lunes, 12 de abril de 2010

Activando el programa de la salud

Según mi amigo el psicólogo, puesto que mi principal problema para dejar de fumar es que no estoy motivado, no debo dejar de fumar, sino empezar a hacer otra cosa que sea incompatible con el tabaco. Se trata de activar en el cuerpo el programa de la salud, que con tanto tabaco lo tengo desactivado: el cuerpo es más sabio que la mente, la cual, igual que encuentra mil razones para dejar el vicio, encuentra mil excusas para no dejarlo.

Como resulta que soy, sin querer, de hábitos bastante saludables, voy a recurrir al deporte, que es lo único sano que no he probado casi nunca. He visto que otros fumadores lo hacen, como mi colega González-Romano. No sé si el deporte me hará abandonar a la postre el vicio, pero al menos invertiré en salud.

A partir de ahora, no sólo seré un fumador atormentado, sino un deportista atormentado.

Mientras corra o nade o haga pesas (que aún no he decidido con qué tipo de deporte voy a torturarme), imaginaré que estoy matando dragones, salvando doncellas, combatiendo a gigantes.

Ay, ojalá que la energía que voy a generar pudiera acumularse para encender, a fuerza de mancuernas y mandobles, una nueva estrella.

12 comentarios:

Ramón Simón dijo...

Siento decirte que el deporte no motiva para dejar de fumar. Eso sí,fumarás menos por cansancio.

Ahora bien, te convertirás en un Jesús Cotta Schwarzenegger.

Un abrazo

Rocío Márquez dijo...

Cuando dejé de fumar lo que más me ayudaba era tomar algo dulce pero claro, eso es un poco imcompatible con la fase de pseudo-stallone en la que andas metido...
Verás cómo te alegras cuando aprendas a coger la copa de nuevo con la mano derecha, cuando no te huelan tan raras las manos y la ropa, pero también cuando veas la pasta que te estas ahorrando, que vaya tela...
Ánimo y valor,
un beso.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramón, el caso es que no trato de motivarme, sino de hacer una cosa que poco a poco me motive más. Y tienes razón: al menos me pondré más fuerte, aunque no dejara de fumar. Un abrazo.

Rocío, quiero llegar a eso que dices, pero poco a poco. Cuando pueda tomar la copa con la mano derecha, lo anunciaré a bombo y platillo. Gracias por el ánimo, el valor y el beso.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Decidas lo que decidas, recibe un neutonio.

Olga B. dijo...

Ay, qué te voy a decir yo...
Ánimo;-)

Alejandro dijo...

Dejar de fumar solo trae beneficios.....

- 20 minutos después: Tu pulso y presión arterial bajan a niveles normales
- 12 horas después: El nivel de monóxido de carbono en tu sangre baja hasta niveles normales
- 2 semanas a 3 meses después: Tu circulación mejora y tu función pulmonar se incrementa
- 1 a 3 meses después: Decrecen la tos y la falta de aire... y un largo etc.

Yo si creo que el deporte es un buen motivo para dejar el pucho, como otros tantos que encontraras en este largo camino hacia una vida sin humos. Dale vida a tu vida, hazlo por ti y por tus afectos, suerte

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, si no le importa, invertiré ese neutonio en el deporte. Gracias.

Olga, como somos fumadores atormentados, me entiendes mejor que nadie. Gracias por los ánimos.

Alejandro, se me olvidan todos esos beneficios. Los apunto y me apunto a la vida. Un abrazo.

lolo dijo...

Te animo en tu programa, hace tiempo que noto tu interés por hacer pesas. Es una buena ocasión para cumplir tu deseo.

reyvindiko dijo...

Meda la impresión de que con eso d deportista atormentado, no empiezas con buen pie. Así que un poco de humor:
-Hay deportes que son incompatibles con tu propósito: el ajedrez, el mus, el tango o la gimnasia erótica.
-En cambio, hay otros que son radilcamente opuestos (sobre todo si se practican más de doce horas seguidas): el buceo con y sin escafandra, el motociclismo de competición, el ballet clásico (aunque éste, por razones estéticas y porque la lycra es muy inflamable), el paracaidismo (en éste incluso es imposible encender el cigarro durante los saltos) y, el mejor, la esgrima con la espada de dos manos, que desarrolla además los bíceps, el autocontrol y la autoestima.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, ¡me quedo de piedra! Eres muy perspicaz descubriendo un deseo que yo no había confesado a nadie. Ya me conoces mejor que yo mismo. En fin, me alegro de que te parezca bien. Eso significa que no estoy desvariando. Gracias.

Reyvindiko, ¡cómo me he reído con tu comentario! Indagaré dónde se puede bucear en Sevilla y dónde puedo comprar lycra no inflamable. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Reyvindiko, has de hacer una cosa que te impida fumar, pero como tu te ahogas en un vaso de agua, el buceo no es lo tuyo, así que prueba el azadón, cuando levantes tu cuerpo de la tierra para limpiarte el sudor, no cojas un cigarro, coge la "chapolina" y cuando te canses, coges "el escardillo" y luego el amocafre. Pero seguro que gastas más cartones de tabaco que un azadón.
Por cierto, yo no te veo delante de un dragón con un cigarro mal liado ni delante de una doncella con un cigarro que parece un porro, porque los lias fatal pichita.
P.D. La letra "t" es como una cruz, algunos llevan dos, así que ya vas demasiado cargado.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anónimo, eso haré. Pero yo soy muy bueno buceando, aunque me ahogue en un vaso de agua, pichita.