martes, 12 de octubre de 2010

37.000 teléfonos móviles pagados por todos

Qué buena es la Junta de Andalucía, que entre junteros, funcionarios y adyacentes, tiene repartidos a cuenta nuestra 37.000 teléfonos móviles. Es increíble, pero la gente se queja de que hay listas de espera en los hospitales y colegios sin calefacción y un millón de parados en Andalucía, y no se dan cuenta de que es mucho más importante invertir el dinero de nuestros impuestos en los teléfonos móviles. Por ejemplo, imaginemos el drama que supondría para el escolta de un alto cargo tener que llamar a la parienta con su propio teléfono. ¿No sería terriblemente injusto que tuviera que apoquinar de su bolsillo unos euritos para avisarla de que no puede ir a comer con ella porque tiene que acompañar al alto cargo a una mariscada también a cuenta nuestra?

¡Oh, qué felicidad! Me encanta ir a trabajar todos los días sabiendo que mi dinero se dedica a cosas tan importantes. Estoy dispuesto a renunciar a vivir mejor si gracias al sudor de mi frente treinta y siete mil andaluces no tienen que pagar teléfono. ¡Y quien sugiera que esos teléfonos se usan para llamadas personales es un mal andaluz, un fascista, un malaje y habría que abrirle un expediente!

23 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Te vas a parecer a El Tato... Y como él, tienes toda la razón. El despilfarro, entre otras cosas, nos ha llevado a donde estamos.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José Miguel, es un honor parecerme al Tato. Y, en fin, hemos tocado sólo el asunto de los móviles. Pero el despilfarro toca tantos palos... Un abrazo.

Las hojas del roble dijo...

Qué fatiga, coño

Fernando Moral dijo...

Estaba pensando si se podría crear un departamento que controlase el uso de esos móviles. Pero claro, a sus miembros también habría que darles teléfonos... no he dicho nada.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Hojas, no te fatigues. ¡Alégrate de este dispendio de medios que redunda en tu beneficio? ¿A que te da alegría saber que la Junta vela tanto por ti?

Fernando, ¡no lo digas muy alto! Porque habría que darles teléfonos a los de la comisión esa y a los que controlen esa comisión y así usque ad infinitum.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Propongo que creemos un observatorio del uso de los teléfonos móviles. Buscamos 37.000 observadores, uno por cada móvil. Le damos a cada uno de ellos un móvil, claro. Y al cabo de dos o tres años, elaboramos un informe con los resultados de la observación: los móviles se usan todos de forma estupenda, faltaría más.
Un abrazo, Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juan Antonio, ¡magnífica idea! Me propongo a mí mismo como presidente del Observatorio de la comisión observadora de móviles, para lo cual necesito treinta asesores cada uno con su móvil correspondiente y otro para sus respectivos escoltas.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡En todas las casas cuencen habas...!
¡Y en la mía... a calderás! decía mi madre.
10 neutonios móviles

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, me temo que esto de los móviles y los despilfarros es un mal endémico de todita España. Diez neutonios vodafónicos.

Alejandro dijo...

Pocos me parecen, Jesús. La primicia que nos das traerá cola.

El número de enchufados de la Junta de Andalucía sobrepasa ampliamente la cifra de 37.000. Supongo que a partir de mañana Griñan tendrá que escuchar a otros 250.000 que se sentirán lógicamente agraviados.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, esto es lo malo de Papá Estado: que como no puede dar a todo el mundo lo mismo, todo el mundo se queja. Un abrazo.

Elena Nito dijo...

Son las nuevas oligarquías, Jesús. El dato es alucinante.

Curiosa tanta generosidad por un lado y esa especie de estado policial impuesto en Andalucía, por ejemplo sobre los médicos, algunos de los cuales tienen no sólo restringido el uso de determinados fármacos, utilizados ampliamente en otras Comunidades, por considerarlos caros, sino también penalizada tal práctica con mordiscos en su sueldo y con la confección de listas públicas de "camaradas insolidarios derrochadores". Y nadie dice que ese soviet que tienen montado actúa en detrimento de la salud andalusí. Hay tantas cosas que no sabemos..

Saludos inalámbricos

Jesús Cotta Lobato dijo...

Elena, desconocía yo esas presiones de los médicos. Pero, en fin, consolémonos: si la salud de la gente se resiente, ¡al menos nos quedan los teléfonos médicos! A lo mejor no nos curamos el cáncer, pero vale la pena para que haya cada vez más altos cargos con escoltas y coches oficiales y mariscadas.

El Naranjito dijo...

Amigo D. Jesus, perdoname que te comente tarde, es que estos días he estado solucionando un problema con mi celular, curiosamente tambien lo pago yo, pero la factura me llega a mi directamente. (como me encuentre alguno de esos 37.000 se lo chorizeo)
Un saludo fuera de cobertura.

ye dijo...

Querido Jesús, realmente creo, que no te sienta nada bien estar tan de mal humor, tan enfadado. Me parece que utilizas algo que puede ser util para realizar el trabajo de la administracion sin cargo para el funcionario que no siempre es corrupto y aprovechado como pareces anticipar o insinuar para entrar en otros temas recurrentes y fáciles de polemizar sobre ellos, me parece una utilización populista y oportunista para manifestar tu enfado con la política haciendo,a la misma vez, uso de una idelogia política muy pero que muy cuestionable. ¿Y si además de los moviles hablaras de las corruptelas politicas que benefician a empresarios y empresaias y a politicos y politicas o de los gastos que ocasionan para el las arcas públicas. ¿ Y si en lugar de sufragar los gastos, con dinero público, de una visita Papal, absolutamente prescindible, a mi modo de entender, dedicaramos ese gasto a mejorar las infraestructuras de paises a los que falta algo tan básico como el agua o la comida y la gente se muere y se muere.
Lo siento, no entiendo tu enfado por unos móviles, que tal vez, sean necesarios. Un saludo cordial

Juanma dijo...

Sólo un apunte, querido Jesús: que ya no hay un millón de parados en Andalucía. Que ahora son todos oferentes de empleo. O sea.

Un fuerte abrazo.

lolo dijo...

Son los nuevos sistemas educativos de los papis del planeta. Lo importante es que tu "hijo" tenga pagado el móvil que si no, no se puede mover ni otras cosas, el chiquillo...
No creo que pagarlo nosotros sea lo peor de todo, aun siéndolo.

Elena Nito dijo...

Pues sí, la verdad es que es un consuelo. 37.000 móviles con cargo a fondos públicos son de primera necesidad, hombre, dónde va a parar. Antes muertos que sencillos.

Lo mismo que los traductores en el Senado no es lo peor de todo, en sí mismo, pero te da una idea muy clara de hasta dónde llegan las mentes pensantes en nuestro país.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Naranjito, pero qué gusto da trabajar para pagar tantos móviles.

Ye, hoy soy yo quien no entiende tu enfado. Para empezar, la entrada de hoy no era enfadona, sino irónica. Y en segundo lugar lo que se dice de la Junta se puede aplicar a todas las comunidades autónomas, sean del PP o del PSOE. ¿Criticar el excesivo número de móviles pagados por todos es una opinión ideológica? Yo la veo sencillamente lógica. El problema no es el elevado número de móviles pagados con tu dinero y el mío, sino el elevado número de personas que los tienen. Si gracias a ese elevado número de móviles Andalucía fuera puntera en algo, pero sólo lo es en el paro. Por otra parte, Yé, no puedo pasarme la vida cantando y celebrando cosas. También tengo mis cabreos. Por ejemplo, me cabrea mucho que nos bajen el sueldo a los funcionarios honrados de los que hablas mientras el número de móviles pagados con nuestro recortado sueldo no hace sino aumentar. ¿Es que tú no te cabreas por eso? ¿Acaso lo ves sensato y lógico? ¿No crees que se me puede permitir, dado lo mal que está viviendo la gente hoy, utilizar la ironía para poner el dedo en una de las llaguitas? Siento discrepar hoy tanto contigo.Siemmpre nos queda la poesía.

Juanma, se me olvidaba. Dios me perdone.

Lolo, visto así, tienes razón. Qué le vamos a hacer. Habrá que resignarse.

Elena, lo de los traductores en el Senado es muchísimo más importante que los medicamentos. Menos mal que pensamos como debemos.

ReyVindiko dijo...

Si me dan a elegir entre pagar el móvil a un político o que venga el Papa, me quedo con lo segundo. Y si es Manolo García el que viene, pues también lo preferiría. Por lo menos son cosas pagadas con mi dinero que yo voy a disfrutar directamente. Lo de los teléfonos me parece de dictadura bananera : ¿por qué a los junteros sí y no a los médicos?. De todas formas lo que no me gusta es que un político decida por mí lo que hacer con mi dinero: gastarlo en la visita del Papa (de interés público) o en móviles (de interés privado)

mujer prevenida vale por dos dijo...

Cuanto más me entero de que hacen con los impuestos mas me gusta pagarlos!
En teléfonos...yo mañana cortaba 37.000 líneas y a ver que pasaba... quien se quejaba y de qué. Y a esos a ver las listas de llamadas que por algún sitio se tiene que empezar

Jesús Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, propongamos suprimir esos móviles y dedicar ese dinero a visitas de personas que podamos disfrutar todos.

Mujer prevenida, ya que los teléfonos los pagamos todos, queremos saber a quién llaman con nuestro dinero.

Elena dijo...

He leído de un tirón tu Topicario con una sonrisa en los labios, y me he pasado a echar un vistazo por tu blog. Aunque en ocasiones tu propia argumentación me pareció tópica, me ganó el lado humano y benevolón de tanto arponazo. Ya se sabe, quien esté libre de culpa... Como reconoces, el que nosotros mismos nos equivoquemos o caigamos en las redes del topicazo no impide que podamos ver el mal (uso del lenguaje) en bocas ajenas.
En este post, me sumo además al mal uso del dinero general por parte de los poderosos, habiendo como hay tantas causas humanitarias a las que podrían contribuir de mejor manera (en ese caso, sí con mi dinero...). En fin, critica que algo queda, aunque sólo sea el recurso del pataleo y aunque suponga caer en las esmeradas críticas constructivas, por hacer uso de las viejas fórmulas (a la espera de tu arponazo, jeje)...