miércoles, 4 de marzo de 2009

Antoterapia (curación con flores)


Están los almendros en flor; las higueras, aún desnudas, pero con los brotes verdes y prietos en las puntas; y el campo todo, alfombrado de jaramagos, espliego, tomillo, campanillas y margaritas de todos los colores. Sólo falta el contrapunto rojo de las amapolas.

Por esos campos me llevé el sábado a seis niños de excursión, dos de ellos mellizos: no tienen ni tres años y son más ágiles que yo entre riscos y peñas. Los niños se inventaron entre todos una aventura: unos autómatas muy malos nos perseguían para robarnos el elixir de la naturaleza. Ha sido la aventura con más vueltas de tuerca que he vivido jamás. Y, como tiene que ser, tuvo un final feliz: destruimos a los autómatas.

Al regreso, volvimos cargados de flores para las mujeres de la casa.

¿Así que la felicidad estaba al alcance de la mano, en el campo, en las flores, en los niños? ¡Y yo tanto tiempo sin saberlo!

Que no se me olvide nunca.

26 comentarios:

Juanma dijo...

No, no es nada bueno olvidarnos de eso. Sobre todo de los niños: todos son médicos.

Un abrazo, querido Jesús.

Máster en Nubes dijo...

A ti... te gustan los deportes de riesgo ;-) ¿eh? 6 niños 6 ¿de qué edad el mayor? Ya sabes el dicho inglés "You can't scare me, I have children". Se te pasan todas las penas con los niños, así es.
Envidia me dais: nos lleváis, por tu descripción, más de 1 mes de adelanto de primavera. Ay, Andalucía, suerte que tenéis...

José Miguel Ridao dijo...

¿No sería mejor titularlo "paidoterapia"? No te hicieron feliz las flores, sino los niños, aunque ten cuidado con las indigestiones (de flores y de niños).

Gerardo V. dijo...

Flores para todos y todas. que maravilla volver al campo para descubrir lo que está ahí, tan cerca. Volver para romper los hábitos verticales del cemento ordenado. descubrir la luz de nuevo,el olor de marzo, su color también.
coincido con máster en nubes en que te gustan los deportes de riesgo.
Querido Jesús, puedes con casi todo. No esperaba menos de un filósofo. jejejeje
Un abrazo
Gerardo

Miradme al menos dijo...

Et in Arcadia ego...

Jyhael dijo...

Indiscutiblemente querido amigo, están, como la fuerza misma que reside en nosotros, que nos hace sentir con especial entrega los momentos que cada día consumamos, respirando el agradable aroma de la vida... Muchas Gracias por haber venido a mi casa, tu casa también querido amigo... Jyhael

Olga B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olga B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olga B. dijo...

Esas flores blancas sobre las ramas secas son un espectáculo más impresionante que una catedral. El olor de marzo, como dice Gerardo, y también su color, se merecen una mañana en el campo, una mirada.
Flores nuevas y personitas sin estrenar... vaya trago de felicidad. Eso tiene propiedades curativas con toda seguridad. Y encima destruisteis a los autómatas y llevasteis flores a las damas.
Seis niños seis es para toreros valientes, de todas formas:-)
Pero qué agradable ha sido leer esta entrada.
Saludos, Jesús.

Ranzzionger dijo...

Ay, si es que con ese nombre... Dejad que los niños se acerquen a ti. Ojalá que todos seamos capaces de destruir a esos autómatas que nos acechan a la vuelta de las esquinas. Nos tendremos que armar de una buena espada de madera y un mucho de imaginación: "Vida entre las flores".

Ángeles L. Satorre dijo...

Querido Jesus, yo siempre intento que no se me olvide como nos llena la naturaleza de tranquilidad y una especial alegria, si ademas vamos a ella acompanados de esos seres tan especiales que son los ninos, creo que se disfruta el doble.
Un abrazo.
P.D.: Disculpa que no utilice la letra que mas identifica a nuestro idioma pero es que te contesto desde mi iphone y aun no la he encontrado aunque estoy en ello.

Mery dijo...

Así que os querían robar el elexir de la naturaleza ¿y cuál es ese? Me muero por saberlo.

Qué imaginación mas encantadora.

Y la foto, preciosa.
Un abrazo

Rosna dijo...

Impresionante coincidencia , Feliz coincidencia ... en la Isla también empezaron abrirse las primeras flores de Sakura ,la mágia de la vida consiste en vivir plenamente y saber encontrar ese lado bello y misterioso de los cotidianos acontecimientos , que privilegio Cotta san , tener la comapañia de esos kodomos ( niños pequeñitos ) disfrutar y bebernos la energía que ellos nos regalan , Energía pura .Nos hacen respirar con dulzura aires de cambio .
Aqui festejamos ,el 3 de marzo : HINA MATSURÍ ; es el Festival de las niñas y Fiesta de las Muñecas , y si me permite le envio un abrazo apretadito a sus princesitas , siga creando mágia .
A TODAS LAS NIÑAS DEL MUNDO : FELIZ DÍA !!!
Rosna

Rosna dijo...

PPSSS....mmm ...me equivoque quise decir compañía .... por cierto bellisssiimasss sus Flores de Almendro son gemelas con mis Sakuras ... en Sevilla usted tiene su HANAMATSURÍ , aqui en la Isla celebraré mis Sakuras con doble alegría .
Brazadas de Flores de Sakura le envio .
Rosna

Mirna dijo...

Jesús, me encanta esta entrada en todos los sentidos. Tu felicidad, la felicidad de los niños, la naturaleza, el fin de los autómatas (ya duermo más tranquila); y nosotros en la capital tan ajenos a todo.
Un besazo.

Mirna dijo...

Jesús, me encanta esta entrada en todos los sentidos. Tu felicidad, la felicidad de los niños, la naturaleza, el fin de los autómatas (ya duermo más tranquila); y nosotros en la capital tan ajenos a todo.
Un besazo.

El Africanito dijo...

Quién podría imaginar si no lo hubiese visto nunca,
un almendro florecido.
pues es tal su belleza
que mirarlo llena el alma.

Hacía mas de ocho años que no se disfrutaban el verdor, los colores de la sierra y los arroyos hartos de agua !!que espectáculo de vida!!, y encima te vas con los niños arriesgando el elixir, menos mal que al final lo pudisteis salvar.

un abrazo mu apretao

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me encanta la belleza de tu entrada. Gracias Jesús. Gracias.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Te pido prestada la definición de niño: médico para curar las tonterías de los adultos.

Máster en Nubes, sí aquí ya apunta la primavera. Y si me atreví con seis niños, fue porque son unos niños estupendos. Aun así, hubo algún llanto. Un abrazo.


José Miguel, me curaron los niños, es verdad, pero me gustaba el títulod de antoterapia.

Gerardo, tú también habrías podido con los seis. El campo surte un efecto benévolo sobre ellos y tú sólo tendrías que dirigir palabras tranquilizadoras de vez en cuando y meterte en sus fantasías. Un abrazo.

Miradmealmenos, ¡ah cómo me gusta ese tópico literario! Aun así, volvimos con los pies mojados y llenos de barro.

Jyhael, ha sido un placer visitarte y volveré si me lo permites. Sé tú también bienvenido.

Olga, nunca fue caballero, de damas tan bien servido. Obligado quedo.

Ay, Razzionger, con Jesús sólo tengo en común el nombre. Ya quisiera yo. Habrá que escribir esa novela de autómatas destructores de flores: los mataré a todos con un ataque de polen.

ÁNgeles, a ver si te animas en la próxima excursión. Y no te preocupes por la ñ. AL final siempre se la encuentra.

Mery, los niños no quisieron decirme de qué estaba compuesto el elixir. Lo que sí sé es que la fórmula secreta la tenían los mellizos y por eso los autómatas nos los querían arrebatar. Menos mal que los niños mayores apalearon una enorme piedra que salía de la tierra y que era la pezuña de un monstruo que nos habían enviado.

Africanito, tú bien sabes como yo qué bellas son las flores del almendro. Las llevamos dentro del corazón.

Mirna, esta entrada es para ti.

ROsna, los kodomos te envían cada uno su rama de almendro florecido. Y qué feliz coincidencia que en la Isla del Despertar hayan florecido también las flores de Sakura. Me parecen unas fiestas encantadoras las vuestras. Ex corde, Jesús

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gracias a ti, Javier, por disfrutarla y leerla. Sé siempre bienvenido.

Granito dijo...

Me has dejado evocando recuerdos de infancia de nuevo. Mi madre solía llevarse a todos los niños que encontraba en el pueblo al que ibamos en verano(Rascafría), le daban igual cinco que veinte, y que felices eramos, monte arriba, monte abajo.
Que precioso recuerdo me regaló y me madre y que bello recuerdo me has hecho rescatar tú ahora.

Gracias, un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Afortunado tú de tener una madre tan lanzada y tan generosa. Me alegro de haberme parecido a ella, aunque sólo con seis niños. Un abrazo

ReyVindiko dijo...

No sabes cuánto me enorgullece que mi casa y sus alrededores sean protagonistas de algunas de tus hermosísimas entradas, sobre todo porque tú las protagonizas, querido hermano.
Por cierto que apareció el pendrive, no sé si lo utilizaron los mellizos como arma apocalíptica o como chupete.
Un abrazo.

elpiyayo dijo...

¿Quien recogerá los frutos de se almendro?¿quien partirá esas almendras? Idilico, precioso, hasta las aulagas tinen flores preciosas, pero tu no podrias cogerlas con esa compañia tan maravillosa. Pero para las espinas de la aulaga, para las ortigas que te inoportunan si tienes que hacer una necesidad imperiosa en el campo, tambien hay tiempo y su momento. La vida está llena de flores y las más bonitas cuesta cogerlas por ser espinosas.
Por cierto la amapola es preciosa, pero cuando la cortas no te da tiempo a llevarsela a una mujer.
Bueno la proxima vez coges esparragos y yo te haré una tortilla.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, ¡loado sea el altísimo, porque apareció el pendrive! Ya sólo falta mi máquina de hacer pitillos. Se ve que aún la poseen los autómatas. Gracias a ti.

Piyayo, cuando los almendros den almendras, me comprometeré a recogerlas. Y los espárragos también. En cuanto a las ortigas, sé distinguirlas. Soy de ciudad, pero he hecho muchas excursiones por el campo. Un abrazo

Anónimo dijo...

Nuestro primo Santiago y prima Paloma mi hermana y yo te preguntamos:Tito y papá ¿Puedes ponerlo en tu blog porfa? y tú digiste con una sonrisa:¡Vale! y todos (menos German y Victoria) digeron:¡Bieeen,toma ya! y lo as escrito y lo he leído y Alejandra también y... ¡Y BLABLABLUCHI! Jijijijijijijijijijijijijiji... lo siento papuchi no puedo parar cuando me estoy riendo y ¡Has puesto la foto PRECIOSA papi! ¿Son almendros noooooo? a que el elexir mio era solo Labandas azules o moradas. Bueno papá un... ¡¡BESAZO Y ADIOS! y otro¡¡BESAZO Y ADIOS!! de parte de mi hermana mayor¡¡MUAAA MUUUA!