, me voy 7 días y todo lo que pasa por tu blog y en general. Hasta te operan, es que ya es el colmo, y de un huevo, es hasta cottiana la operación en cuestión, ahora que lo pienso, no por nada, es que parece hasta literaria y propia de tu blog, la verdad. ¿No te podían operar de un brazo, de una pierna, no sé, del corazón quizás que también es muy cottiano, que van y te tienen que operar de un huevo? En fin, lo dicho, cottiano.

Pues bueno, lo primero, un abrazo, porque seguro que además no te has quejado nada, nada, nada, y que has sufrido como un héroe.

Respecto a la entrada... me dijeron que algunas cremas de algunas firmas cosméticas utilizan placentas y todo lo que tiene que ver con células fetales ... aunque suene a Drácula (que suena y es). Te lo mandaré si lo encuentro, quizás es una leyenda urbana...

Un abrazo, lo dicho, me alegro de volver a casa (y a tu blog y a otros, de paso)

Aurora

Anónimo dijo...

Bueno, aclarar que operarse de un huevo no es una cosa cottiana, aun queda una docena de huevos sin operar, de momento, proximamente se operará otro, es que la cuestión de los huevos es, como decirlo, operarse por "güevo", por muchos claro. Sin contar la de sobrinos y "bizsobrinos", esos por favor Dios mio no los toques.
Para algunas que no lo entienden, es como si te pisaran un callo y tu tiras para apartar tu pie y no puedes, para algunos es como si te pegaran un pelotazo y nunca se va el dolor.

Anónimo dijo...

Bueno, aclarar que operarse de un huevo no es una cosa cottiana, aun queda una docena de huevos sin operar, de momento, proximamente se operará otro, es que la cuestión de los huevos es, como decirlo, operarse por "güevo", por muchos claro. Sin contar la de sobrinos y "bizsobrinos", esos por favor Dios mio no los toques.
Para algunas que no lo entienden, es como si te pisaran un callo y tu tiras para apartar tu pie y no puedes, para algunos es como si te pegaran un pelotazo y nunca se va el dolor.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, las grapas las sobrellevo. Espero que aguanten en su sitio.

Aurora, el camino de Santiago da mucho de sí: seguro que has vuelto con más energía vital, mientras que a otros nos operan de hernias inguinales. No sé si es cottiano o no, pero es. Un beso y me he reído mucho con tu comentario.

Anónimo, ¿y por qué supones que algunas no lo entienden? A lo mejor lo entienden mejor que nosotros.