domingo, 21 de abril de 2013

Lo que no sale en nuestros periódicos. Lepanto e islamismo


El 11 de febrero, en Austria, pasó algo que los medios españoles no han publicado. Un musulmán se subió a la estatua de don Juan de Austria, vencedor de la batalla de Lepanto, y amenazó con cortarse el cuello si no retiraban la estatua, que él tachaba de fascista.

Esa estatua es lugar de peregrinación de cuantos recuerdan que los turcos estuvieron a las puertas de Viena y que en Lepanto los detuvieron los europeos. Pero a la vez la ensucian con cubos de pintura los izquierdistas radicales, los cuales aman la Cristiandad tanto como los musulmanes radicales.

Es una lástima que los europeos sean tan cagones y miedicas y reaccionen, normalmente, contentando a los radicales para que no los tachen a ellos de radicales.
Lepanto fue un combate grandioso como el de las Termópilas, pero, además, victorioso gracias al cual seguimos siendo europeos.

El islamismo radical no se combate con mieditis y cristianofobia, sino dejando bien claro, sin histrionismos, pero sin complejos, que en Europa se conmemoran las batallas que la hicieron bella y posible, y que a quienes vengan a Europa a vivir los invitamos también a celebrarlas.

La noticia viene en griego aquí

14 comentarios:

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
A veces el exceso de objetividad se puede volver en contra.
25 neutonios.

Anónimo dijo...

Perdone la intromisión en su blog, pero no puedo quedarme con las ganas de decirle que tiene usted más razón que un santo.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, no estoy seguro de haberle entendido bien, pero reciba mis neutonios objetivos.

Anónimo, ¿cómo va a ser su comentario una intromisión si me da la razón? Sea usted bienvenido.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Opino que la sociedad europea quiere ser exquisitamente respetuosa con todas las creencias puesto que se cree firmemente en el derecho y en la libertad de expresión. De ahí que se intente "reparar" cualquier símbolo que esté relacionado con la intransigencia. A ello me refiero cuando hablo de "objetividad".
El exceso de la misma puede llevar a situaciones un tanto ridículas que nos conducen a olvidar nuestro pasado, mejor o peor. Arturo Pérez-Reverte siempre escribe sobre estos asuntos.
Sería curioso que el Islam festejara la "Conquista" de España pero condenara la celebración de la "Reconquista" y nosotros al revés.
En el ejemplo concreto que usted cita (el monumento vienés) sería interesante saber si hay mujeres en tal acto de protesta y preguntarle a alguna de ellas: "En una sociedad islámica podría ir usted vestida en tirantes, o hacer top-less, o tener los novios que le dé la gana, etc, etc..."
Espero haberme expresado mejor. Y perdón.
25 neutonios europeos.

Anónimo dijo...

Tengo mis dudas sobre si una conducta individual puede llevarnos a generalizar sobre "todos los mahometanos" o sobre "todos los cristianos"
Los crímenes, genocidios, barbaridades, abusos, tráfico de esclavos, holocaustos, inquisiciones, santos oficios...llevados a cabo por algunos que se llamaban cristianos no me hace sentirme culpable...pero si muy prudente al juzgar a los "otros", sean quienes sean.
Como dice el proverbio chino: "Si tu casa es de cristal no tires piedras sobre la de tus vecinos"
La libertad religiosa en España tiene poco más de cincuenta años (Luis Carrero Blanco)...y la tan cacareada Constitución de Cádiz prohibía expresamente cualquier religión que no fuera la Católica Apostólica y Romana.
Antonio

Jesus Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, se ha expresado usted con una claridad meridiana y me parece además todo muy acertado y muy atinado. Mi vehemencia necesita de su sosiego. 25 neutonios.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Antonio, si se fija usted (no sé si usar el tú o el usted), he matizado que hablo del islamismo, que no es lo mismo que el Islam. Lo primero es un fanatismo y lo segundo es una religión. En segundo lugar, no estoy de acuerdo con la base de su argumento, que viene a ser un "¡anda que nosotros!". Que el Occidente cristiano haya hecho cosas malas no significa que tenga que denunciar las de otros con la boca chica, porque entonces no podríamos denunciar nada de nada, porque aquí se ha hecho de todo. En tercer lugar, encuentro una gran diferencia entre la falta de libertad religiosa de España hace cincuenta años y el hecho de irte a un país extranjero a exigirle que acabe con sus tradiciones. Lo segundo es peor que lo primero, porque supone el uso de la libertad de expresión para acabar precisamente con ella. En cuarto lugar, creo advertir a lo largo de su argumento la idea implícita de que las religiones conducen al fanatismo, sea cual sea la religión. Y creo que eso es un error. El fanatismo es un mal que puede acompañar al hombre en cualquier actividad: deporte, amistad, nacionalidad, politica, raza, etc, no solo la religión. Por lo demás, no me haga usted mucho caso, que me encanta discutir. Reciba usted mi abrazo y mi aprecio.

Anónimo dijo...

Si no se trata de tener razón o argumentar brillantemente,basta con releer a San Lucas 42:6:27 -42:6:36 para entender la diferente relación de un cristiano con los otros...de la relación de los otros con un cristiano. Para seguir amando a nuestros amigos y odiando a nuestros enemigos no hubiera hecho falta que viniera Jesús. Antonio

Jesus Cotta Lobato dijo...

Antonio, volveré, pues, a san Lucas. Las palabras de Jesús las olvidamos con frecuencia quienes decimos admirarlo. Pero, antes, una cosa: amar al otro, sea amigo o enemigo, no conlleva ceder ante sus pretensiones cuando estas no son justas. Y otra cosa: que uno tenga una viga en el ojo no significa que el otro no tenga una paja.

Anónimo dijo...

"Los que toman la espada pereceran por la espada" S. Mateo.
Jesús recrimina a Simón Pedro que haya tratado de impedir su prendimiento , en el huerto de los olivos,por los soldados de Caifás, cortándole a uno de ellos la oreja con su espada.

"No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados..." S.Lucas
Creerlo y tratar de vivirlo...o estar apuntados, porque nos bautizaron nuestros padres.

Un abrazo Antonio

Jesus Cotta Lobato dijo...

Antonio, ¡si yo estoy de acuerdo en todo eso que decía Jesús! Pero no veo por qué mi entrada va contra esas dos hermosas citas. No estoy defendiendo la violencia en ella, sino la cultura europea frente a los intentos de los que la odian por enterrarla. Y no estoy juzgando a los musulmanes mal por ser musulmanes. A lo largo de toda mi entrada hago hincapié en que lo malo es el islamismo radical. Desde mi punto de vista, cuando Jesús dice "no juzguéis y no seréis juzgados" no nos está prohibiendo que digamos que el acto que hace mengano está mal, sino que juzguemos a mengano como malo. Así pues, en esta entrada no estoy juzgando a los musulmanes por ser musulmanes, sino los actos de ciertos islamistas radicales. Criticar el pecado y perdonar al pecador es algo que hacía Jesús y, de hecho, en mi entrada digo al final que invito a los musulmanes a celebrar con nosotros esa Europa que los acoge. Un abrazo.

lolo dijo...

He leído hoy que la poesía pueden corregir las erratas de la historia... No sé si tendrá mucho que ver o no.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Lolo, yo también lo he leído. Pero no sé. Igual que a mí la batalla de Lepanto me parece muy poética, al que se subió a la estatua para cortarse el cuello también le debía de parecer muy poética su idea. Supongo que lo más poético y por encima de esas dos ideas está el hecho de que tenemos que querernos.

Sefa Cusí dijo...

Gracias.