martes, 3 de marzo de 2009

Contenido y forma

Siempre me ha sorprendido que mis mejores amigos y yo no estemos de acuerdo en casi nada de lo fundamental. Más que hablar, discutimos. Eso va en contra de la idea de que dos son amigos por afinidades como ser poetas, cofrades o de las mismas ideas políticas. En mi caso, las afinidades se definen no por su contenido o por las ideas, sino por su forma. La manera de mirar, el tono de decir, es lo que nos hace amigos. Yo jamás podría ser amigo de un poeta sin humor, por mucho que admiremos a los mismos poetas. Y aunque no soy anarquista, siento mucha simpatía por los anarquistas de flores en la barba, no por los que ponen bombas.
Por ejemplo, tengo un amigo maño con el que comparto una mirada benévola hacia la gente, una veneración por la buena educación, una búsqueda sincera de la belleza y del bien, pero ni siquiera coincidimos en qué es lo bueno o lo bello. Eso es la amistad: una simpatía hacia la persona, una incapacidad para reducirla a su ideología, justo lo contrario de lo que la guerra y los políticos hacen.

20 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Qué bien lo explicas, es más la manera de mirar o decir que la afinidad ideológica, unas veces coincidente, otras no. Y creo que a veces se discute más con los "afines" pero con sensibilidad distante que con los de sensibilidad cercana o similar a la tuya e ideológicamente lejanos. ¿Se discute más por matiz que por fondo, el matiz es el fondo?. No sé... la verdad es que a veces se discute por todo, pero se pasa bien si la sangre no llega al río.

De los amigos es que te enamoras, en otro plan, pero te enamoras.

Granito dijo...

Totalmente de acuerdo, se comparte mucho más una actitud hacia las cosas que lo que se dice en si. Y en cuanto a ideologias yo llevo 21 años afiliado a un partido político casi por el exclusivo motivo -entre otros, esa es la democracia más real que conozco- de poder estar en la mesa electoral en las elecciones. Y compruebo una y otra vez que me entiendo con personas, no con ideologías, no veo ahí "ellos", sólo veo,cada vez más muchos "nosotros".

Juanma dijo...

La amistad es cariño, el resto es sólo un decorado. Y para gusto, ya sabes, los colores.

Un abrazo, querido Jesús.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Qué cierto, Jesús; hay afinidades íntimas, esenciales, basadas en la forma (o en las formas). Puedo afirmar, para no entrar en otros terrenos, que todos mis mejores amigos son del equipo equivocado (ese que juega en la Palmera), no votamos a los mismos partidos y tenemos gustos literarios variopintos (lógicamante algunos coinciden) y eso no impide que seamos grandes, grandes amigos. Y eso es muy hermoso, porque llgas a la convicción de que esa amistad, fraguada al margen de los contenidos, va a ser muy duradera. Un abrazo y hasta sta noche, amigo.

Olga B. dijo...

Pues sí, es la consideración positiva de la otra persona, la autenticidad y la empatía o simpatía, lo que te hace sentirte cerca de alguien que a lo mejor tiene poco que ver contigo, y puede que lejos de quien -en teoría- "cuadra" contigo, sea política, literaria o futbolísticamente;-) Yo creo que eso es bueno. Estar siempre entre iguales es una condena a la que algunos se apuntan voluntariamente.
Yo también creo, como Aurora, que en cada amistad hay un cierto grado de "enamoramiento" (no se me asusten los caballeros que sean amigos, por Dios:-) y participa un poco del misterio de la seducción mutua.

E. G-Máiquez dijo...

Espero que estar totalmente de acuerdo contigo no sea un ápice para la amistad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La amistad como bien dices, es poder escribir y encontrar a amigos en las entradas de un Blog.

El Africanito dijo...

Un amigo de verdad,
Es el que te dice las verdades sin arponearte, el que usa su sentido del humor para reirse contigo y no de tí, el que a pesar de no estar de acuerdo, camina en tu misma dirección, te ofrece su ayuda sin poner condiciones. El que tiene la fortuna de hallar un amigo de verdad posee un tesoro.

un apretao abrazo de amigo

José Miguel Ridao dijo...

Tu entrada me ha recordado la escena de El Libro de la Selva (la película de Disney) en que Mowgli está abatido y se le acerca una bandada de buitres, y le cantan a cuatro voces aquello de "Amistaaaaad". ¿Puede haber seres más distintos que un niño y un buitre?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga y Máster dicen algo que yo había sentido, pero no sabía expresar en palabras: esa alegría que le da a uno de estar con los amigos es muy parecida a un enamoramiento constante.

Granito, ¡menos mal que los afiliados a los partidos, al menos casi todos los afiliados que he conocido en varios partidos, opinan como tú!

Mi querido Juanma, para gustos y amigos, los colores, añado yo, para completar el refrán.

No se me había ocurrido, Juan Antonio, que una ventaja de tener amigos por las formas y no por los contenidos es que esas amistades son más duraderas. Tengo que escribir algo sobre eso.

Enrique, coincidir conmigo en la forma y el contenido es doble motivo para ser amigos. Por ahora, somos compañeros de navegacion, pero presiento que, si fuéramos galeotes y me vieses desfallecer, seguro que me ayudabas un poco a tirar del remo para que no me azote el vigilante.

Javier, ésa es una de las ventajas del blog. Se hacen muchos amigos, se reencuentran amigos y muchas veces, de Internet se pasa a la realidad.

Africanito, te cuento entre mis amigos. Siempre hemos coincidido en la alegría. Un abrazo para ti.

José Miguel, deberíamos escribir los padres blogueros un estudio acerca de nuestra cultura de dibujos animados. Te pasa como a mí: muchas veces, en vez de citar a Stendhal, recurro a Walt Disney.

Ranzzionger dijo...

En el fondo es una cierta actitud de tolerancia y respeto por el que tienes a tu lado, que sin tener que estar de acuerdo en lo que opine, puedes admirar su forma de expresarlo. Para mí la amistad es la serenidad en el intercambio de opiniones, el respeto en el desacuerdo, la solidaridad en la risa y el apoyo sincero en el dolor.
Me da a mí que sería muy fácil hacer amigos entre el anfitrión y los invitados a este blog.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Seguro que sí, Razzionger. Un abrazo

Mery dijo...

Todos los comentarios, como la entrada, son compartidos por mí, así que puedo añadir poco.

Sí me gustaría reincidir en esa especie de química que sucede con la amistad, que es como un enamoramiento hacia la otra persona. No sé si en ello tendrán que ver también las feromonas o qué, el caso es que uno se encuentra siendo amigo de personas antagónicas en muchas ocasiones.
Muy interesante sería también analizar la amistad entre personas del mismo género y personas de distinto.

Ya nos meteremos en esas honduras.
Un abrazo, estupenda reflexión la tuya, Jesús.

Rosna dijo...

La mirada de un amigo son como dos sombrillas de párpados entreabiertos que me miran cuando aún el sol no ha alcanzado el viento . Así es , nos enamoramos de los amigos , de la alegría que nos regala , saber a ahí esta y a veces pasamos Días y noches a lomos de un esperar desgastado ...pero ahí esta siempre el amigo .
Gracias por esta mágica reflexión Cotta san , hoy nos dejo mariposas que aletean entre los eliseos del pensamiento ...
Le regalo una pluma de un ala , (de ángel guardián traia brazadas de flores ...) para que acaricie las nubes como si fuera un tintero y siga escribiendo .
Rosna

Lopera in the nest dijo...

Amigo Jesús, ¿me permites una definición más prosaica?: El amigo es el ser humano con el que no tienes que tener la guardia levantada cuando hablas con él.

elpiyayo dijo...

"Dios me guarde de mis amigos que de mis enemigos me guardo yo" !Anda que es mentira!. Porque con tanto deleite, risitas y "carantoñas" a mi me la han jugado quien decia ser mi amigo, lo peor no es la cara de majara que se te queda, sino la "misantropía" que te entra o lo que es lo mismo, la "malaleche". Quien tenga muchos amigos, que les pida dinero y quien quiera saber quien es su amigo no tendrá que pedirselo. Le sobrarán dedos de una mano para contarlos.

elpiyayo dijo...

"Dios me guarde de mis amigos que de mis enemigos me guardo yo" !Anda que es mentira!. Porque con tanto deleite, risitas y "carantoñas" a mi me la han jugado quien decia ser mi amigo, lo peor no es la cara de majara que se te queda, sino la "misantropía" que te entra o lo que es lo mismo, la "malaleche". Quien tenga muchos amigos, que les pida dinero y quien quiera saber quien es su amigo no tendrá que pedirselo. Le sobrarán dedos de una mano para contarlos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mery, la cuestión de los amigos de distinto sexo también da mucho que hablar, pero me temo que es difícil despacharlo en una entrada.

Gracias, Rosna, por la pluma del ángel con brazada de flores. ¡Cómo no seguir escribiendo después del regalo que me has hecho!

Lopera, esa definición no es prosaica, es poesía pura. Y la comparto.

Piyayo, a los amigos no hay que pedirles dinero, no hay que ponerlos a prueba. Si son tus amigos, te ofrecen el dinero. Si no lo son tanto, no te lo ofrecen. Y hay que contentarse con lo que te ofrecen. Si no, uno los pierde a todos.

Jesús Beades dijo...

"una simpatía hacia la persona, una incapacidad para reducirla a su ideología". Qué buena definición. También de la Caridad. Pidámosla.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido Jesús, dicha por ti esa definición ahora me parece mucho mejor que antes. La pediré contigo.