miércoles, 7 de octubre de 2009

El animal ideológico

El animal ideológico es una especie venenosa que piensa en blanco y negro, en buenos y malos. Para él todo es simple. Su ideología es la Gran Solución: eliminar una clase social, una raza, una institución, una religión, una cultura, unas tradiciones. Si después la solución no llega, el ideólogo se inventa un nuevo enemigo a quien culpar, porque lleva unas gafitas ideológicas que lo convierten todo en lo que él espera que sea. Por eso no comprende que no pensemos como él. Sin duda se debe a que somos tontos o malos. Cuidado con él si hay guerra, que es lo que busca: nos enviará a Auschwitz o al Gulag. Y luego dormirá tranquilo por las noches. Su fidelidad a la causa le asegura la bondad y los mejores puestos.

El animal ideológico, al contrario que el resto de los mortales, no admite sutilezas y excepciones. ¿Cómo osas ser de derechas y admirar el Acorazado Potemkin, o de izquierdas y enamorarte de la chica rica del barrio?Ya puedes hablar la lengua de los ángeles, ser un sex symbol, comer lo mismito que él todas las noches y tener su mismo olor corporal, que, si no eres de su cuerda, no eres nada.

La ideología dice qué está bien y qué mal: tener hijos no es bueno en sí mismo, sino bueno si ella los necesita y malo si le sobran. El animal ideológico dice: “Si la víctima no es de mi cuerda, ella se lo ha buscado. Si el verdugo es de los míos, se convierte en víctima. La culpa siempre la tienen los otros, nunca los nuestros.” No dice como Cristo “Quien no está contra nosotros está con nosotros”, sino “Quien no está con nosotros está contra nosotros”.

23 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Muy bien dicho, veo que eres de mi cuerda...

Ladrón_De_Versos dijo...

No sé muy bien qué decir después de leer esta entrada, pero puedo darte los buenos días Jesús. Un saludo y un abrazo desde la lejanía. (Creo ser apolítico y anti-ideológico)

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Cualquier ideología es como llevar calzoncillos apretados.
Yo decido cuándo y qué tipo de ropa interior ponerme.
Si ya lo decía ese señor tan nombrado y tan olvidado: el sábado está hecho para el hombre y no el hombre para el sábado.
1 neutonio

Hector Meda dijo...

¡Que gran verdad!

Además el animal ideológico es doblemente animal, bestia, puesademás de burro es un depredador nato.

Ladrón_De_Versos dijo...

Jesús, pásate, si quieres, por mi blog a leer mi último poema. Es lo más surrealista que he escrito en mi vida. Algo realmente abstracto. Espero que te guste y que me comentes qué te ha parecido. Saludos y buenos días.

Ranzzionger dijo...

La ideología debe ser como una muleta que te ayuda a caminar cuando cojeas y dudas, pero, si se convierte en unas anteojeras que te ciegan otros caminos, entonces no es ideología, es fanatismo.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Usted ha escrito:
"...tener hijos no es bueno en sí mismo, sino bueno si ella los necesita y malo si le sobran."

Opino que aquí se están mezclando dos asuntos distintos: "elección filial" y "aborto".

Poder elegir cuándo tener un hijo me parece no sólo bueno sino recomendable.

El asunto del "aborto" yo no lo tengo tan claro.

Mis tres hijos han sido queridos, buscados y deseados. Eso sí, han venido cuando las circunstancias biológicas han sido favorables.
¿Cuántos pueden decir lo mismo?
1 neutonio

lolo dijo...

Las ideologías, todas, son un compendio de tópicos que sirven para atacar y defenderse en la guerra de nuestras ignorancias. Las de todos.

No estoy segura de ésto, pero fue lo que pensé esta mañana.

Ahora pienso en las gafitas y me gustaría saber quién las vende y por qué las regala.

Ojalá me llamen tonta.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José Miguel, pues entonces borra mi nombre de la lista negra y ponme en la blanca. Yo haré lo mismo con el tuyo.

Ladrón, tus saludos son siempre muy bien recibidos.

Don Dyhego, la imagen de los calzoncillos me ha encantado: el hombre no está hecho para los calzoncillos, sino los calzoncillos para el hombre. ¡Como si no los quiere llevar!

Héctor Meda, ¿también ha sufrido usted la persecución del depredador ideológico? Seguro que eso lo ha fortalecido a usted.

Ladrón, en cuanto pueda me pasaré y te comento. Un abrazo.

Ranzzionger, olé.

Dyhego, quizá lo he mezclado sin querer. Pero yo no me refería al aborto, sino al hecho de que las ideologías han llevado a países enteros a parir o a abortar según las conveniencias ideológicas, no según el bien de las personas. En cuanto a los hijos queridos y deseados, ha tenido usted suerte, pero me temo que los hijos valen lo mismo sean deseados o no.

Lolo, yo creo que las gafitas las regala el que no admite que los demás no vean lo que él no ve. Y entre que lo llamen a uno tonto o malo, mejor que nos llamen tontos. Al menos no nos considerarán peligrosos.

Julio dijo...

El animal político se ha convertido en nimal maniqueo...muy interesante, sí.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
¡Por supuesto que todos los hijos valen lo mismo! Cuando uno quiere resumir se dejan sueltos muchos cabos.
Pero insisto en que me parece mejor un hijo buscado que un hijo sorpresa. En el primer caso todo consiste en usar o no los métodos anticonceptivos (píldora, preservativo, DIU, etc).
Cuando dije "circunstancias biológicas favorables" me refería a que la concepción se producirá cuando las condiciones sean las precisas (que los espermatozoides tengan movilidad, que uno llegue al óvulo, que éste quede bien implantado, etc.)
Creo que lo importante es poder elegir.
1 neutonio

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ay, Julio, ¡si Aristóteles levantara la cabeza!

Perdona, Dyhego, que te haya interpretado mal. Claro que viene bien siempre elegir. ¿No te has preguntado además por qué el óvulo deja entrar sólo a un espermatozoide? Venimos del más chulito o del que más le gustó al ovulito.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Como dicen los franceses: "Cherchez la femme!".
Siempre hay una mujer al final de todo y, por supuesto, qué duda cabe, siempre son ellas las que eligen.
Yo tengo la suerte de que me ha elegido la mejor.
1 neutonio

Mirna dijo...

Y si yo digo: "exterminemos a los ideólogos", ¿me habré convertido en uno de ellos?

Un abrazo, Jesús.

ReyVindiko dijo...

El ser humano está por encima del animal.
Si no se puede domesticar y molesta, yogurcito que te crió.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bórrame a mí también de la lista negra, y me añades a merced de la amarilla.

elpiyayo dijo...

Yo cambiaria ese titulo, pondria "La ideologia animal", pero me encuentro con una duda, si es mejor tu titulo, ten por seguro que ya hay animales ideologicos prestos a actuar, solo que aprenderán de los que no consiguieron los propositos de los que gracias a Dios yo no he conocido "inperson".
Las guerras son por necesidad animal, es como las manadas de lobos cuando son demasiados para tan pocos corderos.
Decidir quien es el cordero y el lobo, esa es la cuestión.

elpiyayo dijo...

Por cierto, prefiero la de San Lucas, porque puede dar lugar a malos entendidos.
El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama. Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: "Me volveré a mi casa, de donde salí." Y al llegar la encuentra barrida y en orden. Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio.

Gloria dijo...

El animal ideológico siente que es dueño de la verdad. Lo bueno es que no tiene dudas, lo malo es que es intolerante.
A veces envidio que alguien tenga tanta seguridad en sus convicciones.
Un saludo

Ladrón_De_Versos dijo...

Buenas madrugadas Jesús. Mira a ver si puedes ayudarme: Me gustaría poder poner mi lista de blogs y bitácoras amigas en un partado en mi blog, para tener fácil acceso desde mi página y quitar los enlaces definitivamente de favoritos. ¿Sabes tú cómo se hace? Muchas gracias y espero ansioso tu próxima entrada. Por cierto, pásate cuando puedas a leer mi poema, por favor, tu hermano ya lo ha hecho. Un abrazo desde Valencia y muchísimas gracias por las molestias e importuneces mías.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mirna, me temo que a los ideólogos hay que sufrirlos y sólo si nos quieren exterminar, hacerles frente. No sé.

Rey, a más de uno le daba yo el yogurcito.

Javier, en mi lista amarilla estás, con todos los honores.

Piyayo, esa es una diferencia entre nosotros. Yo prefiero la otra, la que afirma que quien no está contra nosotros está con nosotros.

Gloria, yo no envidio al que nunca tiene dudas. Más bien lo temo.

Ladrón, es que he andado liado. Hoy, cuando vuelva del trabajo, me siento tranquilamente a contestarte.

Shandy dijo...

Pues sí,una buena reflexión. La ideología puede caer en un fundamentalismo: si no estás conmigo estás contra mí. No dudan en llevarte al paredón. En algunos casos, hasta te pueden perdonar la vida porque "pobrecito, estás equivocado". Pero siempre esperarán que regreses al redil de los buenos.
Les cuesta entender que no pensar igual, o no ser amigos, nos convierta en enemigos.

Un saludo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Shandy, cuidado con los ideólogos.