domingo, 21 de noviembre de 2010

Álogos, tiovivos, demonios y ángeles

Fotografía de Ramón Simón

La crónica de la presentación de la colección Álogos la explica mejor que nadie Alejandro aquí. Fue un día estupendo.

El sábado siguiente nos fuimos, bajo la lluvia, al tiovivo de Isla Mágica a hacernos unas fotos los antólogos y el ilustrador de un próximo libro de poemas infantiles, del que estamos contentos y orgullosos.

Yo nunca había estado en un parque de atracciones sin nadie y bajo la lluvia. Toqué el Muro de Berlín, del que hay allí un trozo. Fue una mañana divertida y poética.

Y luego, Pablo Pámpano y Javier Sánchez, con la generosidad de los grandes, nos hicieron a los demás hermosos presentes.

Días antes, por la noche, yo había visto la ciudad tomada y escupida por hordas de estúpidos que gritaban y tiraban piedras a las marquesinas y compadezco de corazón a sus padres, que tales bestias han engendrado. ¿Quién ha dicho que los bárbaros vienen de fuera?

Ex nobis prodierunt, sed non erant ex nobis.

Así que andaba yo triste por este país desastroso, cuando los escritores de Álogos y los poetas del tiovivo me libraron de todos los demonios. Y ahora estoy acompañado de ángeles. Os los envío. Allá que van.

20 comentarios:

Alejandro dijo...

Creo Jesús, que te has hecho la picha un lío. Has publicado tres veces la misma entrada.

Dejo aparte el comentario que le hice a la primera, por si quieres borrarlo.

Alejandro dijo...

Una noche magnífica, Jesús.

Espero que no hayáis cogido una pulmonía en Isla Mágica. Menudo día que hizo ayer.

Un presente de Pablo Pámpano, si está elaborado con sus manos, debe ser una maravilla.

Gracias por los ángeles.

Rosna dijo...

Espero que no pezque usted un resfrio , es delicioso jugar bajo la lluvia en el parque el agua ,siempre el agua nos refresca el alma .
Gracias por enviarnos ángeles ,siempre saben donde ir ...
Un cálido abrazo
Rosna

Fernando Moral dijo...

Acabo de ver las fotos en el blog de Javier... y luego la gente se mete con mis camisas jejeje.
Por cierto Jesús, con esa gorra me pareces un trabajador de la Inglaterra decimonónica, pero endomingado, eso sí. Están muy simpáticos los daguerrotipos.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Podía haber sido al revés: lluvia el jueves y sol el sábado, que estabais a la intemperie. Acabo de ver las fotos yo también. Son muy simpáticas y originales, pero... con perdón... ¿No vais a acojonar a los niños una mijita?

Un abrazo.

Olga Bernad dijo...

Estupenda la crónica de Alejandro, pero las fotos que ha colgado Javier de el siguiente evento cuasi-literario son la leche, con perdón, no sé si a los niños les habréis dado algo de miedo, pero a las madres estoy segura de que les habéis producido bastante ternura.
Ángeles algo iconoclastas, como la realidad.

Juanma dijo...

Me gusto volver a verte, querido Jesús. La gorra es extraordinaria.

Un fuerte abrazo.

Aurora Pimentel dijo...

Las fotos son geniales, tú estás de inmigrante italiano, peli con música de Ennio Morricone o similar; Jurado, un aire a ruso (blanco), de los resistentes del Doctor Zhivago; Javier, de mafioso italiano pasado por EEUU, Miami preferentemente; Pampano de veraneante de los de antes. Anda que no os lo pasasteis bien, estáis muy graciosos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, gracias por el aviso. Soy un desastre informático. Y el presente de Pámpano es colorido y alegre y el de Javier sabe a viñas de condes.

Rosna, cuánto me alegro de volver a verla por aquí. Reciba usted mis ángeles y algunos más.

Fernando, si yo fuera rubio, entonces ya sí que sería un inglés decimonónico. Un abrazo.

Ridao, todo puede ser. Quizá los asustemos. Pero cierto miedo también les gusta a los niños.

Olga, las madres son las que mandan y las que quedan.Un beso.

Juanma, los calvos tenemos que protegernos el cráneo.

Aurora, has dado en el clavo con todos. Y si me lo permite Fernando, prefiero el inmigrante italiano al obrero inglés.

lolo dijo...

Me alegro de que lo pasarais bien.
A mis nietos les explicaré, cuando vean esas fotos en sus e-books de literatura, que la generación Siltolá era contemporánea mía. A ver cómo les explico luego que su abuela era más bien normal de pinta.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, yo creo que eres la primera que nos llama Generación Siltolá. Me gusta. Si al final resulta que somos una generación, deberás figurar como su bautizadora.

Fernando Moral dijo...

Le doy toda la razón a Aurora. Emigrante italiano sin duda alguna.

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, lo ha clavado. Es como si lo viera subiendo a un barco atestado en el puerto de Génova. Un Cotta dispuesto a sembrar América de Cottitas.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Las fotos las habrá hecho Toi, pero Aurora es quien os ha retratado a la perfección. Espero que pasado mañana nos cuentes a los Mercuriales otros detalles, algunos de los cuales pasarán al acta de la tertulia...
Un abrazo.

mangeles dijo...

OHHHH...
No digo na más...que ...¡que arte de fotos¡¡

Momentos geniales....es algo...

bueno..eso

BESOS

mangeles dijo...

Las de ISLA MÁGICA EHHH..las otras..

mangeles dijo...

Y el MENENDEZ...todo un dandy britis...

o CUBANO..¿?¿?¿?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Fernando, que lo de inglés endomingado también me gustaba.

Juan Antonio, Toi ha reflejado el alma en las fotos y Aurora sabe leerlas. Ya os contaré.

Mangeles, cada uno llevaba algo distinto en la cabeza y Javier tenía cierto aire de poeta cubano feliz y rico. Un saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ridao, allá que voy, a América, a ver si me dejan sembrar cottitas.

Misk dijo...

Tiene que ser un momento muy romantico y solitario, estar en un parque bajo la lluvia.

Misk