lunes, 25 de octubre de 2010

Traducción de una conversación habitual al neoesperanto

-A mí me encanta comer animales de pies con alas:  Ego love pteropodozoofagia.
-Lo mismo digo: Idem eadem idem.
-Pues a mí me aterran los obsesos de la música que orinan en los ríos: Oh, ego sum uropotamomelomanófobo.
-¡Qué asco!: Puaj!
-Lo que yo no puedo aguantar, quillo, es que los hombres adoren a las mujeres que comen árboles con forma de círculos mal hechos: Ego can't stand up, ephebo, amorfociclodendrofagoginecandrolatría.
-¡Claro, si eso es malísimo para el sexo!:  Evidentissimum: that's pessimum ad copulandum.


Y, de paso, con el neoesperanto, uno aprende a dar nombre de enfermedad catalogada o de síndrome muy especial a sus tontas manías. No es lo mismo morderse las uñas de los pies que la onicopodectomía. No es lo mismo excitarse con el color rojo que la eritrosatiriasis. Con lo primero no vas a ningún sitio; con lo segundo sales en los manuales de psicología.

17 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

¿Dónde sale en los libros de psicología o en los de psiquiatría?
¡Que malo son los lunes Cotta!
Saludos.

lolo dijo...

Pues sí, a mí también me aterran los obsesos de la música que orinan en los ríos. Idem eadem idem. Evidentissimum quillo, puaj. Y no creo que sea una manía.

A las uñas de los pies ya no llego, pero que era genial, vamos, hipersecurum te lo dixit.

José M. Martínez dijo...

Jesús, por si te sirve para tu nuevo diccionario, mis amigos mexicanos de este lado del charco tienen una versión neoesperanto para 'mamón': 'hiperlactante'. Tienen otra palabra más que es 'hidrocanonico', referida a aquél a quien se la hace agua la canoa, lo cual tiene un significado que prefiero callar. Abrazos. José María.

Jesús Cotta Lobato dijo...

No cogé ventaja, los lunes son lo peor de la semana y hay que afrontarlos con humor absurdo. Un abrazo.


Lolo, ¡un diez en neoesperanto! No sólo lo hablas con fluidez, sino que además elaboras figuras literarias. Tus textos y los míos son, además, el único testimonio escrito en esa lengua y, por tanto, tienen un valor incalculable.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José M., tus amigo mexicanos son unos artistas. Lo de hiperlactante es todo un hallazgo que pienso utilizar a troche y moche. En cuanto a lo de hidrocanónico, me encantaría saber utilizarlo, pero no pillo qué puede querer decir, por más malicia que le echo. Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José M., ¡creo que lo he pillado! Por aquí se dice algo más bien referido al zumo de aceituna.

José M. Martínez dijo...

Yo también ando perdido con lo del zumo de la aceituna, pero de lo de la canoa te puedo decir que tiene que ver con rollos amorosos 'a desmano'.

lolo dijo...

Hiperlactante... o hiperlactantonazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Hiperlactante, hiperlactantazo, hiperlactanteo, hiperlactantada.

Las hojas del roble dijo...

Jajajajajajajajaj

Elena Nito dijo...

Mucho hiperlactante dado al hiperlactanteo..
Pues me habéis alegrado el Lunes, queridos Efebos. Grazie mille!.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José M., creo que lo he entendido. Pero lo malo de hablar sin vernos la cara ni oírnos la voz, tiene estas dificultades. Un abrazo.

Hojas, cómo me gusta oírte reír.

Elena, aquí los chicos, que se nos han animado.

Blimunda dijo...

Este lolum est tan alucinatum quam Cotta ingenium posee...and oh que dolor when the hiperlactante te muerde!!!(por experiencie)

Besum.

lolo dijo...

Cotta, no vayamos a dividir la escuela. Hay que definir bien si vamos a declinar las desinencias. A mí me suena mejor hiperlactantonazo que hiperlactantazo. Lo digo porque como estamos en los albores podemos crear confusión y eso, con los siglos, no se perdona.

No me contestes, pero piensa que el neoesperanto es mejor fijarlo, pulirlo y que brille in the top of splendor.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, dolor magnum este what you say. My condolentias mille. Basium for you.

Lolo, that´s terrible. Como en todos los grandes comienzos, ya tenemos disensiones en la fundación. Nombraremos una comisión que estudie el caso, aunque me inclino por declinar lo menos posible.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Lo más difícil que sé decir es: el otorrinolaringólogo me ha auscultado el esternocleidomastoideo.
¡Anda, repítalo usted si puede!
20 neutonios, por lo menos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, para los que sabemos neoesperanto, esto está chupado. Lo podemos repetir treinta veces del derecho y del revés. Reciba usted cuantos neutonios necesite.