jueves, 11 de abril de 2013

Yo nunca fui de esos

Todos en Alemania acabaron sabiendo qué pasaba con los judíos, pero preferían mirar para otro sitio, no querían conocer detalles.Cámara de gas, hambre, experimentos médicos, campos de concentración eran palabras que salían de muy pocas bocas. “No me hables de eso, qué horror” debía ser una frase habitual cuando alguien se atrevía a pronunciarlas.

Ahora nos parece increíble y cruel y enferma la pasividad de la gente ante tamaño horror.

Cuando dentro de cien años digan de nosotros que preferíamos mirar a otro lado y fingir que no sabíamos que cada año mueren en Europa cientos de miles de fetos asesinados en el vientre de sus madres; cuando digan que estábamos enfermos de egoísmo, que, como una especie enferma y desquiciada matábamos a nuestras crías antes de permitirles ver la luz y que la ley lo consideraba un derecho; cuando digan que preferíamos no conocer los métodos crueles y horribles que hay para sacar ese ser delicado e indefenso del vientre de la madre; cuando ocurra eso, ¡por favor!, que no me metan en el mismo saco, que sepan mis descendientes, si los tengo, que yo no era de esos, que yo no era de los que miraban para otro lado, sino que yo me horrorizaba y lo decía en público y asistía a las manifestaciones para defender al nasciturus, aunque algunos me llamaran fascista, ultramontano o incluso me retiraran la palabra. Yo jamás defendí que hicieran con los más inocentes el mal que no hicieron conmigo.

Aunque sea por una cuestión de orgullo, quiero que los míos lo sepan: yo nunca fui de esos.

23 comentarios:

Dyhego dijo...

¡Valiente es usted, don Epifanio!
50 neutonios, lo menos.

Fernando Moral dijo...

Comparto plenamente tu sentimiento de horror, Jesús.

Un abrazo.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Dyhego, ya quisiera ser yo valiente. Más bien debería haber dicho: !Menudo es usted! Pero me gusta lo de valiente. Bienvenidos sean esos neutonios, que hoy los necesito.

Fernando, porque tienes un corazón de oro. Por cierto, ¡lo que se rieron todos con tu comentario del otro día a mi entrada de Higiene íntima y esteroides. Un abrazo.

Clochard. dijo...

Con respecto a los genocidios, sea cual sea la época en la que han sucedido, está claro que nos cuesta aprender o directamente no aprendemos de nuestros errores, que nos pasamos por el arco del triunfo la historia, el pasado, lo que fuímos para ser lo que somos; la conciencia histórica y la responsabilidad de la memoria se encuentran de capa caída.

En cuanto a la interrupción de los embarazos, que te sonará a eufemismo, y demás prácticas que tengan que ver con el mismo fin, y enlazando con el futuro, creo que dentro de unos años ese tema será lo más parecido a una novela de Aldous Huxley, esperando equivocarme; pero me temo que existen ya muchos métodos, aguardando su momento, para hacer de la procreación un supermercado, y la falta de memoria ni se apreciará porque habrá que pensar, tristemente, en otras cosas.

Salud.

Enrique García-Máiquez dijo...

Yo tampoco.

Enrique García-Máiquez dijo...

Y me alegra muchísimo tu compañía.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Clochard, tus palabras son muy sabias y me temo que acertadas, pero espero que en ese futuro de Huxley tengamos cabida los que, a pesar de que la fecundidad sea un asunto de laboratorios y supermercados, sigamos diciendo que los niños tienen que nacer del amor y ser amados tal como nazcan. Un abrazo.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Enrique, a mí me alegra mucho la tuya. A veces ocurre que en su ambiente habitual se encuentra uno solo defendiendo algo y, si lo sigue defendiendo, es porque sabe que hay gente lista y buena, como tú, que también lo defiende. Un abrazo.

Varenka dijo...

Contra mundum!

Claro que generaciones futuras se escandalizarán. La esclavitud también fue legal. Los que lucharon por abolirla y tampoco lo tuvieron fácil.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Varenka espero que la lucha de hoy dé frutos mañana, como la dio la lucha por la esclavitud. Un abrazo fuerte.

lolo dijo...

Menuda entrada y menudos comentarios.

No sé cómo entenderan en el futuro el hecho de que en nuestra época hayan sido los niños no nacidos víctimas de tanta cobardía por parte de muchos, inmoralidad por parte de otros pero también de ignorancia y miedo no culpable por parte de otras.

No sé cómo naceran en el futuro los niños, o cómo nacen ya, ni si el mundo feliz consiste en esto.

Sé, sin embargo, que la frivolización de las relaciones sexuales y la falta de formación y de cultura, nos están acercando más a una tribu depredadora que a una sociedad habitada por personas.

En esta lucha por educar y transmitir lo que nos hace más humanos agradezco la compañía. Me siento una más entre los que lo intentan.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Lolo, no estás sola en esa lucha. Estoy contigo hombro con hombro, aunque no te conozca. Un beso.

Blimunda dijo...

Yo creo Jesús que todos somos algunas veces de "esos", que si no miramos para otro lado en algunas ocasiones lo hacemos en otras y también creo que la perspectiva que se tenía en Alemania durante el genocidio no era la nuestra y sé que hubo mucha gente que se la jugó por salvar a algunas personas que ni conocían.
Y como te conozco un poco te quiero felicidad por el trozo de pureza desde el que escribes cosas así.
Y muchos besos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Blimunda, sí, recuerdo que algo hablamos de este asunto durante nuestra excursión breve y bonita. Tienes razón en que soy de "esos" en muchas cosas, y me has tocado en el corazoncito con ese trozo de pureza que me concedes y reconoces. Es un piropo como Dios manda.

reyvindiko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
reyvindiko dijo...

Como sé que te gustan las princesas valientes, no te pierdas este vídeo, cómo lo dice y dónde lo dice:
http://youtu.be/exX8DspT0V0

16 de abril de 2013 16:33

Jesus Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, sí que me gustan. Ahora mismo veo el vídeo. Un beso.

reyvindiko dijo...

La película October Baby está inspirada en ella.

Paco Principiante dijo...

Jesús, te pido permiso para utilizar tu texto (íntegro y sin manipular, claro) en otro blog que estamos construyendo desde una Escuela de Matrimonios. Es justo lo que muchos pensamos, y tú lo expresas muy certero.

En cuanto al video, estoy impresionado.

Un Saludo.

jesuscottalobato@gmail.com dijo...

Paco, por supuesto. Usad el texto para lo que queráis. Es un honor para la causa.

jesuscottalobato@gmail.com dijo...

Paco, por supuesto. Usad el texto para lo que queráis. Es un honor para la causa.

Paco Principiante dijo...

Gracias Jesús.

Lo colgé el otro día.

Puedes verlo y curiosear en http://www.escueladematrimonio.blogspot.com/

Se está actualizando y está algo incompleto, pero ya hay cosas que te pueden dar una idea de cómo somos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Paco, me parece estupenda la página. Ojalá tenga toda la suerte del mundo y me honra que hayas colgado allí mi texto. Un abrazo.