lunes, 11 de octubre de 2010

Día Internacional del Huevo

El viernes vi en Málaga a muchos chicos con un huevo de plástico en la mano y entonces me dijeron que era el Día Internacional del Huevo.

¡Oh qué día tan solemne! ¡Oh huevo oval ovoide ovalado ovúlico ovular! ¡Compongamos una oda al huevo! Extasiémonos ante su contemplación y cada cual coloque uno en una huevera de oro y adórelo con cinco postraciones y, luego, enlazados todos de la mano, dancemos en torno a él diciendo Ommmmmm...

Si el año tiene 365 días, es crucial que uno de esos días esté ocupado por el Huevo. No hay en todo el universo 364 cosas más importantes que el huevo. Lo siento por los limones, los saltamontes, las mariposas, los elefantitos, los toldos, que se han quedado sin día. Y si alguno propone que el Gran Día del Gran Huevo sea sustituido por cosas tan triviales y nimias como el día de las estrellas, el día de los géiseres o el día de las auroras boreales, rasguémonos las vestiduras y arrojémosle huevos por tal blasfemia.

De verdad, amigos, si no fuera porque hay un Día Internacional del Huevo, nuestra vida no tendría sentido. El nuevo santoral es mucho más completo que el antiguo. Qué agradecido estoy a vosotras, gallinas, que por vuestra diminuta cloaca parís con dolor esos huevazos para que no pasemos hambre.

Sólo podría disputarle su importancia al huevo el hilo dental,, que tanto bien ha hecho a las dentaduras del mundo.

Amigos, ¡propongamos un Día Internacional del Hilo Dental!

14 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:

COMENTARIO A: (sexista, grosero y carpetovetónico-casposo). Para honrar al OVOIDE, los varones mostrarán públicamente sus gónadas y cualquier mujer que se encuentre con un varón deberá tocarlas, cosquillearlas, acariciarlas...

COMENTARIO B: (progresista)Hay que dar salida a la creatividad de nuestros jóvenes potenciando la originalidad, la intelectualidad y el crecimiento personal. Para honrar al OVOIDE se celebrará un maxigigabotelleo: por cada güevo que se enseñe o sea tocado, un vaso de calimocho.

No sé usted, don EPIFANIO, pero yo me apunto a los dos modos de "honramiento".
10 neutonios

Juanma dijo...

Yo me apunto a los dos también.

Y hoy me voy a comer un par de huevos fritos, ¡coño!

Un fuerte abrazo, mi querido Jesús.

Gómez de Lesaca dijo...

El huevo frito es una prueba de lo efímero de las cosas: cuando está recién salido de la sartén tiene un color lustroso, brillante y la clara, si está bien frita, tiene una textura de encaje, como las puñetas de un libertino del siglo XVIII.

Después, nada más triste que el amarillo desvaído de una mancha de la yema cuando han pasado unas horas.

Vale.

El Naranjito dijo...

Estimado maestro D. Jesus, un servidor de usted tiene un día semanal dedicado al güevo: los viernes. Güevos fritos con papas de la Rinconá. Mi querido hijo regresa de su "facul" en tierras choqueras, y su augusta madre aprovecha para hacerle esta comida. ¿Serán todas las madres de nuestra juventud iguales? Joé 52 días al año tienen los güevos como santoral.
Un saludo.

lolo dijo...

Avísadme cuando al fin se reconozca y celebre el día del toldo. Avisadme con tiempo; lo necesito para prepararme.

José Miguel Ridao dijo...

En Alájar celebran todos los años frente a mi casa una huevada como comienzo ofcial de las fiestas. No sé si habrá precedentes.

Aurora Pimentel dijo...

El santoral laico tiene estas cosas sorprendentes como el día del huevo. Que conste que yo me sumo a la celebración con un par de huevos fritos con sus puntillas y, si se puede, jamón o chorizo si no fuera por los triglicéridos. A celebrar lo que sea, Jesús, que toca el huevo, pues el huevo.

José M. Martínez dijo...

Jesús, te quejas de vicio. En USA y otros sitios hay cosas como 'No pants Day','Respect for Chickens Day', 'Blame Someone Else Day' (Prefiero dejarlo en inglés, en castellano suena más hortera aún. Ver: http://ezinearticles.com/?Strange-Days---The-Worlds-Top-75-Silly-Holidays-and-Commemoration-Days&id=2608414=). Todavía no hemos visto nada. Saludos

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, ¡qué bien! Los hombres, seamos carpetovetónicos o progresistas salimos ganando. ¡Viva el día del huevo!

Juanma, hala, yo también. Ya seremos dos. De lo que se come se cría.

Gómez de Lesaca, lo del encaje me gusta. Y el resto de huevo me recuerda a esos suelos pegajosos de bebida y confetti después de la fiesta.

Naranjito, hace muy bien su esposa. Su hijo necesita sustancia para estudiar y el huevo da mucha. No hay nada tan rico además como los huevos fritos y las patatas. Aprovéchelo usted.

Lolo, ese gran día se acerca. Pero aún no estamos preparados para tan magno acontecimiento. Se desplegará un toldo universal por todo el orbe ilustrado por los mejores pintores del cosmos y todos nos reuniremos en un punto y saldremos volando hacia el gran Toldo y allí quedaremos tachonados como estrellitas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José Miguel, en Alájar se adelantan a todo. Celebran el día internacional del huevo como hay que celebrarlo, con una huevada, y no esta tontada del día internacional sin que nos regalen ni un maldito huevecillo Kinder.

José María, desde luego en Estados Unidos nos superan. Aquí, al menos, el Huevo tiene cierto aire cosmogónico, pero no sé si yo podría salvar en una entrada bienintencionada el No pants day. El de la blame no me atrevo ni a imaginármelo. Un abrazo de continente a continente.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Aurora, eso es lo bueno que tenemos las personas celebradoras: que con tal de celebrar algo, somos capaces de las mayores concesiones. Ya somos tres los que vamos a cenar huevo. Un beso.

Las hojas del roble dijo...

Propongo el día andaluz del huevo derecho, o del izquierdo...

mujer prevenida vale por dos dijo...

Yo estoy muy a favor del día mundial de los huevos! de los huevos fritos con chorizo... y del día mundial de los huevos a lo pobre...
Con pan con tomate, eso si!
Yo como juanma y naranjito...
Soy de celebraciones; el santo, el cumpleaños, cualquier aniverasario que se tercie; el santo del día,el día mundial de... lo que sea necesario por montar fieston!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Hojas, sería estupendo. Los varones lo mostraríamos a la luz y las doncellas nos arrojarían piropos.

Mujer prevenida, yo soy también de esos, aunque celebremos la tontería más gorda del mundo.